Ingeniero hispano fue elegido para dar nombre al “maniquí lunar” de la NASA

Un ingeniero hispano fue el elegido para nombrar a un maniquí lunar de la NASA debido a que fue una pieza fundamental durante (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
  • Un ingeniero de origen hispano fue el elegido para dar nombre a un maniquí de la NASA
  • El hispano ayudó mucho a esta institución
  • Se anuncian más misiones que la NASA realizará

Washington, 29 jun (EFE News).- El apellido de Arturo Campos (1943-2004), un ingeniero mexicano-estadounidense que desempeñó un papel clave en el regreso a salvo a la Tierra de los astronautas de la misión Apollo 13, fue elegido en un concurso para dar nombre al “maniquí lunar” de la NASA que irá a finales de 2021 a bordo de la misión Artemis I.

“Nuestro regreso a la Luna es un esfuerzo global y siempre buscamos nuevas formas de involucrar al público en nuestras misiones”, dijo Brian Odom, historiador de la NASA en el Centro Marshall de Vuelo Espacial en Huntsville, Alabama. La elección “es un tributo apropiado a Campos y los datos obtenidos de Artemis I nos ayudarán a prepararnos para llevar a los astronautas, incluida la primera mujer y la primera persona de color, a la Luna, donde nos prepararemos para Marte”, añadió.

Concurso de la NASA

Manos en computadora escogiendo en el concurso de la NASA
Shutterstock

“Campos” compitió el lunes contra “Delos” en la final del certamen en el cual la NASA pidió a los usuarios de las redes sociales que votaran por su favorito. Artemis I será un vuelo no tripulado de prueba del cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS, por sus siglas en inglés) y la nave espacial Orion, antes del primer vuelo con tripulación en Artemis II.

El vencedor del concurso da su nombre al maniquí, un modelo anatómico que simula el cuerpo humano y que se suele usar en entrenamientos para rescates de emergencia, educación médica e investigación, detalla el comunicado. El maniquí de Artemis I estará equipado con dos sensores de radiación y otros sensores en el asiento para registrar la aceleración y las vibraciones durante la misión.

Se busca conocer más estrategias de protección

Shutterstock

Los datos de estos y otros sensores dentro de la nave espacial ayudarán a la NASA a entender cómo proteger mejor a los miembros de la tripulación de Artemis II y de las misiones futuras. Otros apellidos de personas que han participado en el concurso son “Rigel”, la estrella gigante en la constelación de Orión; “Duhart”, en homenaje a Irene Duhart Long, directora médica del Centro Espacial Kennedy; “Montgomery”, como homenaje a Julius Montgomery, primer afroamericano que trabajó en Cabo Cañaveral como técnico profesional, y “Wargo”, por Michael Wargo, el primer jefe científico de exploraciones de la agencia.

También compitieron otros nombres como “ACE”, que proviene de las siglas de Artemis Crew Explorer. Nacido en Laredo (Texas) en 1943 y proveniente de una familia mexicano-estadounidense, el ingeniero Campos había diseñado un plan de emergencia para desviar la energía eléctrica del módulo lunar de las misiones Apollo al sistema de equipamiento de los módulos de comando y de servicio, para, en caso necesario, dar a los astronautas energía suficiente para regresar a salvo.

Reconocimiento

Reconocimiento de la NASA al hispano
Shutterstock

Eso fue lo que el 13 de abril de 1970 necesitaron justamente los astronautas Jim Lovell, Jack Swigert y Fred Haise, atrapados en una nave espacial averiada a unos 320.000 kilómetros (unas 200.000 millas) de la Tierra. Un tanque de oxígeno de un módulo de servicio a bordo de la nave Apollo 13 se había perforado, y, como consecuencia, se había perdido el suministro normal de electricidad, luz y agua en el módulo de comando.

Pero la NASA también escogió a Campos por otros méritos, como fue su trabajo como representante del Programa para la Igualdad de Oportunidades de Empleo y Discriminación Positiva del Centro Espacial Johnson, y como miembro del Programa de Herencia Hispana de los empleados. Campos se retiró de la NASA en 1980 y continuó trabajando como asesor de ingeniería eléctrica para diferentes empresas en Houston. Falleció en 2004 de un infarto, a la edad de 66 años. “Será recordado no solamente como una figura clave para el regreso seguro del Apollo 13, sino también como un defensor de la igualdad laboral”, señaló la agencia en un comunicado anterior. EFE News

La NASA anuncia dos nuevas misiones de exploración a Venus para 2026

Gráficos de la NASA
Shutterstock

Washington, 2 jun (EFE News).- La NASA anunció este miércoles que mandará a Venus en 2026 dos misiones, Davinci y Veritas, con el fin de continuar con la exploración de este planeta, donde la agencia espacial estadounidense no ha estado en los últimos 30 años. “Estas dos misiones hermanas tienen como objetivo descubrir por qué Venus se convirtió en un mundo infernal y ofrecen a la comunidad la oportunidad de investigar un planeta en el que no hemos estado en 30 años”, aseguró en un discurso el administrador de la NASA, Bill Nelson.

Nelson explicó que la misión Davinci investigará en profundidad la atmósfera de este planeta, mientras que Veritas se centrará en la topografía de Venus. En concreto, uno de objetivos científicos de Davinci será, según la NASA, comprender el origen de la atmósfera de Venus, cómo ha evolucionado, y cómo y por qué es diferente de las atmósferas de la Tierra y Marte.

Los planes de la NASA

Shutterstock

Además, esta misión pretende proporcionar detalles sobre la tectónica y la historia volcánica del planeta y comprender la historia del agua de Venus. Por otro lado, la misión Veritas orbitará Venus y explorará a través de las oscuras nubes del planeta a través de un “poderoso” sistema de radar de última generación para crear mapas globales en 3D y un espectrómetro de infrarrojo para averiguar de qué está hecha la superficie. También medirá el campo gravitacional del planeta para determinar la estructura del interior de Venus con el objetivo de ofrecer una idea más completa sobre los procesos geológicos pasados y presentes del planeta, desde su núcleo hasta su superficie.

Davinci y Veritas forman parte de programa Discovery de la NASA, que tiene como meta brindar a los científicos la oportunidad de desarrollar misiones planetarias que profundicen sobre los misterios del sistema solar. La última misión para estudiar la superficie de Venus se remonta a 1989, cuando la NASA envió la nave espacial Magellan para estudiar la geología del planeta, aunque la tecnología de entonces “no pudo proporcionar certeza sobre el origen de muchas de las características de la superficie”, según el equipo de JPL-NASA. De acuerdo a la agencia espacial estadounidense, Venus es un planeta similar a la Tierra en tamaño, masa y composición, pero su densa atmósfera de carbono provoca una temperatura de más de 480 grados centígrados (900 Farenheit) en la superficie. EFE News

Etiquetas:
Continua artículo relacionado