Indocumentada sentenciada por muerte de niño, queda libre

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Video: Mundo Hispánico / Foto: Shutterstock
  • Indocumentada sentenciada por muerte de niño queda libre, estuvo 17 años en prisión
  • Comprueban que la tragedia fue un accidente y podría quedarse en Estados Unidos
  • La mujer, de origen mexicano, trabajaba como niñera cuando sucedieron los hechos

Tras 17 años en la cárcel, la niñera indocumentada Rosa Jiménez -que fue sentenciada por la muerte por asfixia de un niño en Texas- queda libre, dictaminan que menor murió por accidente, de acuerdo al portal de noticias de Univisión.

Los hechos sucedieron en el año de 2003 cuando la acusada estaba con su hija al cuidado de un bebé de 21 meses de edad cuando de pronto éste comenzó a tener dificultades para respirar.

Tras intentar ayudarlo, la mujer salió de la casa con él en brazos, para pedir la ayuda de algún vecino, ya que el menor parecía no reaccionar.

Imagen tomada de Twitter @noticiashouston

Sin embargo, al final el niño falleció y la presunción de la responsabilidad cayó en la hispana, quien fue detenida y posteriormente enjuiciada.

En aquél entonces la indocumentada Rosa Jiménez fue sentenciada a 99 años por la muerte del niño, sin embargo, en el proceso la mujer rodó por 6 cárceles y ya quedó libre.

Fue precisamente la jueza Karen Sage, del condado Travis, quien firmó una orden el martes para dejar en libertad bajo fianza a la niñera Rosa Jiménez.

La hispana trabajaba como niñera en Austin, Texas, pero fue sentenciada por la muerte de un niño que estaba a su cuidado en 2003. El menor murió por asfixia, tras hallársele una toallita en su garganta.

Ante la decisión de la jueza, ahora se espera un nuevo juicio, pero se estima que la indocumentada sentenciada por muerte de niño, podría permanecer en Estados Unidos de manera momentánea tras quedar libre.

La jueza dijo de manera textual sobre su decisión dejar en libertad a la mexicana: “Aquí no se cometió ningún delito… la señora es inocente”, ya que Rosa Jiménez estuvo en la cárcel 17 años.

Indocumentada muerte niño libre

Al salir de la prisión, las primeras palabras de la niñera Rosa Jiménez fueron las siguientes: “Lo que más te mata es la soledad y saber que estás adentro por un crimen que no cometiste”.

Así la jueza confirmó: “Aquí no se cometió ningún delito… la señora Jiménez es inocente. No puedo hacerle justicia hoy, pero espero poder darle el derecho inalienable del que ha sido privada por demasiado tiempo: su libertad”.

Y para dejar clara su postura la jueza agregó: “No creo que deba pasar otra noche en la cárcel si se puede evitar”.

Tres especialistas ayudaron a la determinación de la jueza, ya que tras varios estudios, dijeron que fue imposible que la niñera mexicana introdujera la toallita en la garganta del bebé.

También la ofician del condado de Travis manifestó su postura ante el caso de la niñera indocumentada que fue sentenciada por muerte de niño y luego quedó libre: “Nuestra oficina también presentó una declaración jurada de uno de los expertos originales que testificó”.

Y agregó en el comunicado: “Esta experta, luego de tener la oportunidad de revisar las declaraciones de los expertos en vías respiratorias pediátricas, dijo que su opinión original ha cambiado”.

“Nuestra oficina se unió a la defensa argumentando que, a la luz del testimonio y la declaración jurada de nuestro testigo experto, la señora Jiménez tiene derecho a un nuevo juicio porque probablemente sea inocente”, se lee en el comunicado.

Imagen tomada de Twitter @unichigaco

Archivado como: Indocumentada muerte niño libre

Sin embargo, no todos los sectores están a favor de que la indocumentada sentenciada por la muerte de un niño, quede libre.

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, manifestó su preocupación porque cree que cualquier intento de enviar “a la indocumentada Jiménez al condado Travis para un nuevo juicio podría permitir que los oficiales de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) arrebatarla en el camino”.

Pero el encierro de 17 años no fue fácil para Rosa Jiménez, la niñera acusada injustamente de la muerte del bebé, ya que ha presentado algunas secuelas.

Se ha informado que la indocumentada necesitará un trasplante, debido a que manifestó una enfermedad renal crónica en prisión.

Archivado como: Indocumentada muerte niño libre

Regresar al Inicio