El ‘impeachment’ contra Trump comenzará la semana del 8 de febrero

El segundo impeachment contra el expresidente Donald Trump comenzará la semana del 8 de febrero, dijo el líder demócrata Chuck Schumer

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Archivo MH
  • El segundo impeachment contra el expresidente Donald Trump comenzará la semana del 8 de febrero, dijo el líder demócrata Chuck Schumer
  • Schumer indicó que las acusaciones para el juicio político serán enviadas a la Cámara Alta el lunes 25 de enero
  • El juicio político contra Trump será por “incitar a la insurrección” con el asalto al Capitolio

Impeachment ocho de febrero. El segundo juicio político contra el expresidente Donald Trump por “incitar a la insurrección” con el asalto al Capitolio comenzará formalmente la semana del 8 de febrero, afirmó este viernes el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

Schumer indicó que las acusaciones para el juicio político serán enviadas a la Cámara Alta el lunes, 25 de enero, y el martes se iniciarán las cuestiones de procedimiento y los preparativos para llevarlo a cabo.

Anteriormente, el jefe de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, había pedido un retraso del comienzo del juicio político hasta mediados de febrero para permitir a la defensa de Trump prepararse.

Schumer indicó que él y McConnell seguirán negociando la duración y el formato del proceso de destitución.

“Pero no se equivoquen, el juicio se celebrará en el Senado de Estados Unidos, y habrá un voto sobre ‘condenar’ o no al presidente”, dijo el demócrata.

“Será un juicio completo, será un juicio justo”, defendió.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la progresista Nancy Pelosi, había señalado en un comunicado que estaba “atenta a la ecuanimidad del proceso” y destacó que Trump tendrá el mismo tiempo para preparar su defensa que los legisladores que actuarán de “fiscales” en el juicio político.

Este será el segundo “impeachment”, como se conoce el proceso de destitución en inglés contra Trump, que salió airoso del primero a comienzos de 2020 por sus presiones a Ucrania.

Archivado como: impeachment ocho de febrero

Trump, el primer mandatario en ser sometido a dos juicios políticos, afronta en esta ocasión el cargo de “incitar a la insurrección” por el asalto violento al Capitolio del pasado 6 de enero de una turba de sus seguidores, que dejó cinco muertos, entre ellos un policía.

Aunque el proceso no podrá resultar ya en la destitución de Trump, que abandonó la Casa Blanca el miércoles, los demócratas confían en que resulte en la inhabilitación del expresidente para ocupar futuros cargos políticos.

Según las reglas del Senado, cualquier juicio político debe empezar a las 13.00 hora local (ET) del día siguiente del momento en el que la Cámara Baja envíe a la Alta el cargo en cuestión, conocido como artículo del “impeachment”.

Sin embargo, el Senado tiene cierta flexibilidad para amoldar el calendario.

Archivado como: impeachment ocho de febrero

El desbarajuste financiero del ciudadano Trump

Cuando este miércoles el hasta ese momento presidente de Estados Unidos Donald Trump subía por última vez al Air Force One camino de su residencia de Mar a Lago, en Florida, al ritmo de la canción “YMCA” del grupo Village People, dejaba atrás cuatro años de turbulenta presidencia, para retomar los mandos de su empresa y tratar de poner orden a su desbarajuste financiero.

En los últimos meses de su primer y último mandato, la prensa local, con el New York Times a la cabeza, aireó sus problemas con el fisco, que mantiene abierta una auditoría que podría costarle 100 millones de dólares.

Ya antes de trasladar su residencia a la Casa Blanca en 2016, sus negocios, centrados en el sector inmobiliario y turístico, no vivían su mejor momento y, con la llegada de la pandemia, ambos sectores se han visto especialmente golpeados.

Según datos revelados por los medios estadounidenses, se sabe que el famoso constructor de las torres Trump debe, entre otras deudas, en torno a 285 millones de dólares por su edificio en la avenida de las Américas en Nueva York, 170 millones por el hotel Trump International, en Washington, 162 millones por un rascacielos que levantó en San Francisco y otros 125 millones por el hotel y campo de golf Trump National Coral en Miami.

Unas deudas que, según la revista Forbes, debe resolver en los próximos tres años.

En total, el empresario debe hacer frente a un agujero de en torno a 1.000 millones de dólares, que, sin embargo, para la revista Forbes no suponen que esté “arruinado”, ya que sus activos, según los cálculos de esta publicación centrada en hacer estimaciones patrimoniales de famosos y personalidades, se elevan a 3.660 millones.

Archivado como: impeachment ocho de febrero

Continua artículo relacionado