Impacto de las políticas migratorias trasciende generaciones (VIDEO)

Lucía Hernández Soto prepara las tortillas para el pozole del sábado con la delicadeza que aprendió en su pueblo. Mien­tras calienta el pollo desmenu­zado para echarle al caldo, divi­sa el maíz para añadirlo. Y por la esquina de la encimera, se asoma el aguacate que acom­pañará el almuerzo del día.

El pozole de la mexicana, que llegó procedente de Gue­rrero hace unos 20 años, es uno de los platillos que más la enorgullecen. Su preocupa­ción es que quede delicioso para sus nietos, e incluso para cualquier vecino invitado que llegue a saludar.

Pero hace un año, esa no era su preocupación. Si no, dónde iba a vivir. En qué lugar dor­mirían sus tres nietos a salvo y cómo haría frente a los retos económicos por los que atravesaba ella y los pequeños en ese momento.

Lucía Hernández, prepara pozole en su nueva cocina, algo que no podía hacer hace meses atrás. Foto: Samantha Díaz/MH

Hernández, de 60 años, siempre ha sido trabajadora, y tras décadas limpiando ca­sas en Georgia, nunca le pidió nada a nadie. Sin embargo, cuando el 5 de julio de 2017 pa­saron las horas y no supo nada de su hija de 30 años, Maribel Santander, se espantó. ↓

“Fue el 5 de julio de 2017. Ya era tarde y no sabía nada de ella. Desde que salió de la casa no supe nada, como hasta el otro día, que supe que estaba detenida. La estuve llamando al celular y no contestaba. Yo me preocupé porque no sa­bía lo que estaba pasando con ella”, narró Hernández, que es madre de otros nueve y la abuela de la familia.

No fue hasta la mañana si­guiente que Hernández pudo hablar con su hija, quien le informó que había sido dete­nida sin saber exactamente por qué, por las autoridades del condado de Barrow, una zona ubicada a unas 57 millas al noreste de Atlanta.

De acuerdo con Santander, quien llegó al país a los 12 años de la mano de su madre y es beneficiaria del Programa de Acción Diferida para los Lle­gados en la Infancia (DACA), todo comenzó cuando venía de ver una casa que pretendía rentar para ella, su madre y sus tres hijos.

Cuando regresaba del lugar, dos alguaciles de dicha locali­dad la detuvieron, le hicieron varias pruebas con el alcoholí­metro y la arrestaron alegando que estaba conduciendo bajo las influencias del alcohol.

ES TENDENCIA:

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+