ICE ha liberado a más de mil inmigrantes por tener las celdas repletas

Debido a que sus celdas están repletas, autoridades de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE en inglés) han tenido que recurrir a la medida de liberar a más de mil migrantes.

Los cientos de familias de inmigrantes centroamericanos que son liberadas por ICE han saturado albergues e iglesias en Arizona, por lo que organizaciones caritativas los alojan en hoteles a la espera de que viajen a su destino definitivo, informó la agencia de noticias Efe este sábado.

Kat Rodríguez, voluntaria que trabaja con familias inmigrantes, explicó a Efe que “ya no hay suficiente espacio” en los albergues y la necesidad de estos indocumentados “es muy grande”, por lo que optaron por hoteles para atenderlos.

Estos centros turísticos además son más “cómodos” para ellos y les ofrecen mayor seguridad y privacidad, explicó.

TE PUEDE INTERESAR: Trump anuncia fin de histórico acuerdo nuclear y Rusia responde

ICE asegura que se han visto obligados a liberar a más de mil migrantes desde inicios de este mes en ciudades como Tucson, Yuma y Phoenix pues los centros de detención temporales están completos.

Tan solo en la tarde de este viernes, ICE liberó a otros 50 inmigrantes y un grupo de 134 fue puesto en libertad el pasado miércoles.

“Esto simplemente no para, seguimos recibiendo familias”, afirmó la voluntaria.

Un total de 16,658 personas acompañadas de sus familiares cruzaron de manera irregular en septiembre la frontera sur de Estados Unidos, lo que supuso un récord histórico, según datos del diario The Washington Post, que cita estadísticas oficiales no publicadas.

A esta cifra habrá que sumar la de menores que llegan a la frontera sin la compañía de un adulto y el resto de inmigrantes indocumentados adultos que viajan solos.

Las familias migrantes se quedan en estas ciudades del sur del país un promedio de dos o tres días, mientras se ponen en contacto con sus familiares o allegados en Estados Unidos y siguen viaje hasta su destino final.

Rodríguez indicó que los hoteles han acomodado varios cuartos para dar comida, ropa, juguetes y artículos de limpieza personal a los migrantes, y se ha buscado la cooperación de médicos voluntarios que los puedan atender, especialmente a los niños.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+