ICE incrementó arrestos de inmigrantes en un 11 por ciento en 2018


El Gobierno incrementó en un 11 por ciento los arrestos de inmigrantes en el año fiscal 2018, que concluyó en septiembre, para deportarlos por residir ilegalmente en el país o por haber cometido algún crimen, informó este viernes el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés).

La agencia, que se encarga de arrestar a los inmigrantes dentro del país, detuvo exactamente a 158,581 personas en el año fiscal 2018 (entre el 1 de octubre de 2017 y el 30 de septiembre de 2018), de acuerdo a un informe que publicó hoy.

La cifra de 158,581 detenciones es la “más alta” registrada en los últimos dos años y es el número más alto desde 2014, cuando bajo el mandato del entonces presidente, Barack Obama, (2009-2017) se produjo una crisis migratoria después de la llegada a la frontera con México de miles de niños centroamericanos.

TE PUEDE INTERESAR: REPORTE: Fiscalía federal investiga gastos para la investidura de Trump

En 2017, ya bajo el Gobierno de Trump, el ICE hizo 143,470 detenciones, lo que supuso una subida del 30 por ciento con respecto a los 110,104 arrestos del año fiscal anterior.

Desde que llegó a la Casa Blanca en 2017, Trump ha aprobado mediante orden ejecutiva una serie de medidas que facilitan la deportación de inmigrantes indocumentados, incluidos aquellos que llevan décadas viviendo en el país, tienen hijos estadounidenses y han fundado negocios.

No obstante, la Administración de Trump ha dado prioridad a la deportación de los inmigrantes que tienen antecedentes penales.

MIRA TAMBIÉN: Cohen delata a Trump: “Por supuesto” que sabía del pago a mujeres

Obama también dio prioridad a ese tipo de expulsiones, pero el Ejecutivo de Trump ha adoptado una línea política más dura con declaraciones que ligan la inmigración con el crimen.

De esa forma, en su informe, el ICE señala que este año “muchos de los arrestos corresponden a inmigrantes con historias criminales que suponen riesgos significativos para la seguridad pública”.

En concreto, de los 158.581 detenidos, el 66 % había sido condenado formalmente por algún crimen, mientras que el 21 % había sido acusado de algún delito, pero no había sido enjuiciado.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+