Hombre que disparó en iglesia de Texas era conocido por los feligreses (VIDEO)

El hombre que disparó en el interior de una iglesia en Texas era conocido por los feligreses, quienes le habían regalado comida anteriormente.

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • El hombre que disparó en el interior de una iglesia en Texas era conocido por los feligreses.
  • En la congregación era conocido pues le deban comida con frecuencia.
  • El pastor aseguró a medios locales que el hombre se molestó pues no le dieron dinero.

El hombre que disparó contra los feligreses dentro de una iglesia en Texas y mató a dos personas antes de morir baleado, había visitado el templo varias veces este año y le dieron comida, pero se enfureció cuando se negaron a darle dinero, dijo el ministro.

Keith Thomas Kinnunen, de 43 años, llegó al servicio dominical con una escopeta a la iglesia West Freeway Church of Christ en la localidad de White Settlement y comenzó a disparar. En el ataque murieron los feligreses Richard White y Anton “Tony” Wallace, dijo la policía.

Los testigos dijeron que el agresor se puso barba postiza y peluca, además de vestir gorra y un abrigo largo, lo que atrajo la atención del personal de seguridad de la iglesia.

El ministro Britt Farmer dijo al diario The Christian Chronicle que reconoció a Kinnunen después de ver una foto de él sin el disfraz. “Lo ayudamos en varias ocasiones con comida”, dijo Farmer en la entrevista. “Se enojó cuando no le dimos dinero”.

Las autoridades siguen investigando el móvil del ataque. Jack Wilson, miembro de seguridad de la iglesia, mató de un disparo a Kinnunen segundos después de que comenzó el asalto.

“El único disparo claro que yo tenía era contra su cabeza, porque todavía había personas en las bancas que no se habían agachado del todo. Ese fue mi único tiro”, relató Wilson dsde su casa en Granbury.

La respuesta de Wilson y otras personas en el templo que iban armadas generaron elogios entre algunos legisladores y personas a favor del uso de armas en Texas, mientras que las autoridades locales aplaudieron las leyes de armas vigentes.

El presidente Donald Trump tuiteó sobre el tema destacando el papel de los civiles armados que frenaron al atacante. “Si no hubiera sido por el hecho de que había personas armadas dentro de la iglesia y de que fueran tan eficientes usando sus armas, el resultado habría sido catastrófico. ¡Un enorme GRACIAS para ellos!, tuiteó el mandatario el martes.

Pero otros legisladores en Texas, aunque elogiaron las acciones de los feligreses armados, hicieron un llamado a realizar una sesión especial sobre la violencia de armas en un año devastador que incluyó matanzas en El Paso, Odessa y Midland.

Policía hispano es acusado de manejar borracho en Texas

Arturo Dávalos Jr., oficial de policía en Laredo, Texas, fue detenido por sus propios compañeros acusado de manejar en estado de ebriedad.

De acuerdo con los documentos del caso, consultados por MundoHispánico en Texas, Dávalos Jr. conducía su vehículo a las 2:44 de la madrugada del domingo 29 de diciembre de 2019 por la calle McPherson Road en el noreste del Laredo cuando causó un accidente con otro vehículo casi llegando a la intersección de Shiloah Drive.

El conductor del otro vehículo pidió la presencia de las autoridades debido a que el chofer que le pegó parecía tener signos de ir manejando intoxicado por alcohol.

Una patrulla del Departamento de Policía de Laredo (LPD, por sus siglas en inglés) se presentó en el lugar para atender el reporte del incidente, que sólo dejó daños materiales en los vehículos, y descubrió que el presunto responsable era uno de sus compañeros de la corporación.

El primer patrullero que llegó al descubrir que un oficial estaba involucrado en el caso pidió que lo asistieran agentes de la División de Asuntos Internos del LPD para conducir una investigación paralela al accidente sobre las acciones del oficial Dávalos Jr.

Los documentos del caso detalla que Dávalos Jr., asignado también a labores de patrullaje en las calles, al ser cuestionado por sus compañeros presentaba claros signos de intoxicación etílica al tener el habla balbuceante y no poder sostenerse en pie por sí solo.

El patrullero realizó entonces el procedimiento de rigor del examen de sobriedad para comprobar la condición de Dávalos Jr. y el hombre falló en todas las pruebas que sus colegas le practicaron.

No les quedó de otra a los oficiales del LPD más que presentarle cargos por manejar en estado de ebriedad (DW, por sus siglas en inglés) a su compañero y quien, al momento en que sucedieron los hechos, esta en su día libre.

Al revisar el carro de Dávalos Jr., antes de ser remolcado, los agentes encontraron que en el portavasos del auto había una cerveza Budweiser de 12 onzas abierta y con signos de que estaba siendo consumida momentos antes ya que no estaba llena.

Con base a esas evidencias los patrulleros del LPD y los detectives de la División de Asuntos Internos llevaron detenido al policía Arturo Dávalos Jr. a la Cárcel del Condado de Webb acusado de dos delitos considerados menores, el DWI y manejar con un envase de alcohol abierto adentro del carro.

De acuerdo a un comunicado del LPD el policía Arturo Dávalos Jr., de 45 años, es un oficial con seis años de experiencia en la corporación y con el expediente limpio.

El agente fue puesto a labores administrativas, con goce de sueldo, mientras enfrenta su proceso legal, detalla el comunicado.

Arturo Dávalos Jr., oficial con seis años de experiencia en el Departamento de Policía de Laredo, llevaba un historial limpio hasta que fue detenido y acusado de manejar borracho luego de causar un accidente menor. (Foto: Cárcel del Condado de Webb)

Los registros criminales del Departamento de Seguridad Pública de Texas (TxDS por sus siglas en inglés), consultados por MundoHispánico, revelan que es la primera vez que Arturo Dávalos Jr, es detenido por algún delito.

El Código Penal del Estado de Texas detalla que la pena por el primer caso de DWI es es de hasta 180 días en una cárcel del condado y pagar una multa de 2,000 dólares.

Sin embargo, debido a que es su primer incidente el juez que lleve su caso puede valorar eso para imponerle una pena menor o un año de probatoria y servicio comunitario.

Al momento de escribir esta historia el policía Arturo Dávalos Jr. ya había salido de la Cárcel del Condado de Webb luego del pago de una fianza y el juez no había determinado cuándo será la primera audiencia del caso.

Dávalos Jr. no es el único policía del LPD que ha sido detenido por sus propios compañeros.

El policía Rolando Pérez, de 41 años, también fue detenido por sus colegas del LPD el jueves 19 de diciembre acusado de un cargo de asalto de violencia doméstica en contra de su pareja.

La mujer fue quien pidió la presencia de las autoridades.

Pérez, un veterano con 16 años en la corporación, fue detenido a las 11:00 de la mañana por sus compañeros del LPD que atendieron el reporte de la central de emergencias.

Al llegar a la casa de Pérez en la calle Rosco Drive su esposa les dijo que su marido acaba de agredirla de forma violenta luego de una discusión familiar.

La mujer presentaba signos evidentes de los golpes y nuevamente los policías que atendieron la llamada no tuvieron más que detener al oficial y quien, el día en que sucedieron los hechos, no estaba de servicio.

Al igual que en el caso de Dávalos Jr. el LPD decidió sacar a Pérez de sus labores como patrulleros en los calles de Laredo y lo puso en labores administrativas mientras enfrenta su proceso legal.

Luego de que Pérez fue detenido también pudo salir de la Cárcel del Condado de Webb luego del pago de una fianza. Hasta el momento de escribir esta historia su proceso continuaba en una corte criminal en Laredo.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado