Hombre de Texas ejecutado por asesinar a su esposa se disculpa

  • Un recluso de Texas se disculpó con la familia de su esposa por asesinarla en 2005 antes de que fuera ejecutado por inyección letal el miércoles.
  • John Gardner se convirtió en el primer preso ejecutado este año en Texas y los Estados Unidos.
  • “Espero que lo que haga hoy te dé paz, alegría, cierre, lo que sea necesario para perdonar. Lo siento”, fueron algunas de sus últimas palabras.

Un recluso de Texas se disculpó con la familia de su esposa por asesinarla en 2005 antes de que fuera ejecutado por inyección letal el miércoles, reseñó The Associated Press.

El recluso tenía antecedentes de violencia contra las mujeres y antes de matar a su esposa, ella temía que nunca saldría viva de su matrimonio.

John Gardner, de 64 años de edad, recibió una inyección letal en la penitenciaría estatal de Huntsville por el asesinato de Tammy Gardner en enero de 2005.

Hombre de Texas ejecutado por asesinar a esposa se disculpa con su familia

John Gardner. Foto: Departamento de Justicia Criminal de Texas vía AP.

Los fiscales dijeron que la pareja se estaba divorciando cuando Gardner irrumpió en la casa del norte de Texas de su esposa y le disparó en la cabeza mientras la mujer estaba sentada en la cama. Ella murió dos días después en un hospital local.

Cuando el director le preguntó si tenía una declaración final, Gardner, atado a la camilla de la cámara de la muerte, giró la cabeza y se disculpó varias veces con el hijo, la hija y la madre de su esposa, que miraban a través de una ventana a unos metros de distancia.

“Me gustaría pedir perdón por tu dolor”, dijo. “Espero que lo que haga hoy te dé paz, alegría, cierre, lo que sea necesario para perdonar. Lo siento. Sé que no puedes perdonarme, pero espero que algún día lo hagas”, indicó John.

Después de decirle a varios amigos que miraban a través de una ventana adyacente que los amaba, se disculpó nuevamente y agregó que no quería hablar mucho y que le pediría al alcaide que continuara con su castigo porque “tengo muchas ganas de ver al Señor Jesús.”

Poco después de que comenzara la dosis letal del poderoso sedante pentobarbital, Gardner respiró hondo tres veces y luego comenzó a roncar. En segundos, todo movimiento se detuvo. Fue declarado muerto a las 6:36 p.m. CST, 16 minutos después.

Gardner se convirtió en el primer preso ejecutado este año en Texas y Estados Unidos. Otras siete ejecuciones están programadas para los próximos meses en Texas, el estado de pena capital más activo del país.

El año pasado, 22 presos fueron ejecutados en los Estados Unidos, y nueve presos fueron ejecutados en Texas, la mayoría de los estados.

Sus abogados de apelación le habían pedido a la Corte Suprema de los Estados Unidos que interviniera, alegando que sus abogados litigantes no eran efectivos, particularmente por no presentar evidencia de que Gardner sufría de “ira por abandono”, una condición que según Gardner hace que los hombres maten a sus compañeras con fuerza excesiva cuando se enfrentan a un abandono reciente o inminente.

La Corte Suprema rechazó la petición el lunes pasado. Seth Kretzer, uno de los abogados de Gardner, dijo que estaba “profundamente entristecido” por la decisión de la Corte Suprema. Sus abogados no presentaron otras apelaciones.

“Para aquellos de nosotros que somos soldados de infantería en la larga guerra por la integridad de la convicción, la lucha continúa, la esperanza perdura y el espíritu nunca muere”, dijo Kretzer.

Hombre de Texas ejecutado

MH archivos

Archivado como: hombre de Texas ejecutado

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+