15 datos que necesitas saber sobre la historia del flan

El flan es de esos postres mágicos que hechiza a cualquiera que lo ha probado. Pero la historia del flan te causará una forma (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
El flan es uno de los postres más pedidos en todas las cocinas del mundo; su gran popularidad, así como lo sencillo de su preparación, han permitido que permanezca en el gusto de las personas desde hace varios siglos. A continuación, te presentamos algunos datos acerca del flan que quizá no conocías: su lugar de origen, las diferentes variaciones que de él han resultado y la manera en la que es preparado en el mundo ¡no te lo pierdas!

Todo comenzó en Italia

Recorriendo la historia del flan, la primera parada que debemos hacer es en la antigua Roma, donde los pobladores tuvieron a bien iniciar el proceso de domesticación de las gallinas, lo que resultó en una producción masiva de huevos. Teniendo una gran cantidad de huevos, sin saber qué hacer con ellos, los antiguos romanos decidieron utilizar las claras y las yemas para preparar nutritivos platillos, lo que finalmente derivó en la creación del flan.

Su nombre proviene del francés

Flan en una plato
Shutterstock

Aunque fueron los antiguos romanos los encargados de poner todo para que alguien creara el flan, el nombre de este alimento tiene su origen en el francés y el alemán: ¿lo sabías? El nombre “flan” proviene de la palabra francesa ‘flaon’, que a su vez deriva de la palabra alemana ‘flado’, utilizada para señalar a un objeto plano, como lo es la forma del flan cuando termina de cocinarse.

Flan en la cultura medieval

Se cree que en la cultura medieval, el flan se preparaba, principalmente, durante la época de verano; esto, porque la receta utilizada permitía que el producto final no requiriera refrigeración. Se sabe también que el flan medieval presentaba una base de harina, y que contenía una gran cantidad de huevos, lo que ayudaba a que el resultado final quedara listo en tan solo unos minutos.

Una herencia de la conquista

Shutterstock

Es innegable que el flan es una herencia europea; en el caso de México y el resto de América Latina, se trata de un legado gastronómico compartido por los primeros españoles que llegaron al continente. Estos enseñaron a los habitantes nativos a cocinar este tipo de recetas, utilizando ingredientes que eran fáciles de conseguir y que resultaban altamente accesibles económicamente.

Un alimento capaz de nutrir a toda la familia

Quizá una de las razones que incrementaron la popularidad del flan en el continente americano fue, además del sabor, por la gran cantidad de nutrientes que de este producto resultan. Con él, las familias tienen acceso a nutrientes del huevo y de la leche, que, acompañados de un poco de azúcar, proporcionan suficiente energía para realizar las actividades diarias.

¿El flan es postre o comida?

Shutterstock

No se sabe si en un inicio el flan fue pensado para ser consumido como postre, desayuno, almuerzo o cena, aunque la tendencia muestra una alta preferencia por su consumo entre comidas. Para muchas personas, es una receta reconfortante que remonta a recuerdos en familia que se han compartido de generación en generación, por lo que puede ser consumido a cualquier hora del día.

Una receta que no ha cambiado

Desde la antigua Roma hasta el día de hoy, la receta del flan parece presentar mínimas variaciones en la base de su preparación, que recurre a ingredientes como leche, huevo y azúcar. Algunas personas le agregan canela, cáscara de limón y otros ingredientes, pero la herencia gastronómica europea se ha mantenido prácticamente idéntica; sin duda, una receta que nunca pasará de moda.

Variaciones del flan

Un flan con una cuchara a lado con dulce derramado
Shutterstock

Existen varias maneras de preparar el flan; las versiones más caseras utilizan los mismos ingredientes de base, quizá variando en cantidades, pero hoy en día es posible encontrar innovaciones con todo tipo de ingredientes. Existen adaptaciones como el flan de cajeta, el flan con queso, e incluso el conocido como flan ‘imposible’, que es una mezcla de flan con pan de chocolate, ideal para servir como postre.

A baño María

Quizá uno de los datos más interesantes del flan es que su modo de preparación es, casi siempre, el baño maría. Esto tiene su razón de ser en la época en la que fue creado, ya que en ese entonces no existían los hornos como los conocemos hoy en día. Por eso, en la antigua Europa, y con la llegada de los conquistadores a América Latina, esta receta encontró un método de preparación infalible utilizando el agua como conductor de calor.

El flan en el renacimiento

Un flan en forma de pastel
Shutterstock

Los registros históricos indican que la época del renacimiento fue también un periodo de innovación en la cocina, pues fue durante esos años cuando se tuvo conocimiento de una mezcla que era batida hasta lograr una consistencia espesa. Esto representa también el inicio de otras variaciones, ya que la base podía contener rellenos dulces o salados que podían alimentar a numerosas personas en cualquier época del año.

Uno de los postres más populares

El flan se ha posicionado como uno de los postres más populares en todo el mundo, siendo disfrutado por personas de todas las edades gracias a su suave consistencia y dulzura. Es posible encontrarlos en los restaurantes más importantes y es ideal para compartir después de una cena o almuerzo importante, con un toque casero indiscutible.

Presenta una tasa anual de crecimiento constante

Una cuchara derramando un líquido dulce a un flan
Shutterstock

Uno de los datos más fascinantes del flan, además de sus leves variaciones con el paso del tiempo, es que su popularidad continúa en aumento año tras año, un indicador que no se presenta con todos los alimentos. Es tanta su popularidad, que es posible encontrarlo en restaurantes grandes y pequeños, e incluso en presentación en polvo para preparar en casa de forma más sencilla.

Consumo en casa vs. consumo en restaurante de este postre

Algunas personas prefieren preparar el flan de casa y seguir una receta específica que ha pasado de generación en generación, pero no siempre es posible acceder al flan de manera sencilla. Por eso, numerosos restaurantes se han dado a la tarea de generar nuevas recetas para atraer a los comensales con el paladar más exigente y recordarles ese sabor de hogar que tanto añoran, especialmente si se encuentran fuera de sus países de origen.

Poder económico

Shutterstock

Es innegable la popularidad del flan, pero también es importante reconocer que, gracias a ella, los negocios han expandido su oferta gastronómica, generando importantes ingresos. La preparación del flan y de todas sus variaciones se presenta también como una oportunidad de emprendimiento para los pequeños negocios, empleando ingredientes con los que es fácil obtener un retorno de inversión seguro.

¿Dónde es más popular?

Si bien no hay una estadística formal que lo confirme, los expertos creen que el flan tiene una gran popularidad en México, por encima de otros países de América Latina y Europa. Por lo general, el flan está asociado a la cultura mexicana, por lo que suele servirse en restaurantes donde predominan los platillos de esta región: ¿lo has probado? ¡Ahora se te antojará más que nunca!

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado