Hispanos testigos del tiroteo en El Paso cuentan minutos de angustia

  • Hispanos tiroteo El Paso: testigos de la masacre de Walmart en la ciudad fronteriza contaron los minutos de angustia que sufrieron el sábado: “¡Mija, estás viva!”.
  • “Fue una escena horrenda”, dijo Greg Allen, jefe de la policía de El Paso.
  • Leslie Díaz, empleada del Walmart, pudo salir con algunos clientes de la tienda mientras escuchaban las balas.

Luego de que el tiroteo ocurrido la tarde del sábado en una tienda Walmart de la ciudad fronteriza de El Paso, Texas, dejara 20 muertos y 26 heridos, testigos de la masacre contaron los minutos de angustia que sufrieron.

Tabitha Estrada, de 19 años, estaba en una tienda ‘outlet’ de suplementos y vitaminas GNC cercana al Walmart del centro comercial Cielo Vista Mall cuando escuchó a los clientes gritar y salir mientras el pistolero abría fuego, reportó el diario local El Paso Times.

Estrada dijo que se metió en un cuarto que tenía puerta con seguro. Minutos más tarde, escuchó a la policía decir: “¡Salgan con las manos arriba!”.

Una hora después de permanecer escondida, Estrada pudo reencontrarse con su madre, Rebeca Rivas, de 40 años, en la intersección de Viscount Boulevard y Sunmount Drive. Ambas se fundieron en un abrazo y permanecieron así por un rato.

“¡Mija, estás viva!”, dijo Rivas.

Leslie Díaz, de 25 años y empleada del Walmart que se tiñó de sangre, comenzó su jornada de trabajo ese día a las 7:45 de la mañana. La tienda suele estar llena a esa hora, pues recibe clientes tanto de El Paso como de Chihuahua, en el lado mexicano. Díaz dijo que estaba ayudando a unos clientes en el área de las cajas registradoras cuando escuchó muchos y grandes “pops” acercándose y volviéndose cada vez más ruidosos.

Dijo que de inmediato miró a sus compañeros de trabajo, agarró a varios clientes y los llevó afuera de la tienda mientras otros comenzaban a correr y a gritar hacia la salida.

Hispanos tiroteo El Paso: Recuento de la tragedia

Un joven armado mató el sábado a 20 personas e hirió a más de dos docenas al disparar sobre la gente en una zona comercial de El Paso, Texas, donde había hasta 3,000 personas en la bulliciosa temporada previa al inicio del año escolar.

Las autoridades investigaban la posibilidad de que se tratara de un crimen de odio, trabajando para confirmar si una diatriba racista y antiinmigrante subida a internet poco antes era obra del hombre detenido por el ataque en la ciudad fronteriza, de 680,000 habitantes.

Archivado como: hispanos tiroteo El Paso

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+