Alertan que los hispanos subestiman el impacto del COVID-19

  • Alertan que los hispanos están subestimando el impacto del coronavirus
  • Muchas personas aun creen que el coronavirus es un mito
  • Otros no toman las medidas adecuadas de seguridad y hasta terminan en terapia intensiva

 

Desde la sala de emergencia de los hospitales estadounidenses surge una preocupación: los hispanos han estado subestimando el impacto del COVID-19.

Los intérpretes médicos, que trabajan en la primera línea de batalla, hacen un llamado a la comunidad para que tomen conciencia sobre la gravedad de esta pandemia.

Así lo advirtieron Diana Ptacek y Angélica Brito, quienes tienen 4 y 7 años de experiencia respectivamente trabajando en hospitales como traductoras latinas.

Mientras se encontraban en la sala de emergencia de un hospital en Atlanta, conversamos con ellas sobre el impacto del coronavirus.

¿Por qué es importante hacer un llamado a los latinos en estos momentos?

En estos últimos días hemos visto un aumento tremendo de los casos graves de pacientes que presentan síntomas del coronavirus y hemos notado que esos pacientes nos dan información errónea, nos comentan que no conocían cierta información o que básicamente están mal informados.

¿Los latinos no lo ven cómo algo grave o no están tomando las medidas de precaución?

Hay varias situaciones. En primera, mucha gente nos ha preguntado ¿creen que el coronovirus es valgo verdaderos? ¿eso sí existe? Pareciera que en la comunidad hispana sigue corriendo el rumor de que el coronavirus no existe, lo cual es bastante serio porque si la gente cree que esto no existe, quiere decir que no se están protegiendo porque creen que esto es un mito o que es algo falso.

Lo otro es que la gente ignora qué tan rápido se pude contagiar y una vez contagiado de una enfermedad simple, qué tan rápido se puede volver algo serio. Entonces la gente no lo cree y dice ‘voy a seguir mi vida normal’.

¿Los doctores también están preocupados?

Sí, muchos especialistas nos preguntan por qué llegan tantos hispanos que siguen trabajando, se siguen juntando con la familia, van a la iglesia y luego vienen con síntomas muy graves de Covid-19 en donde a veces hay que llevarlos directamente a terapia intensiva y eso nos habla de que las personas no han tomado las precauciones.

¿Que casos han llamado su atención?

Casos de familiares que vienen de otro estado a visitar a la familia y estas personas pensaban que estaban sanos porque no presentaban síntomas, pero estaban contagiadas y terminamos con hasta 4 miembros de la misma familia en la emergencia. Familiares que vienen en avión muchas veces y así ponen en peligro no solo a la familia a la que vienen a visitar sino también a las personas con las que viajan. Uno puede ver cómo el virus se propaga tan rápido.

Es preocupante ver que la comunidad crea que no es algo serio o que son inmunes a esto. Justo en esta situación, en que no están trabajando y que piensan: ¿qué mejor que reunirme con la familia o hacer una fiesta? y no es momento para reunirse porque es muy fácil contagiarse.

Lo mismo ocurrió con feligreses de diferentes iglesias, que hasta que el gobierno decretó que no se debía, las iglesias seguían congregando gente para oración. Inclusive a la fecha he escuchado de algunas personas que aunque la iglesia esté cerrada sigue asistiendo a grupos de oración en las casas de algunos feligreses.

El hecho de que alguien no se vea enfermo, no quiere decir que no esté contagiado y que no pueda contagiar a otro.

¿Qué comunidad es la más afectada?

Hemos recibido pacientes de todas las razas o etnias. La comunidad que tienen menos recursos y menos información es la comunidad que a veces acaba siendo la más golpeada. Además, si se minimiza su importancia, entonces aparecen más pacientes contagiados.

¿Qué consejos le dan ustedes a la comunidad para protegerse del coronavirus?

  • Primero, que tomemos esta situación en serio.
  • Luego, que sigamos las indicaciones de quedarse en casa. Claro que tienen que salir a comprar sus alimentos y tal vez hacer algo primordial, pero si no quédate en tu casa.
  • También tener una extrema higiene de las manos. Enseñar a nuestros niños a lavarse frecuentemente. Hacerlo de la forma correcta, entre los dedos, el dorso de la mano y hacerlo constantemente, aunque esté en la casa y mucho más si sales.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+