Hispanos ejecutados: revelan quiénes son los próximos en recibir la inyección letal

  • Hispanos ejecutados: revelan quiénes son los próximos hispanos en recibir la inyección letal y quiénes fueron los últimos en recibirla
  • Fueron hallados culpables de los crímenes más atroces que muchos puedan imaginarse
  • En uno de los casos, salió México a defenderlo y condenó lo que hizo Estados Unidos

En lo que va de 2019, ningún hispano en el llamado corredor de la muerte ha sido ejecutado, aunque se tienen en calendario la fecha de ejecución de dos hombres latinos: la de Mark Anthony Soliz para el próximo 10 de septiembre y la de Rubén Gutiérrez, el 30 de octubre, según el Death Penalty Information Center.

FOTO #1: MARK ANTHONY SOLIZ, EL ASESINO DE UN REPARTIDOR DE CERVEZAS HISPANO

Departamento de Justicia Criminal de Texas

Mark Anthony Soliz es el primer reo hispano en Texas en ser informado este año que será ejecutado como castigo por sus crímenes. Su fecha de ejecución fue fijada para el próximo 10 de septiembre.

Soliz, de 37 años, fue condenado por el asesinato a balazos de Nancy Hatch Weatherly, de 61 años, a quien mató en su casa de Godley, un pueblo ganadero al sureste del área metropolitana de Dallas, el 29 de junio de 2010.

De acuerdo a los documentos del caso, consultados por MundoHispánico, el 29 de junio de 2010 Soliz, junto a un cómplice de nombre José Claremont Ramos, Jr., asaltaron primero al repartidor de cerveza Rubén Martínez en el estacionamiento de una tienda de conveniencia en la ciudad de Fort Worth para, según ellos, robarle las ganancias del día.

Los hombres lo mataron con pistolas .9 milímetros. Al momento de morir, Martínez estaba a punto de ser padre de su primer hijo pues su esposa estaba embarazada. A Martínez solo le quitaron 10 dólares pues su trabajo se limitaba a repartir la cerveza y no a cobrar por los pedidos.

Durante el juicio al acusado, una mujer, de quien los documentos no revelan su nombre por su seguridad, testificó ser exnovia de Soliz y contó que el hombre le narró cómo mientras Nancy Hatch Weatherly estaba en el piso herida veía cómo los dos sujetos saqueaban su casa y les imploró que no se robaran una caja con joyas que le había regalado su madre.

La testigo aseguró que Soliz le contó qué le dijo a la víctima, “pues vete con tu madre”, antes de dispararle por segunda vez e irse de la casa.

[trend video=”434539″ player=”14557″ title=”Quinceera Samantha Garca”]

FOTO #2: RUBÉN GUTIÉRREZ, EL ASESINO DE LAS CASAS RODANTES

Sylvia Obén/Archivo MH

A Rubén Gutiérrez se le condenó por asesinar en el 1998 a Escolástica Harrison, de 85 años, administradora de casas rodantes en Brownsville.

Según el Departamento de Justicia Criminal del estado de Texas, a Harrison no le gustaba usar los bancos para guardar su dinero y tenía alrededor de 600 mil dólares en efectivo en maletas. Gutiérrez junto con Pedro García y Gracia Garza entraron a la oficina de Harrison para robar el dinero llevándose alrededor de 56 mil dólares tras apuñalar a la víctima en 13 ocasiones con un destornillador, dicen los documentos oficiales del caso.

Resultados de la autopsia indicaron que la víctima sufrió fracturas en el pómulo y sufrió daños cerebrales lo que causó su muerte<

“Espero que me dejen probar con mi ADN que soy inocente”, dijo el convicto en exclusiva a MundoHispánico.

[trend video=”432547″ player=”14557″ title=”Qu tenemos que hacer para tener nuestro carro listo para el verano “]

Sin embargo, los últimos tres latinos que murieron tras ser sometidos a la inyección letal tenían programadas sus fechas de ejecución en 2018. Todas sus ejecuciones ocurrieron en Texas.

FOTO #3: JOSEPH GARCÍA, UNO DE “LOS SIETE DE TEXAS”

reo hispano

Texas Department of Criminal Justice

El estado de Texas ejecutó el 5 de diciembre de 2018 a Joseph García, uno los siete reos conocidos como “Los siete de Texas” que en el 2000 protagonizaron una sonada fuga durante la que mataron a un policía, crimen por el que fueron condenados a muerte.

A García, hispano de 47 años, lo declararon muerto a las 6:43 de la tarde, hora local, tras recibir una inyección letal en la prisión de Huntsville, cercana a Houston, según notificó el Departamento de Justicia Criminal de Texas.

Sus últimas palabras fueron: “Padre celestial, perdónalos porque no saben lo que hacen”.

García había cumplido apenas cuatro años de una condena de medio siglo por un asesinato que cometió en 1996 cuando decidió unirse a otros seis presos y fugarse de la prisión de máxima seguridad Connally Unit, al sur de San Antonio (Texas).

[trend video=”433940″ player=”14557″ title=”Crnica pronto todo lo se que mueva ser un agente de ICE “]

FOTO #4: ROBERTO RAMOS MORENO, EL QUE PROVOCÓ LA CONDENA DE MÉXICO

Departamento de Justicia Criminal de Texas

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México condenó y protestó la ejecución del mexicano Roberto Ramos Moreno sucedida el 14 de noviembre de 2018 en Texas luego de que la Corte de Texas y la Suprema Corte de los Estados Unidos se negaran a emitir una suspensión de la ejecución.

Mediante un comunicado, la SRE informó que Ramos Moreno es el sexto mexicano ejecutado en franca violación al fallo emitido por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en el caso Avena, el 31 de marzo de 2004.

“El Gobierno de México expresa su más enérgica protesta por el incumplimiento de Estados Unidos al fallo, conforme al cual ese país estaba obligado a revisar y reconsiderar el veredicto de culpabilidad y la sentencia impuesta al connacional”, apuntó la nota.

En sus últimas palabras, Moreno Ramos agradeció a la diplomacia mexicana la “lucha” contra su condena a muerte, “merecida o no”.

Moreno Ramos fue condenado a muerte en 1993 por asesinar a martillazos un año antes a su entonces esposa – Leticia – y a sus dos hijos menores: Abigail, de 7 años, y Jonathan, de 3, para casarse con otra mujer tres días después.

Los mató el 7 de febrero de 1992 y durante cerca de dos meses evadió preguntas sobre su paradero de sus familiares, a los que aseguró que habían muerto en un accidente de tráfico del que no ofreció más detalles.

[trend video=”434472″ player=”14557″ title=”NASCAR Resumen Chicago 2019″]

FOTO #5: JUAN CASTILLO, EL QUE USÓ A SU NOVIA COMO ANZUELO PARA SU VÍCTIMA

Archivo MH

Texas ejecutó el 16 de mayo de 2018 a Juan Castillo, un hombre que en 2003 utilizó a su novia como anzuelo para seducir a su víctima, un joven al que pretendía robar pero que terminó asesinando.

A Castillo, hispano de 37 años, lo declararon muerto a las 6:43 de la tarde, hora local, tras recibir una inyección letal en la prisión de Huntsville (cercana a Houston), según notificó el Departamento de Justicia Criminal de Texas.

Sus últimas palabras fueron: “A todos los que han estado ahí para mí, saben quienes son. Los quiero a todos. Nos vemos al otro lado”.

A Castillo lo condenaron a muerte por asesinar en diciembre de 2003 en San Antonio al joven Tommy García, un crimen que cometió junto a tres cómplices, entre ellos su novia de entonces.

Con información de la agencia Efe y Archivo MundoHispánico.

[trend video=”434730″ player=”14557″ title=”Conductor hispano pide a gritos que lo maten”]