Caso de hispano a quien Trump acusó de 4 asesinatos sigue sin esclarecerse


Una comunidad de Nevada sacudida por los asesinatos de cuatro personas en las últimas dos semanas agradece que el sospechoso, un hispano indocumentado, esté tras las rejas, pero el motivo de los crímenes sigue siendo desconocido.

El caso se ha visto envuelto en el debate sobre inmigración, luego de que el presidente Donald Trump aprovechara los asesinatos como prueba de la necesidad de su propuesta de un muro fronterizo entre México y Estados Unidos, después de que las autoridades dijeran que el sospechoso es un hombre de 19 años de El Salvador que estaba indocumentado en el país, reportó AP.

El hispano Wilbur Ernesto Martínez-Guzmán, de El Salvador, ha estado encarcelado en Carson City desde el sábado por posesión de bienes robados, robo y delitos migratorios. Las autoridades prevén presentarle cargos por las cuatro muertes ocurridas en Gardnerville.

TE PUEDE INTERESAR: Corte Suprema decide no intervenir en la disputa sobre DACA

El jefe de policía de Carson City, Ken Furlong, dijo que las autoridades federales de inmigración informaron a su oficina que Martínez estaba en el país sin autorización. El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) no tenía detalles sobre cómo logró entrar a Estados Unidos.

Hispano

La investigación está en curso, indicó la policía, y era muy pronto para comentar sobre el móvil de los asesinatos presuntamente cometidos por el hispano, quien no tiene todavía un abogado que comente sobre su situación judicial, apuntó Furlong.

TE PUEDE INTERESAR: Polémica por arresto de ICE a indocumentado en una corte de Boston

Los investigadores que habían estado siguiendo a Martínez-Guzmán lo consideraron “una amenaza inminente” cuando lo arrestaron el sábado por la tarde en el estacionamiento de un centro comercial.

“Era un riesgo demasiado grande para el público no hacer el arresto”, enfatizó.

Los detectives habían visto a Martínez-Guzmán ir a un car wash y a contenedores de basura, algo que preocupó a las autoridades porque podría intentar deshacerse de pruebas relacionadas con los asesinatos. No tenía arma cuando los oficiales lo esposaron, detalló el sheriff.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+