Adolescente hispano de Texas cae por un asesinato a balazos

  • Carlos Julián Contreras, de 17 años, asesinó a otro muchacho con el que presuntamente tuvo diferencias debido a un negocio criminal en el que ambos andaban, aseguran las autoridades.
  • El acusado es hijo de Roy Contreras el jefe del Departamento de Bomberos del Álamo una pequeña ciudad en el sureste de Texas y ya casi en la frontera con México.
  • Contreras tiene un arresto previo apenas en septiembre de 2019 por posesión de marihuana, oxicodona un derivado de la heroína y portación ilegal de un arma de fuego.

El adolescente hispano Carlos Julián Contreras fue acusado de ser el responsable del asesinato a balazos de otro muchacho en Texas.

De acuerdo a los documentos del caso, Carlos Julián Contreras, de 17 años, es hijo de Roy Contreras, el jefe del Departamento de Bomberos de Álamo (AFD, por sus siglas en inglés), una pequeña ciudad en el sureste de Texas, en el condado de Hidalgo, en donde sucedieron los hechos, ya casi en la frontera con México.

Hasta el momento de escribir esta historia, el jefe Roy Contreras no había respondido a la solicitud de MundoHispánico en Houston a declarar sobre el arresto de su hijo y la acusación de asesinato.

Asesinato en Texas

Los documentos del caso detallan que el martes 14 de enero a las 5:47 de la tarde un empleado agrícola que trabajaba en un terreno que se usa para sembrar caña de azúcar cerca de la calle Valley View Road encontró el cadáver de un muchacho muerto a balazos. Enseguida le avisó a su patrón, quien a su vez llamó al número de emergencias del Condado de Hidalgo.

Lo que más sorprendió a la División de Homicidios de la Oficina del Alguacil del Condado de Hidalgo (HCSO, por sus siglas en inglés) al llegar a la escena fue que el cadáver que encontraron, debido a la temperatura corporal, no tenía más de una hora de haber sido asesinado.

En sus primeras pesquisas los agentes descubrieron rodadas de un auto, posiblemente una camioneta y que acaba de dejar sus marcas sobre el terreno.

Esparcidos alrededor del cuerpo también había varios casquillos de un arma de fuego de calibre .40 milímetros.

Primeras pistas

Al investigar al occiso, los agentes lo identificaron como Genaro Isaiah Castillo, de 19 años, quien era conocido por otros muchachos de la zona por su apodo de ‘Izzy’ y por ser además un acosador que le gustaba molestar a otros chicos.

Esa fue la primera pista que llevó a dar con el presunto asesino.

Los agentes descubrieron que la fama de ‘Izzy’ como acosador y violento era tal que otros adolescentes le tenían mucho miedo.

Varios muchachos coincidieron en señalar a las autoridades que el joven, en los días previos a su muerte, había tenido muchos problemas con otro chico llamado Carlos y quien conducía una camioneta Ford F-150 color blanco. Esa fue la segunda pista.

Después de un día más de pesquisas, los agentes identificaron plenamente a Carlos como Carlos Julián Contreras y fueron a su casa para interrogarlo aunque sin acusarlo hasta la tarde del miércoles del 15 de enero.

Al llegar a la casa de Contreras, los agentes lo encontraron sentado en su camioneta Ford que coincidía con la que los otros muchachos habían descrito.

Carlos Julián, de 17 años, es acusado de matar a otro muchacho debido a una presunta disputa por una actividad ilegal en la que los dos estaban involucrados, según las autoridades. (Foto: Oficina del Alguacil del Condado de Hidalgo)

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+