Hispano testificará contra sus cómplices para librarse de la pena de muerte (FOTOS)

  • Pena de muerte: Adrián Olivarez hizo un pacto con la Fiscalía del condado de Nueces en Corpus Christi para evitar ser acusado de homicidio capital por la muerte de una pareja hispana.
  • En intercambio el hombre deberá declarar como testigo principal en los juicios a sus cinco presuntos cómplices, quienes sí podrían ser condenados a morir como castigo por el delito ocurrido el año pasado.
  • Los acusados robaron cientos de miles de dólares y drogas en un atraco que fue organizado presuntamente por un familiar de la pareja asesinada.

Adrián Olivarez aceptó su culpabilidad en un asesinato y se libró de la pena de muerte en Texas. Ahora, el hispano es el testigo principal en contra de sus cómplices en el homicidio de una pareja latina de Corpus Christi.

Olivarez, de 48 años, originalmente estaba acusado de homicidio capital por la muerte de los esposos Miriam y Arturo López ocurrida en abril de 2018, cuando un grupo de hombres entraron a su casa para robarlos y matarlos. Olivarez iba en el grupo. El cerebro de la operación fue un familiar de la pareja.

Los documentos del caso, consultados por MundoHispánico, revelan que Olivarez negoció el jueves 3 de octubre con la Fiscalía del condado de Nueces, la cual le ofreció en intercambio que al aceptar su responsabilidad en el homicidio ellos lo libran de la acusación más grave que lo hubiera mandado a la pena de muerte.

Ahora, con el cargo de homicidio simple, solo podría pasar algunos años en prisión a consideración del juez. Los fiscales remarcaron que el trato solo es válido siempre y cuando declare en contra de sus cómplices, que están acusados de homicidio capital.

La tragedia y sus detalles ha causado una gran conmoción a la comunidad hispana del sureste de Texas.

En los documentos legales se revela toda la trágica historia que comenzó el 2 de abril de 2018 a la 1:40 de la madrugada, cuando el centro de emergencias de la Oficina del Alguacil del Condado de Nueces (NCSO, por sus siglas en inglés) recibió una llamada que reportaba un aparente homicidio suicidio de una pareja hispana en el 2500 Balchuck Lane en el lujoso vecindario de London Estates. La hija de la pareja fue quien llamó a las autoridades en un estado de conmoción y miedo.

En la casa los agentes encontraron a los residentes de Arturo López, de 39 años, y su esposa Miriam López, de 38 años, muertos a balazos. La puerta trasera de la casa estaba abierta y los vidrios de la ventana rotos. De inmediato descartaron la hipótesis del homicidio suicidio.

En el domicilio hacía falta dinero en efectivo, joyas y, según se supo después, drogas. Arturo estaba tirado en el piso de la recámara principal y Miriam tendida sobre la cama. Los casquillos estaban repartidos por todo el cuarto y había señales de una pelea.

La División de Homicidios del NCSO pidió la ayuda en la investigación de los Texas Rangers y 18 días después con base a pruebas forenses, testigos, huellas dactilares, imágenes en video de las cámaras de seguridad y otras evidencias las autoridades arrestaron de forma separada a Robert Ángel López Jr., Trebor Campbell Wheeler, Jordan Gosson, Ismael Castillo, Adrián Olivarez y Ausencio Acosta Jr.,este último primo de la víctima.

Todos fueron acusados de homicidio capital y robo entre otros delitos.

Miriam y Arturo López fueron asesinados a balazos en la recámara principal de su casa en un exclusivo fraccionamiento de Corpus Christi. En su casa estaban sus dos hijos quienes se escondieron cuando los hombres armados, con máscaras, irrumpieron en la casa. (Foto: Cortesía de la familia López)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Archivada como: Se libra de muerte

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+