Hispano se hacía pasar como conductor de Uber y Lyft para abusar de mujeres

  • Un hombre de origen hispano fue sentenciado de 29 años a cadena perpetua por hacerse pasar por conductor de Uber y Lyft para atacar sexualmente a mujeres en Los Ángeles.
  • Usaba el vehículo para recoger a mujeres alcoholizadas afuera de bares y centros nocturnos
  • Las trasladaba a lugares donde pudiera abusar de ellas sexualmente

Un hombre de origen hispano fue sentenciado de 29 años a cadena perpetua por hacerse pasar por conductor de Uber y Lyft para atacar sexualmente a mujeres en Los Ángeles.

Es por eso que si se acude a un centro nocturno, bar o club, y al concluir la estancia se gestiona un vehículo en alguna plataforma digital de transporte, los sentidos de la usuaria deben agudizarse para evitar confusiones que puedan resultar fatales al abordar un vehículo que no es del servicio y que en realidad puede  ser conducido por un depredador sexual cuyo único propósito es aprovecharse del desconcierto para agredir a su víctima.

Estos sujetos rondan por establecimientos de esa clase para atentar en horas de noche o la madrugada contra mujeres que aguardan la llegada del servicio que solicitaron por medio de sus dispositivos, y quienes, inadvertidamente, han abordado el vehículo de un extraño que les ha sorprendido presentándose como un conductor de alguna plataforma digital cuando en realidad no laboran en esas empresas.

Esto ocurrió en el caso de Carlos Omar Pichinte, un hispano de 42 años de edad que se hacía pasar como conductor de Uber y Lyft para cometer agresiones sexuales contra mujeres en el oeste de Los Ángeles.

Pichinte fue sentenciado de 29 años de prisión a cadena perpetua, según anunció la Oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Los Ángeles.

 

Hispano se hacía pasar como conductor de Uber y Lyft para abusar de mujeres

Departamento de Policía de Los Ángeles

 

Pichinte fingió ser conductor de las plataformas digitales de vehículos de transporte para perpetrar sus delitos en cuatro ocasiones contra mujeres en Beverly Hills y West Hollywood.

La fiscal adjunta de Distrito, Karen Montoya, preciso que el sujeto no presentó ninguna disputa el 17 de septiembre por dos cargos de asalto con la intención de cometer un asalto sexual y un cargo de violación forzada.

Las agresiones sexuales ocurrieron en octubre de 2016 y en marzo, abril y mayo de 2017.

Pichinte abordó a sus víctimas en un Kia con cristales ahumados y calcomanías de viaje compartido, para conducirlas a otro lugar donde pudiera agredirlas sexualmente, detalló la fiscalía.

El caso fue investigado por tres departamentos policíacos: el Departamento de Policía de Beverly Hills, el de Los Ángeles y el del Sheriff del Condado de Los Ángeles.

 

 

Depredadores sexuales como Pichinte han hallado en las plataformas digitales un método para cometer sus delitos al merodear afuera de clubes nocturnos o sitios de esparcimiento para abordar a sus víctimas fingiendo ser conductores del servicio que la usuaria ha solicitado digitalmente.

El periódico Los Ángeles Times ha descrito en una nota el caso de Pichinte y de otro delincuente sexual también hispano identificado como Nicolás Morales, de 44 años de edad.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+