Hispano vivió el racismo en carne propia, pero cumplió su mayor deseo

blank
blank

  • Este hispano vivió en carne propia el racismo.
  • Más de una vez le tocó caminar más de dos horas hasta casa de su familia.
  • Nunca dudó en alcanzar sus metas.

El hispano Arquimido Carrasquel llegó a Estados Unidos en el 2000 motivado por la situación socioeconómica de su país.

Carrasquel es originario de Venezuela, donde trabajó en una de las compañías de contabilidad más grandes del mundo.

Debido a que tenía familia en Atlanta, decidió llegar a esta ciudad donde comenzó a estudiar ingles con el firme propósito de que con el dominio del idioma se le haría mucho más fácil triunfar en Estados Unidos.

Mientras estudiaba inglés en las mañanas, un chico lo invitó a trabajar de noche limpiando la cocina de un restaurante de pollo frito.

Carrasquel recuerda que más de una vez le tocó caminar más de dos horas hasta la casa de sus cuñados tras perder el último autobús por un algún retraso en el trabajo.

blank

Foto: MH

En ese trabajo, dice, conoció de cerca el racismo hacia los hispanos.

“Yo trabajaba con una joven mexicana. Un día se le trabó un equipo y yo traté de ayudarla. Al ver que no podía solucionar el problema, llamé al mánager para explicarle lo que estaba pasando.  Él lo que hizo fue insultarla hasta que se cansó y luego comenzó a insultarme a mí”, recordó el venezolano.

El hispano ese día se arrancó su delantal y se fue del trabajo sin ni siquiera ir buscar su último pago.

Poco después, el abogado que le estaba realizando su extensión de visa lo recomendó con un contador conocido para ver si estaba interesado en contratarlo.

Al tener el número del contador, Carrasquel lo llamó más de 17 veces hasta que le atendió el teléfono y coordinaron una entrevista de trabajo. Así obtuvo el empleo de forma casi inmediata.

“Me convertí en una máquina de hacer contabilidad, me entregaban una compañía hoy y mañana la terminaba”

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank