Le dijo a hispano “odio a los mexicanos” y lo mandó al hospital (FOTO)

 

Cuando la familia López ve a su hijo Luis Gustavo en el hospital, con un golpe que le destrozó el pómulo y la cuenca del ojo, culpan al presidente Trump.

Y es que aseguran que desde que el republicano asumió el poder, los ataques de odio hacia los inmigrantes han aumentado y para muestra lo que le pasó a su hijo en una ciudad anteriormente tranquila, como Salt Lake City.

Porque aunque la policía no consideró el ataque como un crimen de odio, la familia López no puede verlo de otra forma, de acuerdo con el diario local The Salt Lake Tribune.

 

TE PUEDE INTERESAR: ¿Gracias a los frijoles? Migrante hondureña sí cruzó a los EE.UU. (VIDEOS)

 

Luis Gustavo López, de 18 años de edad, supuestamente fue atacado con una barra de metal por Alan Dale Covington, de 50 años, en la tienda de llantas de su papá José.

El hombre estadounidense llegó diciendo “odio a los mexicanos” y mientras Luis Gustavo trataba de esquivar sus duros golpes, le repetía “yo odio a los mexicanos” y al mismo tiempo le preguntaba: “¿Eres parte de la mafia mexicana?”.

Cuando su padre José, dueño de López Tires, salió a defenderlo, alcanzó a escuchar “estoy aquí para matar a un mexicano”, lo que afortunadamente no logró.

 

RELACIONADO: Rescatan a 106 inmigrantes en operación conjunta entre EE.UU. y México

 

José López también recibió un golpe en el brazo y en la espalda por parte de Convington, pero su hijo se llevó la peor parte.

A pesar de Covington huyó de la escena, la policía logró capturarlo horas más tarde.

De acuerdo con el diario “The Salt Lake Tribune”, José estaba calentando una sopa cuando escuchó gritar a su hijo, quien era amenazado por Covington con un tubo, al tiempo que gritaba frases como “¡Yo odio a los mexicanos!”, “¡estoy aquí para matar a mexicanos!”.

El hombre golpeó hasta dejar inconsciente a Luis Gustavo, quien se encuentra en el hospital. Su padre recibió golpes en la espalda y un brazo; el ataque terminó cuando el hermano de José intervino y llamó a la policía.

El diario agregó que los cargos contra Covington son por agresión, pero no se incluyó el agravante de crimen de odio. Según el detective de la policía local, Greg Wilking, el agresor “parecía estar” bajo la influencia de drogas y tener “problemas mentales” que “nublaron su juicio”.

Verónica, también hija de José, fue quien relató la historia a The Salt Lake Tribune y dijo que su familia se siente blanco de este tipo de ataques, que han aumentado desde que el presidente Donald Trump llegó a la Casa Blanca.

Luis Gustavo se encuentra en terapia intensiva por los golpes recibidos en la cara que le rompieron un pómulo y la cuenca del ojo, por lo que le tuvieron que poner una placa de titanio, según información del diario “The Hill”.

 

“No se sabe por qué hizo eso, por qué entró allí”, dijo el agente Jess Perea, y señaló que el caso está siendo investigado.

El detective de la policía de Salt Lake City, Greg Wilking, dijo el viernes que ahora parece que el hombre estaba bajo la influencia de drogas durante el ataque y que tuvo “algunos problemas de salud mental” que “enturbiaron su juicio”.

 

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+