Hispano John Alvarado recibe dura condena por la muerte de una madre de familia (FOTOS)

John Alvarado fue sentenciado a 30 años de cárcel por haber matado a una madre de familia cuando conducía en estado de ebriedad. Texas

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Dura condena: John Alvarado fue sentenciado a 30 años de cárcel por haber matado a Brenda Rodríguez, madre de familia, cuando causó un accidente al conducir en estado de ebriedad.
  • La juez que lo condenó tomó su decisión debido a que el acusado dejó huérfanos a cinco niños, dos de ellos con su madre cuando ocurrió el accidente y quienes también sufrieron lesiones.
  • Por el accidente Alvarado pudo salir bajo fianza pero seis meses después de la muerte de la mujer lo volvieron a detener con un cargamento de 10 libras de marihuana en Corpus Christi, Texas.

Texas. John Alvarado fue sentenciado a 30 años de cárcel por haber matado a una madre de familia cuando conducía en estado de ebriedad.

Alvarado, de 27 años de edad, fue sentenciado por la juez Sandra Watts de la Corte Criminal 117 de Distrito en el Condado de Nueces por ser el responsable de la muerte de Brenda Rodríguez, de 41 años al momento de morir, y de herir de gravedad a sus dos hijos en un aparatoso accidente que ocurrió hace dos años en Corpus Christi, Texas, una ciudad costera y además popular destino turístico frente al Golfo de México.

La juez Watts emitió la máxima sentencia John Andrew Alvarado, su nombre completo, el lunes 25 de noviembre y tomó en cuenta para su decisión, según consta en los documentos legales del caso consultados por MundoHispánico, que el hombre al manejar borracho dejó huérfanos a los cinco niños hijos de a mujer.

De acuerdo al reporte que hizo el Departamento de Policía de Corpus Christi (LPD, por sus siglas en inglés) en la noche del miércoles 27 de diciembre Alvarado manejaba su auto a 120 millas por hora frente al 3700 Saratoga Boulevard, en el suroeste del área metropolitana, cuando perdió el control de su vehículo y se impactó con un auto que iba enfrente.

En el auto viajaba Rodríguez con dos de sus cinco hijos. La mujer volvía a su casa luego de haber ido a comprar hamburguesas para su familia en un Whataburger cercano, una popular cadena de comida rápida en Texas.

Fue tan fuerte el impacto del auto por detrás que la mujer murió ahí mismo debido a los golpes que sufrió al sacudirse pese a llevar el cinturón de seguridad.

Sus dos hijos también quedaron inconscientes en el lugar y los rescatistas del Departamento de Bomberos de Corpus Christi (CCFD, por sus siglas en inglés) tuvieron que usar las pinzas conocidas como ‘Quijadas de la vida’, que se usan para abrir metal retorcido, para poder rescatarlos.

La fuerza del choque fue tan grave que el auto de la mujer con sus dos hijos cayó al sentido contrario de la vía y en donde otros carros ya no pudieron evitar la colisión. Ninguno de esos otros conductores recibió cargos pues también se les consideró víctimas del conductor ebrio.

Alvarado, según su declaración, acababa de pasar la tarde y parte de la noche en un club de bailarinas desnudas bebiendo con unos amigos hasta poco antes de que ocurriera el accidente.

Brenda Rodríguez, de 41 años, falleció por la fuerza del impacto cuando le pegó el carro que conducía Alvarado a 120 millas por hora en una calle de Corpus Christi, Texas. (Foto: Cortesía de la Familia Rodríguez)

Los peritajes forenses del CCPD determinaron que el hombre manejaba con más del triple del alcohol permitido en la sangre para poder operar un vehículo en el estado de Texas. De manera sorprendente no sufrió lesiones en el aparatoso choque.

Alvarado fue detenido en el lugar acusado de los cargos de homicidio imprudencial al manejar en estado de ebriedad (DWI, por sus siglas en inglés) y de asalto agravado con un arma mortal, el vehículo, por las lesiones que sufrieron los dos menores.

El hombre fue llevado a la Cárcel del Condado de Nuecesy el juez calificador que recibió su caso le otorgó el derecho a que saliera en libertad luego del pago de una fianza de 245,000 dólares. Así recibió el beneficio de no enfrentar su proceso legal tras las rejas.

Para que no escapara de Texas o volviera a manejar mientras estaba libre, la licencia de conducir de Alvarado fue revocada por las autoridades a decisión de la juez Watts.

Sin embargo, seis meses después de la muerte de Rodríguez, el hombre se volvió a meter en problemas graves con la justicia.

John Andrew Alvarado, en menos de un año, fue detenido por causar la muerte de una mujer cuando manejaba en estado de ebriedad y por posesión de marihuana. Por el primero de esos delitos ya fue sentenciado a 30 años de cárcel en Texas. (Foto: Oficina del Alguacil del condado de Nueces)

La noche del domingo 8 de julio de 2018 un patrullero del CCPD  hizo una parada de tráfico que al principio parecía un asunto de rutina.

El oficial detuvo una camioneta Chevy Tahoe en color que se siguió derecho, sobre el carril de sólo dar vuelta a la izquierda, en la esquina de las calles South 19th y Laredo Street en el centro de la ciudad. En la camioneta iba una mujer, un hombre y dos niños pequeños de 2 y 3 años de edad.

Cuando el patrullero se acercó al vehículo para pedir los documentos al conductor y su identificación a la pasajera resultó que el hombre no tenía licencia de conducir. El oficial detectó, cuando los vidrios del auto se bajaron, un fuerte olor a marihuana.

El agente alarmado entonces pidió apoyo a otros oficiales, sobre todo una policía mujer para revisar a la pasajera, e informó del fuerte olor a hierba que emanaba del vehículo.

Cuando otros policías del CCPD llegaron a revisar el vehículo descubrieron varios paquetes escondidos con 21 libras de marihuana hidropónica, cosechada en agua, y que es muy cotizada en las calles de Texas porque potencializa mucho más el efecto de la droga en las personas y por lo mismo suele ser más cara debido a su demanda.

En el vehículo también se encontraron varios envoltorios de bolsas de papel  de plástico con 21,000 dólares en efectivo y que, presumiblemente, eran producto de la venta de la marihuana.

Al momento de revisar las huellas dactilares de los detenido los agentes descubrieron que el conductor era John Andrew Alvaro y quien estaba libre bajo fianza por el caso de la muerte de Rodríguez.

La mujer se identificó como Jeannette Marie López, de 26 años, madre de los menores y quienes fueron puestos a disposición de los Servicios de Protección al Menor (CPS, por sus siglas en inglés).

John Alvarado, acompañado de una mujer, fue detenido otra vez apenas seis meses después del accidente en el que mató a Rodríguez con un cargamento de marihuana y 21,000 dólares en efectivo. Por ese delito el hombre aún espera enfrentar otro juicio. (Foto: Departamento de Policía de Corpus Christi)

El caso de posesión de drogas con intención de distribución sigue abierto para Alvarado y López quienes presuntamente eran pareja pero él no es el padre de los dos menores. Además, por si todo lo demás fuera poco, el hombre también tiene dos cargos  menor más: conducir sin licencia y de manera sin póliza de seguro para el vehículo.

Por su segundo arresto la juez Watts ya no tuvo tanta clemencia y no le permitió al detenido que saliera bajo fianza.

Finalmente John Andrew Alvarado fue sentenciado a cumplir sus 30 años de cárcel en una prisión del Sistema de Justicia Criminal de Texas (TDCJ, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, todavía le espera a Alvarado el otro juicio por el cargo de la marihuana.

La juez Sandra Watts anotó en su resolución que Alvarado deberá cumplir sus sentencias de forma subsecuente. Primero la de 10 años por las lesiones que le causó a los niños y luego la de 20 años por el homicidio imprudencial de la mujer.

Esa decisión de ordenar sentencias subsecuentes es muy severa e inusual dentro del Código Penal del Estado de Texas pero lo jueces la toman en casos excepcionales, y muy de vez en cuando, para garantizar que un sentenciado cumpla todos los días de cada una de sus dos condena y no los pueda pagar de manera simultánea mientras corren los meses de sus dos castigos.

Continua artículo relacionado