Acusan a hispano del homicidio de un soldado estadounidense en Texas

blank
blank

Gilberto Guadalupe Villarreal, de 23 años, está acusado del homicidio a balazos del soldado estadounidense John Lydell Tyler de la Guardia Nacional y asignado a Laredo, Texas, en donde ocurrió el crimen.

La División de Homicidios del Departamento de Policía de Laredo (LPD, por sus siglas en inglés) arrestó a Villarreal luego de varios días de investigaciones en un caso en el que, hasta ahora, hay víctima, hay un presunto homicida, hay pruebas, pero no hay móvil pues el acusado declinó declarar nada a las autoridades.

De acuerdo a los documentos legales del caso, consultados por MundoHispánico, el domingo 31 de marzo un patrullero del LPD a las 5:21 de la madrugada recibió la orden de presentarse de emergencia en 4300 Santa María Road, a pocas calles ya de la frontera con México, porque había un reporte de disparos.

El patrullero que llegó encontró herido en el abdomen y sangrando a un joven afroamericano tendido con un balazo en el callejón que está detrás de un complejo de departamentos. El oficial reportó que el herido, pese a las lesiones, estaba alerta y consciente de lo que sucedía pero en estado de conmoción.

De emergencia el hombre fue trasladado al Laredo Medical Center en donde horas después y las autoridades, por las credenciales que llevaba consigo, lo identificaron como el soldado raso Tyler de la Guardia Nacional, condecorado por su servicio a las fuerzas armadas, y asignado a Laredo.

John Lydell Tyler en su carrera como soldado recibió cinco condecoraciones por su servicio en Texas y siempre estuvo asignado a tareas de vigilancia en la frontera con México.

El hoy occiso era originario de Beaumont, Texas, y tenía 28 años al momento de morir. Estaba asignado a la fuerza de tarea de vigilancia de la frontera, de acuerdo a un correo de la Guardia Nacional enviado a MundoHispánico, y tenía 10 años de servicio. En la hoja de servicio del soldado Tyler se destacan condecoraciones como la Medalla al Servicio Humanitario y Medalla en el Servicio a la Seguridad del País.

La División de Homicidios del LPD investigó el caso durante varios días y el martes 9 de abril detuvieron a Villarreal, “con suficientes pruebas” detalla su orden de arresto, aunque no explican las autoridades cuáles fueron esas pruebas.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank