Hispano de Florida demanda a restaurante Denny’s tras contraer hepatitis

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Hispano de Florida demanda a restaurante Denny’s tras contraer hepatitis
Etiquetas:
  • Un hispano de Florida presentó una demanda por negligencia contra la cadena nacional Denny’s tras contraer hepatitis A.
  • La querella, presentada por William Reyes, señala que dos empleados de esa sucursal de Denny’s tenían la enfermedad.
  • La hepatitis A es una enfermedad contagiosa que generalmente se transmite de persona a persona a través de objetos, alimentos o bebidas.

Un hispano de Florida presentó una demanda por negligencia contra la cadena nacional Denny’s tras contraer hepatitis A después de comer en uno de sus restaurantes en Kissimmee, en el condado de Osceola, en el centro del estado.

La querella, presentada por William Reyes, señala que dos empleados de esa sucursal de Denny’s tenían la enfermedad, según publicaron medios locales.

Detalla que Reyes comió en el lugar en octubre y que a los pocos días comenzó a sentir náuseas, estreñimiento, fatiga, dolor abdominal, ictericia y pérdida de peso.

“Esta enfermedad incurable solo se transmite cuando una persona ingiere alimentos o agua que ha sido contaminada con las heces de una persona infectada”, precisaron los abogados de la firma Morgan & Morgan, a cargo de la demanda, que añadieron que es “incomprensible” que esto pueda ocurrir en un establecimiento familiar.

La hepatitis A es una enfermedad contagiosa que generalmente se transmite de persona a persona a través de objetos, alimentos o bebidas que están contaminados por pequeñas cantidades de materia fecal de una persona que la padece.

Desde 2018, ha habido más de 22.000 casos de hepatitis A en el país, más de 4.000 casos en Florida, según el Departamento de Salud del estado.

En agosto de 2019, el cirujano general de Florida Scott Rivkees emitió una emergencia de salud pública para abordar el aumento de los casos de hepatitis A en Florida debido al brote nacional actual.

Aunque la tasa de hepatitis A en el país ha disminuido en más del 95 % desde 1995, cuando se empezó a utilizar la vacuna, ha habido brotes de la enfermedad en los últimos años, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.

Después de una larga tendencia a la baja, aumentó entre 2012 y 2013, con 1.562 y 1.781 casos reportados en el país, respectivamente.

Desde 2016, 25 estados han reportado brotes de hepatitis A, con un total de 22.566 casos, 13.352 hospitalizaciones y 221 muertos hasta el pasado 16 de julio, según datos de los CDC.

La queja, presentada el jueves en el Noveno Circuito Judicial, fue presentada también contra el operador de franquicia EYM Realty de Florida, LLC.

Trump indulta a hispana de Florida sentenciada a 35 años de cárcel por fraude al Medicare

Una mujer de Florida condenada de fraude contra Medicare de $ 205 millones se encuentra entre los 11 reclusos federales de todo el país con los cuales el presidente Donald Trump ha tomado medidas de clemencia.

Trump conmutó la sentencia de Judith Negron, de 48 años, quien se reencontró con su familia este miércoles en el sur de la Florida, tras ser liberada por las autoridades.

Su esposo, Héctor Negron, sentó a sus dos hijos adolescentes a su lado y les dio la noticia. Le contó a The Associated Press que le dijo a sus hijos: “Tengo las mejores noticias del mundo en este momento. Mami viene a casa”.

“Estoy agradecido con Trump por devolverme la vida”, dijo Héctor Negron desde el sur de Florida. “Estoy en deuda con él por el resto de mi vida porque me devolvió a mi familia”.

Judith Negron había cumplido ocho años en una sentencia de 35 años en una prisión federal en el centro de Florida. Fue condenada en 2011 por 24 cargos de conspiración, fraude a la atención médica y lavado de dinero, entre otros cargos.

Los fiscales federales dijeron que ella y dos acusados ​​llevaron a cabo un plan de fraude contra Medicare de $ 205 millones en el sur de Florida.

Las autoridades dijeron que pagaron sobornos y sobornos a los propietarios y operadores de instalaciones de vivienda asistida y casas intermedias, así como a corredores de pacientes, a cambio de entregar pacientes no elegibles a sus instalaciones de salud mental.

Un juez federal ordenó a Negron y sus coacusados ​​a pagar $ 87 millones en restitución.

Los otros dos acusados ​​fueron sentenciados, respectivamente, a 35 años y 50 años de prisión en lo que el FBI describió en un comunicado de prensa como “las tres sentencias de prisión más largas jamás impuestas en un caso de la Fuerza de Ataque contra el Fraude de Medicare”.

Héctor Negron dijo que un abogado de clemencia puso el caso de su esposa en el radar del presidente. Fue notificado sobre la decisión de Trump por la ex fiscal general de Florida Pam Bondi, que ahora trabaja en la Casa Blanca.

Yamila Cruz Estrada gritó y lloró al mismo tiempo cuando descubrió que su hermana volvía a casa. “Estamos llenos de felicidad y gratitud. Esperábamos que llegara este momento, pero no sabíamos cuándo , dijo Cruz.

Mientras estaba en prisión, Judith Negron había ayudado a otros reclusos que tenían hijos y probablemente querrá continuar con ese trabajo una vez que sea liberada, dijo Cruz.

Cruz describió a los miembros de la familia como aún conmocionados por las noticias.

“Estamos muy agradecidos con todos los que nos han ayudado, pero particularmente con el presidente Trump”, dijo Cruz. “Leyó nuestras cartas y respondió nuestras oraciones. Nunca sabrá cuánto nos ha impactado”.