Hispano demanda a policía de Arizona tras ser encarcelado injustamente por culpa de Google

  • Un hispano inocente demanda a la policía de Arizona por haber sido arrestado por asesinato luego de que sus datos de ubicación en Google lo ubicaran cerca de la escena del crimen.
  • El hispano ha demandado a la policía que lo encarceló injustamente por 1.5 millones de dólares.
  • La demanda es por difamación, negligencia grave e imposición intencional de angustia emocional, que el hispano afirma que experimentó después del injusto arresto.

Un hombre de origen hispano ha presentado una demanda a la policía de Arizona por 1.5 millones de dólares luego de que fue arrestado y encarcelado durante seis días por un asesinato que no cometió después de que el rastreador GPS de Google lo colocó erróneamente en la escena de un crimen en 2018, reseñó The Daily Mail.

Jorge Molina, de 23 años de edad, de Arizona, fue arrestado en su trabajo en Macy’s y pasó seis días en la cárcel en diciembre de 2018 por el asesinato de Joseph Knight, un hombre de 29 años.

Hispano demanda a policía de Arizona tras ser encarcelado injustamente por culpa de Google

Jorge Molina. Foto: Departamento de Policía de Avondale.

El asesinato de Knight ocurrió en marzo de ese año, el hombre recibió nueve disparos fuera de su departamento de Avondale.

Molina posteriormente fue liberado de la cárcel sin cargos después de que los fiscales notaron numerosas inconsistencias con los datos de ubicación que lo habían vinculado en un principio con el asesinato.

El hispano ahora está demandando al departamento de policía local que hizo el arresto guiándose en una base a datos de ubicación de Google que dio resultados defectuosos.

Durante meses, la policía había luchado para avanzar en la investigación, pero solo contaban con imágenes borrosas de cámaras de vigilancia que mostraban un Honda blanco con una placa ilegible en la escena del crimen.

La policía luego recurrió a Google para ayudarlos a resolver el caso, emitiendo una orden de captura de información de geolocalización en todas las cuentas activas en el área en el momento del crimen, según un informe del Phoenix New Times.

La orden produjo cuatro cuentas, incluida la de Molina, que Google dijo que había iniciado sesión en un dispositivo en el área alrededor de la escena en la hora del crimen.

Molina también conducía un Honda de color blanco, que en combinación con los datos de Google, fue suficiente para convencer a la policía de que probablemente el hispano era el sospechoso.

El caso contra Molina se desmoronó rápidamente y los fiscales se negaron a presentar cargos, y el mes pasado, Molina presentó una demanda de 1.5 millones de dólares contra la ciudad de Avondale y los miembros de su departamento de policía por su dependencia fallida de los datos de ubicación de Google.

La demanda acusa cargos de difamación, negligencia grave e imposición intencional de angustia emocional, que Molina afirma que experimentó después del injusto arresto.

Asimismo, el hombre alega que fue despedido de su trabajo en Macy’s, y hasta los momentos no ha podido encontrar un nuevo trabajo porque el arresto le hace fallar la verificación de antecedentes y por todas las noticias relacionadas con el asesinato que aparecen cuando alguien escribe su nombre en motores de búsqueda como Google.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+