ÚLTIMA HORA: Paciente hispano con coronavirus encontró los medicamentos perfectos y ahora está ‘curado’

Paicente contagiado de coronavirus dio esperanza para todas las personas al informar que el paracetamol y el ibuprofeno le ayudó a aliviarse.

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Un paciente en México da esperanza a todos con los medicamentos que dijo tomó para ‘curarse’ de coronavirus
  • La pandemia es inminente y se está propagando rápidamente a todos los países
  • En México, los casos de coronavirus contabilizan hasta el momento sólo 15 oficialmente

En medio de la crisis por el contagio de coronavirus en todo el mundo y contabilizando cada vez más pacientes que arrojan positivo a las pruebas, un paciente de México, específicamente en el estado de Sinaloa, en la ciudad de Culiacán, compartió su experiencia sobre la enfermedad y nombró al paracetamol y al ibuprofeno sus ‘salvadores’, como ‘la cura’ del coronavirus.

El Secretario de Salud de Sinaloa, Efrén Torres aseguró que luego de que el paciente estuviera en aislamiento consumiendo como medicamentos paracetamol e ibuprofeno logró salir del coronavirus y ya no presentaba síntomas, por lo que los dos medicamentos serían hasta ahora, ‘la cura’ perfecta contra el coronavirus.

Por si fuera poco, el paciente viajó ya de Sinaloa a la ciudad de México, y aunque sigue en vigila, aseguran las autoridades sanitarias que ya no existe riesgo de que él mismo propague el virus a alguien más, además que ya no toma paracetamol ni ibuprofeno.

Efrén Torres, precisó que al paciente se le tuvo varios días encerrado con paracetamol e ibuprofeno como ‘armas’ para mejorar su condición física por lo que al hacérsele de nuevo la prueba de coronavirus, arrojó un resultado negativo, lo que implica que ya no tiene actividad viral en su sistema, por lo que ya no puede transmitirla, lo que naturalmente implica que se le dio de alta.

Algo importante a destacar en esto sobre el paracetamol y el ibuprofeno, es que ambos medicamentos son los únicos que puede recomendar el doctor para que los pacientes con coronavirus se ‘curen’, pero recuperando su sistema inmune lo que implica que sus propios anticuerpos sean los que ayuden a sacar la enfermedad.

Según lo aseguran los expertos, una vez que el paciente ya no presenta riesgos, no puede contagiar a nadie más y además, no puede volver a contraer de nuevo la enfermedad porque su cuerpo desarrolló una respuesta inmunológica.

En medio del temor por un contagio, y sin hablarse de una cura oficial para el coronavirus, no es de extrañarse que muchas personas consideren una “sorpresa” lo que sucedió con el paciente de Culiacán, ya que Encinas Torres informó que el paciente se curó  con ibuprofeno y paracetamol, lo que se receta en una influenza o en un resfriado, síntomas similares a los del coronavirus.

Los médicos en todo el mundo sólo pueden tratar a los pacientes con paracetamol e ibuprofeno, pues aún no exista una vacuna oficial contra el coronavirus.

Otro caso fue el de el joven influencer Nil Monró, estudiante de publicidad de 22 años, quien viajó a la semana de la moda en Italia y terminó siendo el segundo caso de coronavirus confirmado en España y explicando también su tratamiento con paracetamol e ibuprofeno.

EL joven originario de Barcelona, España, llegó a su casa procedente de Italia y comenzó con síntomas de influenza, sin embargo al ir al doctor, descubrió que se contagió con el covid-19.

Nil Monró, se encontraba internado en el hospital Clínic en Barcelona y tuvieron que aislarlo para evitar propagar el virus, aunque los casos en España se han disparado en las últimas semanas y ya se declaró una emergencia nacional por parte del gobierno, pidiendo a la gente que no salga.

El joven aseguró que al no haber tratamiento oficial o cura contra el coronavirus, solamente puede llevar tratamiento con paracetamol, y en su cuenta de Twitter, abrió un hilo explicando todo lo que ha vivido en estas dos últimas semanas.

Por otro lado, el presidente Donald Trump declaró oficialmente el viernes una emergencia nacional para enfrentar el COVID-19.

En una conferencia de prensa en el Rosedal de la Casa Blanca, el presidente dijo que no se escatimarán recursos para enfrentar el virus, y que la declaración permitirá asignar 50.000 millones de dólares para ayudar a estados y ciudades.

Trump dijo que pedirá a todos los hospitales del país que activen sus planes de preparativos para una emergencia.

Trump y su gobierno son blanco de intensas críticas debido a la falta de exámenes y luego de un discurso el miércoles por la noche que generó confusión en el que anunció una drástica restricción a los viajes desde Europa.

Pero el presidente defendió las medidas tomadas por su gobierno, en particular las restricciones a los viajes desde Europa, y aseguró que con ellas se salvarán vidas. Dijo que el virus “pasará” y la nación saldrá fortalecida.

El virus se está acercando a los centros de poder del mundo. Un funcionario brasileño que estuvo con Trump y miembros de su gobierno dio positivo, lo mismo que un ministro del gabinete australiano que se reunió con el secretario de Justicia estadounidense William Barr, Ivanka, la hija de Trump y otros asesores.

El mundo a los tumbos trata de contener la propagación del virus, millones de estudiantes en tres continentes permanecen en sus casas, se cancelan grandes reuniones y eventos, y se cierran restaurantes, bares y oficinas.

En otro orden de ideas, el coronavirus llegó a Uruguay, Guatemala y Venezuela.

Las autoridades de estos países confirmaron el viernes sus primeros casos mientras Argentina anunció a su segundo fallecido, Ecuador al primero y países como El Salvador reforzaron sus medidas para contener el avance la enfermedad.

La vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez indicó en la televisora estatal que había dos casos en el estado de Miranda: una mujer de 41 años y un hombre de 52, cuyas identidades no detalló, que llegaron el 5 y 8 de marzo en vuelos de Iberia. Agregó que la mujer estuvo en Estados Unidos, Italia y España, mientras que el hombre estuvo de viaje por España. Ambos están aislados.

Tras la confirmación, Rodríguez anunció la suspensión de las actividades escolares en todo el país a partir del lunes y solicitó a las personas mayores de 70 años que traten de quedarse en sus hogares. Añadió que el uso de mascarillas será obligatorio en el metro y los trenes de Caracas.

https://twitter.com/DoriToribio/status/1238550210516836352?s=20

Venezuela enfrenta esta pandemia por coronavirus en medio de una profunda crisis sanitaria: ningún hospital público opera en condiciones normales por la falta de servicios como agua, escasez de medicinas, fallas de equipos médicos y merma de personal.

Horas después, el presidente Alejandro Giammattei confirmó en conferencia de prensa el primer caso en Guatemala: un guatemalteco que identificó como Gerber Estuardo Cano y llegó el miércoles de Italia con dos familiares. Según el mandatario, el paciente fue enviado al Hospital de Villa Nueva, acondicionado por el gobierno para atender los casos confirmados. La familia del hombre es analizada.

Poco después, Giammattei anunció el aislamiento de un grupo de periodistas por haber entrado al hospital donde está el paciente infectado. Dijo que ordenó clausurar el hospital y la prensa estaría en cuarentena 15 días.

A estos anuncios siguió Uruguay: el Ministerio de Salud confirmó los primeros cuatro casos en Twitter y dijo que llegaron entre el 3 y 6 de marzo de Milán, Italia, y que todos se encuentran estables y en su domicilio.

En Argentina, donde hay 31 infectados, un hombre de 61 años que estuvo en el exterior murió en la ciudad de Resistencia, convirtiéndose en el segundo fallecido en el país. Se encontraba internado en un centro privado en la capital de la provincia de Chaco desde el lunes. El 5 de marzo registró diarrea, fiebre y tenía antecedentes de neumonía, dijo el Ministerio de Salud chaqueño, que no dio su identidad.

La primera víctima en Argentina fue un hombre de 64 años que viajó a Francia y presentaba patologías previas. Murió seis días atrás en Buenos Aires.

El mismo viernes, desde Ecuador, la ministra de Salud Catalina Andramuño confirmó que la primera paciente que llegó portando el virus falleció. Era una mujer de 61 años, residente en España y que arribó a el 14 de febrero. Días después se sintió mal y fue internada hasta ser diagnosticada. La mujer propagó la enfermedad en la ciudad portuaria de Guayaquil y en la población de Babahoyo, luego de reunirse con familiares. Andramuño también confirmó que los infectados suman 23.

Por su parte, el presidente salvadoreño Nayib Bukele ordenó alerta roja en todo el territorio y pidió al titular de la Asamblea Legislativa que convoque al pleno para decretar el estado de excepción y la suspensión de las garantías constitucionales. Esto implica que cualquiera que sea detectada tratando de ingresar ilegalmente a El Salvador será llevada a prisión, entre otras medidas. A su vez, se prohibieron las aglomeraciones mayores a 200 personas.

https://twitter.com/CNNEE/status/1238567552969818113?s=20

Hasta el jueves en El Salvador había unas 350 personas en cuarentena localizadas en dos albergues. El gobierno ha incautado varios hoteles para que sean alojadas las personas que deben permanecer en aislamiento.

Colombia actualizó sus cifras el viernes e informó de cuatro nuevos casos –cuatro mujeres que estuvieron en Italia y España, dos en la ciudad de Neiva y dos en Bogotá–, con lo que suman 13 en total.

En Santa Cruz, Bolivia, las autoridades acudieron a la policía para internar a un contagiado en un hospital público mientras los trabajadores sanitarios impedían el ingreso.

“El cuadro clínico del paciente se está complicando y debe ser internado”, dijo a la prensa el secretario de Salud de esa región, Oscar Urenda.

Vecinos del pueblo de Warnes, cerca de Santa Cruz, cortaron una carretera para impedir que una escuela militar sea habilitada como centro de internación. “Nuestros hijos corren peligro. Hay 20 barrios cerca y tenemos guarderías”, dijo una mujer que no se identificó en las puertas del Hospital Japonés en Santa Cruz.

La mandataria interina Jeanine Áñez, se reunió el viernes con embajadores y organismos internacionales que han comprometido ayuda financiara para que Bolivia encare la emergencia sanitaria.

Según el ministro de Salud, Aníbal Cruz, se mantienen los tres casos confirmados y otros 26 sospechosos. La víspera el gobierno anunció el cierre temporal de escuelas, universidades e institutos, canceló los vuelos desde y hacia Europa e impuso controles en las fronteras y prohibió reuniones públicas de más de 1.000 personas.

En Brasil, un crucero con más de 600 personas a bordo se mantiene aislado, atracado en el puerto de Recife en el noreste del país, luego de que dos pasajeros presentaran síntomas compatibles con el COVID-19.

En todo el mundo 137.000 personas se han infectado y más de 5.000 han fallecido, pero la mitad de los que alguna vez tuvieron el virus se han recuperado. La mayoría de los enfermos presenta síntomas leves como fiebre o tos, pero para las personas mayores o que tienen otros problemas de salud pueden ser peores, incluso neumonía.

¿Qué opinas del tratamiento para el coronavirus a base de paracetamol e ibuprofeno?

https://twitter.com/bbcmundo/status/1238532429838782465?s=20

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado