Hispana pasó de ser mesera a una ‘dura’ y millonaria de la construcción

Compartir
Suscríbete
Hispana pasó de ser mesera a una ‘dura’ y millonaria de la construcción
La hispana Jessie Amador llegó a Estados Unidos hace 15 años con el mismo propósito de los millones que han emigrado: brindarle un mejor futuro a su familia.

El primero en llegar fue el padre de sus hijos, que vino junto a su hija en busca de un mejor futuro y luego ella emprendió la marcha.

Amador es originaria de Honduras. En su país natal trabajaba como mesera en un restaurante y su sueldo era de apenas 60 dólares al mes.

Al llegar a Estados Unidos, la hispana comenzó a trabajar en limpieza y en fábricas de procesamiento de comida. Trabajaba de lunes a sábado, desde las 5:00 de la mañana hasta las 4:30 de la tarde, y apenas sacaba 400 dólares semanales.

Jessie cuenta que, como muchos inmigrantes, al principio no tenía auto y siempre tenía que pedirle el ‘ride’ a un conocido para poder llegar a sus trabajos.

Al ver que ese dinero no le alcanzaba para mantener a su familia, decidió probar en el mundo de la construcción apoyada por el padre de sus hijos, que también laboraba en el mismo ramo.

Cuenta Jessy que en sus inicios la botaron de tres trabajos ya que no sabía ni montarse en una escalera.

Pero eso no fue un impedimento. Al contrario, se propuso aprender el oficio y dijo que de la cuarta ‘chamba’ no la rechazaban, y así fue.

ES TENDENCIA:

[brid video=”303854″ player=”14579″ title=”As mexicano hace un milln de dlares al ao”]

Luego de volverse una experta en la construcción, la hondureña se puso como meta emprender con su propia empresa, y fue lo primero que hizo al poner sus ‘papeles’ en regla.

“Mi compañía se llama Seven J Contructions. La inicié con 3,500 dólares y estamos dedicados a todo lo que tiene que ver con el ‘framing’ de metal, ‘sheetrock’, cielos acústicos, pintura”, comentó Jessy.

Los primeros años fueron duros, ya que nadie los conocía. Apenas lo que ganaban les alcanzaba para pagar la renta, y en un momento hasta perdieron su auto porque no tenían para pagar la cuota.

Realizó muchos trabajos, de los que no vio frutos ni pago por no haber firmado contrato.

Pero la hispana aprendió de sus tropiezos. Hoy, luego de pasar por un largo camino, tiene el orgullo de decir que en su último trabajo, en la Jacksonville State University de Alabama, obtuvo ganancias de casi 50,000 dólares semanales y para la obra contrató a más de 160 trabajadores, todos hispanos.

Cortesía: Jessie Amador

ES TENDENCIA

[brid video=”307412″ player=”14557″ title=”Difunden lista de tiendas Sears y Kmart que pronto liquidarn su mercanca”]

“Mi compañía comenzó generando 300,000, 500,000 dólares; ya este año sobrepasa los 2 millones de dólares al año”, aseguró.

Una de la recomendaciones de Jessy es nunca darse por vencido. “Yo caminaba las construcciones del Downtown de Atlanta entregando tarjetas de presentación de mi empresa. De mil tarjetas que entregué, aunque sea de una me van a llamar y esa persona me tiene aquí trabajando”, contó.

“Yo nunca imaginé estar en la posición que en la que me encuentro hoy; y si yo, siendo mujer, pude (lograrlo), cualquier persona también lo puede lograr”.

Jessy también cuenta con una fundación, que lleva por nombre Houndureños Unidos en Atlanta, que ayuda a los niños mas necesitados en Honduras.

 

SevenJ Construction LLC

Email: sevenjconstruccion@gmail.com

Telefonos: 678-789-6453

                     678-462-9381

 

ES TENDENCIA

[brid video=”307261″ player=”14557″ title=”Cules son las estafas ms comunes en inmigracin y cmo no caer en ellas VIDEO)”]