12 razones por las que tu hijo de en medio es genial

Los hijos tienden a tener títulos como el grande, pequeño, de en medio... Este tiene súper cualidades que varios ignoran ya que no (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Desde Jan Brady hasta Malcolm el de en Medio, los hijos de en medio siempre han sido mostrados como si tuvieran crisis únicas y problemas especiales. Se dice que son la oveja negra de la familia, que son descuidados por los padres y opacados por los hermanos mayores y menores. Pero ciertas características de la personalidad de los hijos de en medio les dan geniales poderes ocultos.

Para celebrar el Día del Hijo de en Medio el 12 de agosto, celebramos a los Jans y a los Malcolms de todo el mundo por su rebelión contra el sistema. Tal como Katrin Schumann, coautora del libro The Secret Power of Middle Children (El Poder Secreto de los Hijos de en Medio) escribe: “Contrario a lo que se piensa, los de en medio son agentes de cambio en los negocios, la política y la ciencia, más que los primogénitos y los nacidos de último.” Para ayudarte a profundizar en la personalidad del hijo de en medio, reunimos 12 razones por las que ellos son geniales.

1. Los hijos de en medio sienten menos presiones para lograr cosas que los primogénitos

Shutterstock

Los padres ponen atención especial a su primer hijo y, una vez que el tercero llega, el de en medio tiene más espacio para sí mismo. No se espera que los hijos de en medio sean modelos a seguir ni se les consiente como al más chico, así que tienen mayor libertad para hacer sus propias cosas.

2. Los hijos de en medio son más independientes que los primogénitos y que los bebés

Los padres primerizos tienden a ser extra cuidadosos y protectores. Con el bebé número dos ya han aprendido a confiar en sus instintos y están más dispuestos a relajarse un poco y darle libertad al bebé. Pero con el tercero, están empezando a darse cuenta de lo rápido que crecen, por lo que empiezan a volverse más consentidores.

3. Tienden a ser de mente abierta

Una niña cumpliendo con sus deberes
Shutterstock

Porque es menos probable que vean al mundo en términos de jerarquía, así que están más abiertos a las ideas y sugerencias de cualquiera.

4. Los hijos de en medio son excelentes negociadores

Como con frecuencia son opacados por las exigencias del hermano mayor y los lloriqueos del menor, los de en medio aprenden pronto el arte de negociar.

5. Se convierten en adultos equilibrados

Shutterstock

Ya que la única realidad que han conocido se relaciona con compartir con sus hermanos, desarrollan un sentido de independencia y consciencia de cómo coexistir de manera pacífica desde el inicio.

6. Los hijos de en medio son pioneros

Schumann le dice a Psychology Today, “Los hijos de en medio tienen más probabilidad de efectuar un cambio que cualquiera de los otros. Esto es porque la combinación de toma de riesgos y apertura para experimentar los lleva a estar dispuestos a intentar nuevas cosas.”

7. Son buenos escuchando

Una niña con la mano en la oreja
Shutterstock

Escuchar va de la mano con el arte de negociar, así que los hijos de en medio tienden a tener más paciencia y empatía que sus hermanos mayores y menores.

8. Los hijos de en medio son excelentes líderes

Más de la mitad de nuestros presidentes fueron los hijos de en medio, eso sin mencionar a Nelson Mandela y Martin Luther King, Jr.

9. Los hijos de en medio saben cómo destacar

Shutterstock

Estar en medio los fuerza a buscar maneras creativas de resaltar entre sus hermanos.

10. Los hijos de en medio tienen ambición

Los hijos de en medio con frecuencia son ambiciosos, motivados y dispuestos a lograr cosas nuevas.

11. Buscan la justicia

Una niña ofreciendo una flor a una pequeña
Shutterstock

Quizá porque están acostumbrados a no ser notados o a ser opacados por sus hermanos, se identifican con las personas marginadas. Como resultado, de adultos se vuelven perseguidores de la justicia.

12. Los hijos de en medio son mejores en la cama

No hay nada mejor en la cama que tener la mente abierta y gustar de la aventura. La disposición a intentar nuevas cosas y a escuchar las sugerencias de su compañero también son buenas cualidades. Y mamá puede sentirse orgullosa porque es menos probable que engañen.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado