15 lecciones de vida para niños de grandes ciudades

Los hijos que viven en la ciudad tienden aprender ciertas lecciones de sus padres debido a que la seguridad es un tema primordial en (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Crecer en una gran ciudad puede ser impresionante. Si creciste en una, probablemente estés de acuerdo. Y si te criaste en un pueblo pequeño, bueno, probablemente lo crees también. En una gran ciudad estás rodeado por interminables fuentes de entretenimiento, cultura, estimulación y diversidad. Estás expuesto a muchas cosas a muy temprana edad. Eres capaz de aprender a moverte con independencia antes de que te remuevan los aparatos de dientes. Como una de nuestros comediantes favoritos, Amy Poehler, dice: “mis hijos aprenden más en el paseo de nuestra casa hasta la tienda que lo que lo hacen el resto del día. Ven tanta gente diferente, hacen tantas preguntas… ¡son tan estimulados y energizados!”

Sí, crecer en una gran ciudad tiene sus ventajas. Pero también hay problemas potenciales con crecer en un entorno urbano. La vida de la ciudad puede obligar a los niños a crecer demasiado rápido y tratar con un mundo que no están preparados para navegar. Todos hemos visto Gossip Girl. La vida de la ciudad puede ser peligrosa si no se es cuidadoso. ¿Estamos discutiendo que hagas las maletas y te mudes a un pequeño suburbio inmediatamente? Por supuesto que no, no cambiaríamos la vida de ciudad por todos los Pleasantville del mundo… pero hay ciertas lecciones de vida y sobre seguridad que deben conocer todos los niños que crecen en las grandes ciudades. No es sólo por su propio bien; es para su tranquilidad también. Aquí tienes 15 consejos para ayudarte a ti y tu familia a transitar la vida de la ciudad.

1. Seguridad en el parque

Niños en un parque de ciudad
Shutterstock

Nunca atravieses el parque por la noche. Claro, los parques son un gran lugar para pasar algunas horas maravillosas al aire libre durante el día pero, por el otro lado, pueden ser peligrosos por la noche, así que mejor permanecer lejos a menos que un adulto esté cerca para mantenerlos a salvo. PS: incluso como adultos, evitemos ir a ninguna parte cerca de un parque sin una escolta policial. Más vale prevenir que lamentar.

2. Manténte en contacto

Cuando se trata de seguridad para niños, asegúrate siempre de que tus hijos se mantengan en contacto contigo y te digan  dónde van y cuándo. Es fácil perderse (desaparecer) entre millones de personas en una gran ciudad. No tengas miedo de vigilar a tu familia. No es porque no confías en ellos, es porque no confías en los demás.

3. Busca zonas iluminadas

Calle de una ciudad con la sombra de un hombre
Shutterstock

No, no hablamos de encontrar la correcta iluminación para hacerse  una selfie. Estamos hablando sobre la mejor iluminación para mantener a tus hijos a salvo. Anímalos a permanecer siempre en zonas bien pobladas. Que no vayan a callejones vacíos. Si estás criando a tus hijos en la ciudad, tienes que asegurarte de que entiendan la importancia de permanecer en áreas bien iluminadas.

4. Hay que dejarle claro a los hijos a no subirse a coches de extraños

Cuando hace frío, es tarde por la noche y sólo quieres volver a casa, es tentador subirse a un coche que te invita a llevarte a casa después del trabajo. No lo hagas. Esos autos negros sin identificación son exactamente tan imprecisos como parecen. Súbete solo a un coche de gente que conoces o en quien confías. ¡Y en caso de duda, llama a tus padres!

5. Es bueno ser un poco cínico

Shutterstock

Los hijos de la gran ciudad a menudo crecen con un chip extra de desconfianza sobre sus hombros. Pero es una importante lección de vida: no se puede confiar en todo el mundo sin importar qué lindo es o qué inocente pueda parecer. Si un extraño se acerca sólo a pie quizá sólo necesita conocer una dirección, pero tal vez no, y no vale la pena el riesgo.

6. Sistema de amigos

Cuando crías a tus hijos en la ciudad, anímalos a acompañarse con un amigo tanto como sea posible. Vagar alrededor de una ciudad solo siendo un niño nunca es una buena idea. Además, ¡¡las aventuras son más divertido con un amigo!!

7. Seguridad en casa para los hijos

Shutterstock

Si pasas tiempo en casa solo, cierra la puerta y no abras a nadie que no sean tus papás o tu niñera. Incluso si vives en un edificio de apartamentos y sabes que hay gente de guardia en el vestíbulo, eres el único que puede garantizar su propia seguridad.

8. Hay que enseñarles a los hijos a no contestar el teléfono

Cuando estás solo en casa, no contestes el teléfono fijo, deja que entre el contestador automático.  Si es el llamado de alguien que conoces, entonces llámalo. Lo que no quieres es responder a un llamada de un desconocido y, si atiendes, hazle creer que  hay un adulto presente en casa.

9. Seguridad con las armas

Shutterstock

Esto no se aplica a todas las familias, pero si tienes un arma en tu casa, haz que tus hijos entiendan que si encuentran un arma, nunca la deben tocar. E, igualmente importante, si alguna vez ven un arma en público, deben retroceder y buscar a un oficial de policía para informarle de lo que encontraron.

10. Si ves algo, di algo

Este mensaje está en el transporte público en las principales ciudades desde el 9/11. Es un gran recordatorio de que cada uno de nosotros puede protegerse y puede proteger a otros de situaciones peligrosas. Si ves algo sospechoso o algo que te asusta, inmediatamente grita “¡NO!” o “¡Ayuda!” y pide ayuda a un oficial de policía.

11. Que tus hijos sepan la dirección de su hogar

Un número escrito en las paredes de una ciudad
Shutterstock

Es crucial que enseñes a tus hijos dónde viven desde una edad temprana. Ellos deben saber su dirección y cómo llegar o hitos claves que están muy cercanos, por si alguna vez se pierden. Pero tan importante como es hacerles saber su dirección, lo es que  sólo compartan esa información en caso de emergencia y no se lo cuenten a extraños.

12. Memorizar los números de teléfono de los padres y cuidadores

Tan pronto como tus hijos aprenden los números, comienza a repetirles tu número de teléfono. Practiquen juntos, así aprenden cómo comunicarse contigo o su cuidador en todo momento. Y justo después de que saben su número de teléfono, asegúrate de que saben cómo marcar 9-1-1 para una emergencia.

13. Palabra código familiar

Shutterstock

Crea una palabra clave para tu familia y compártela con cualquiera que tenga tu permiso para cuidar de tus hijos cuando no estás allí. Asegúrate de que tus niños sepan la palabra y que nunca  se vayan con un adulto que no la conozca.

14. Saber cruzar calles de la ciudad con seguridad

Andar por el tráfico y las multitudes es una de las partes más aterradoras de vivir en una gran ciudad. Aparte del hecho de que los conductores pueden ser descuidados y agresivos, también hay coches y gente por todas partes con muy poco espacio y poco tiempo para cruzar con seguridad. Enseña a tus hijos a cruzar la calle solo de la mano de un adulto y explícales en qué fijarte antes de cruzar. Y una vez que ya sean mayores para no ir de la mano, anímales a ser cautelosos y estar alerta antes de caminar cerca de una carretera muy transitada.

15. Aprender a utilizar con seguridad el transporte público de la ciudad

Shutterstock

El transporte público es una de las mejores ventajas de vivir en una gran ciudad. No tienes que sentarte en el tráfico, no tienes que preocuparte por estacionamiento y cuando tus hijos son un poco mayores no tienes que preocuparte por que conduzcan ebrios. Pero tienes que asegurarte de que saben cómo funciona y cómo utilizarlo con seguridad. Explícales cómo leer los mapas y horarios, cuánto deben pagar y cómo manejarse con seguridad.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado