Revelan imágenes de fosas comunes para muertos por COVID-19 en Nueva York

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
  • Trabajadores con trajes especiales entierran hileras de ataúdes en las que serán fosas comunes para los muertos por coronavirus
  • Si los cuerpos no son reclamados en 14 días, llevarán a los cadáveres a las fosas comunes de la isla Hart
  • El alcalde Bill de Blasio dijo que enterrarían temporalmente a las víctimas del coronavirus en Hart Island si se llenan las morgues

A medida que la ciudad de Nueva York se enfrenta a un creciente número de muertos por COVID-19 y a la disminución del espacio de la morgue, la ciudad acortó la cantidad de tiempo que tendrán los cadáveres no reclamados antes de ser enterrados en el cementerio público de la ciudad, la isla Hart (Hart Island), reseñó the Associated Press.

Según la nueva política, la oficina del médico forense mantendrá los cuerpos almacenados durante solo 14 días antes de que sean enterrados en el campo de alfareros de la ciudad en Hart Island.

Normalmente, unos 25 cuerpos a la semana son enterrados en la isla, principalmente para personas cuyas familias no pueden pagar un funeral o que no son reclamados por sus familiares.

Hart Island: Fosas comunes en Nueva York para muertos por COVID-19
Foto: AP.

Sin embargo, en los últimos días, las operaciones de entierro han aumentado de un día a la semana a cinco días a la semana, con alrededor de 24 entierros cada día, dijo el portavoz del Departamento de Corrección Jason Kersten.

Las imágenes aéreas tomadas el jueves por Associated Press capturaron a trabajadores que cavaban tumbas en la isla, una franja de acceso limitado de una milla del Bronx que es el lugar de descanso final para más de un millón de neoyorquinos en su mayoría indigentes.

Cerca de 40 ataúdes fueron alineados para el entierro en la isla el jueves, y se han excavado dos trincheras frescas en los últimos días.

Los entierros suelen ser realizados por los reclusos del complejo carcelario Rikers Island de la ciudad con salarios bajos, pero después de que Nueva York se convirtiera en el epicentro de la pandemia de coronavirus, los contratistas se hicieron cargo del trabajo.

Los funcionarios de la ciudad no han explicado si el aumento de los entierros se debe a la presión sobre las funerarias para que eliminen los cuerpos más rápidamente.

El virus ha estado matando a cientos de residentes de la ciudad de Nueva York cada día esta semana.

Hospitales abrumados han estado colocando cuerpos en camiones refrigerados estacionados afuera de sus puertas.

El alcalde Bill de Blasio dijo esta semana que las autoridades buscarían enterrar temporalmente a las víctimas del coronavirus en Hart Island si se llenan morgues y unidades de almacenamiento temporal.

El alcalde demócrata le dijo a la estación de televisión NY1 que bajo un plan de contingencia de este tipo, los cuerpos de las víctimas de COVID-19 serían enterrados individualmente, no en fosas comunes, para que las familias puedan reclamarlos más tarde.

Una portavoz de la oficina del médico forense dijo el jueves que “actualmente no prevé alcanzar la capacidad de la morgue”.

“Sin embargo, como ha dicho el alcalde, la ciudad puede explorar la opción de entierros temporales en Hart Island si es necesario”, dijo la portavoz, Aja Worthy-Davis.

Hart Island: Fosas comunes en Nueva York para muertos por COVID-19
Foto: AP.
De Blasio ha dicho que no se utilizará trabajo de recluso para el entierro temporal de víctimas de coronavirus.

El Plan de sobretensiones de la influenza pandémica de 2008 de la ciudad establece que Hart Island se utilizaría como un lugar de entierro temporal en caso de que el número de muertos alcance las decenas de miles y el resto de lugares de almacenamientos de cadáveres estén llenos.

El empresario de pompas fúnebres de Brooklyn Thomas Cheeseman dijo que las funerarias están tan respaldadas que algunas personas inevitablemente terminarán siendo enterradas temporalmente en Hart Island.

Cheeseman dijo que los nuevos plazos están presionando a las funerarias a medida que más y más familias buscan arreglos para los seres queridos caídos por el coronavirus.

“Nosotros, los directores de funerarias, estamos abrumados”, dijo Cheeseman. “Estamos inundados. El crematorio ni siquiera puede aceptar cuerpos por dos semanas. Las funerarias no tienen camiones refrigerados estacionados al frente porque no hay capacidad”.

Hart Island: Fosas comunes en Nueva York para muertos por COVID-19
Foto: AP.
Nueva York supera a España en casos de COVID-19 y se afianza como el gran foco

El estado de Nueva York había confirmado hasta este jueves casi 160.000 casos de coronavirus, superando ya con claridad a España, que tras Estados Unidos es el país con más positivos en todo el mundo, y afianzándose como el gran foco mundial, reseñó la agencia Efe.

Según los últimos datos oficiales, Nueva York tiene 159.937 casos de COVID-19, frente a los 152.446 infectados de España y los 143.626 de Italia.

El estado ya había superado momentáneamente a España en la jornada anterior, pero con la difusión de datos actualizados este jueves en Madrid, el país había vuelto a ponerse por delante.

Las últimas cifras de Nueva York, con un aumento de más de 10.000 positivos en las últimas 24 horas frente a los 5.756 en España, vuelven a situarlo por delante y, a priori, hacen ya difícil que vuelva a darse la misma situación.

Así, Nueva York -que acumula más de un tercio del total de casos en Estados Unidos- se consolida como el gran epicentro mundial del coronavirus.

Con una población de 19 millones de habitantes, Nueva York tiene unos 815 casos por cada 100.000 habitantes, muy por encima de los 326 de España, donde viven unos 47 millones de personas.

En lo que respecta a los fallecimientos, el estado neoyorquino acumula 7.067, frente a los 15.238 decesos de España, pero el brote en Estados Unidos va algo por detrás en el tiempo y Nueva York ha encadenado varios días con récords diarios de muertes.

En la última jornada, Nueva York perdió a 799 personas por la enfermedad, más que en España, donde fallecieron 683, o en Italia, donde fueron 610.

En el conjunto de Estados Unidos -donde viven unas 330 millones de personas- se habían confirmado hasta este momento más de 452.000 casos, muy por encima de las cifras de ningún otro país, y más de 16.000 muertes, más que en España pero por el momento menos que en Italia, la nación más golpeada.

Regresar al Inicio