El Hada de los Dientes no busca dientecitos, busca células madre ¡Atentos!

  • Los dientes contienen células madre.
  • Los dientes de leche son los que más probabilidades tengan de contener células madre en su “pulpa”.
  • El Hada de los Dientes trae un tesoro añadiso: Las células madres pueden ser utilizadas para regenerar partes del cuerpo dañadas.

Sentir un diente flojo cuando uno era niño podía ser aterrador al principio, pero después ser volvía una experiencia gratificante. Ya sea que te hayan inculcado a tu imaginación la existencia de El Hada de los Dientes o El Ratón, en ambos casos, sabías que recibirías una moneda o un regalo a cambio de tu diente. ¿Quién imaginaría que tus dientes tenían en realidad mayor valor de lo que se creía? Claramente no es que estos personajes que hayan estafado –Un diente por un dólar­– debido a que, en realidad, eran tus padres quienes recolectaban tus dientes. Ahora te toca y guarda un diente.

Si tus dientes de leche fueron guardados, agradécele a tu mamá; o en tal caso, si eres mamá… No tires los dientes de leche tus hijos ya que podría salvar vidas ya que estos contienen células madre en su interior.

El Centro Nacional para la Biotecnología de los Estados Unidos afirma la existencia de las células madres en los dientes de los niños mediante un estudio que realizaron. Dicho estudio indica que los primeros dientes, por haber estado menos expuestos daños medioambientales, podrían ser beneficiosos para regenerar partes del cuerpo que han sido dañadas y, además ¡que no exista algún tipo de rechazo!  “Guarda un diente, salva una vida” es el lema de este descubrimiento.

guarda un diente

shutterstock

Se están abriendo banco de dientes de leche en el país y también es un concepto que otras partes del mundo también están empezando a hacer.

En la parte interna del diente, al que se le está denominando la “pulpa” es donde las células madre se localiza; sin embargo, no todas las piezas dentales son útiles para esta causa; en el caso de los adultos, los dientes que aún puedes guardar, son aquellos que no sobrepasen los 40 años de antigüedad, especialmente si se tratan de las muelas de juicio en perfecto estado, anulando aquellas que tengan amalgamas, roturas o fisuras.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+