Guardia Nacional rescata del Río Bravo a familia inmigrante en El Paso

  • Agentes de la Guardia Nacional rescataron a una familia de inmigrantes en uno de los canales del Río Bravo en El Paso, Texas
  • Los dos adultos y un niño de dos años de edad intentaban cruzar ilegalmente a Estados Unidos desde Ciudad Juárez
  • El padre de la familia rechazó la ayuda al principio, pero cuando se vio en peligro, agarró la cuerda que los agentes le arrojaron 

Una tragedia que pudo ocurrir a una familia de tres integrantes, los padres y un niño de apenas dos años de edad, fue resuelta por agentes de la Guardia Nacional estadounidense cuando rescataron a los adultos y al infante de las aguas de un canal del Río Bravo en la zona de El Paso, Texas.

Los migrantes intentaban cruzar para ingresar ilegalmente a los Estados Unidos desde Ciudad Juárez.

“Esta situación podría haber culminado fácilmente en una tragedia”, declaró la agente de la Patrulla Fronteriza y jefe interina, Gloria Chávez.

“Me alegro de que todos los involucrados, la familia y mis agentes, están sanos y salvos”, precisó.

Miembros de la Guardia Nacional asignados para ayudar a la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos en la región de El Paso monitoreaban cámaras de vigilancia cuando observaron que seis personas cruzaban ilegalmente a Estados Unidos a través del Canal Franklin, en un sector situado al sur del parque Azcárate, al suroeste de la ciudad.

El canal Franklin es una afluente paralela del Río Bravo que protege de inundaciones al centro de la ciudad cuando el río tiene crecientes.

Cuatro de los seis individuos treparon por la vieja cerca de malla de alambre y descendieron por la pendiente lateral del canal.

Un par de traficantes de personas estaban allí pero no intentaron cruzar y retornaron a territorio mexicano.

Los agentes que respondieron al episodio estacionaron sus unidades en la avenida aledaña al canal, descendieron por el talud opuesto y arrojaron cuerdas de rescate para ayudar a un hombre con un niño en brazos y a una mujer que ya estaban en el agua.

Al principio el hombre rechazó la ayuda, lo que indica que él y su familia no querían entregarse a los agentes de Migración sino continuar por su cuenta.

Después de que el agente le señaló el peligro que el niño corría al deslizarse por el talud del canal o que muriera al caer al agua, el padre finalmente aceptó la ayuda y sujetó la cuerda.

Los agentes sacaron a los tres del canal.

Una cuarta persona salió de otro lado del afluente y retornó a México.

Los servicios médicos de emergencia llegaron al lugar y trasportaron a la madre y al infante al Centro Médico de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP) para una evaluación adicional.

Los tres permanecen en custodia de acuerdo con los procedimientos de la Patrulla Fronteriza.

Según los oficiales de la Guardia Nacional, cuando el hombre rechazó la ayuda ya trastabillaba para mantenerse de pie mientras cargaba al niño.

Los oficiales intervinieron para evitar una tragedia como la que se registró en julio pasado cerca de Brownsville, Texas; donde los salvadoreños Alberto Martínez Ramírez, de 25 años de edad, y su pequeña bebé de apenas un año y 11 meses, Valeria Martínez Ávalos, murieron ahogados.

La madre de la familia, Tania Vanessa Ávalos, de 21 años, presenció cuanod su esposo y su hija murieron.

Esos canales son más peligrosos de lo que parecen pues en el fondo arrastran lodo y maleza que complica caminar sobre el piso de concreto y pueden atrapar a cualquiera.

 

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+