Guardia de prisión hispano es detenido por traficar drogas en la cárcel

  • Guardia de prisión: Jason Flores fue detenido por sus compañeros de la Oficina del Alguacil del Condado de Harris luego de una investigación que reveló cómo entraban las drogas a la prisión.
  • Flores apenas había empezado a trabajar en la cárcel del condado desde marzo pasado luego de que completó su curso de entrenamiento como custodio carcelario en Houston.
  • Sus compañeros de la División de Asuntos Internos condujeron la investigación y detuvieron al acusado cuando llegaba a la cárcel, con drogas, y para cumplir su jornada laboral con normalidad.

Jason Flores, guardia de prisión de la Oficina del Alguacil del Condado de Harris (HCSO, por sus siglas en inglés), fue detenido por presuntamente contrabandear drogas a los presos de la cárcel en la que trabajaba.

Flores, de 20 años, fue arrestado en la mañana del sábado 16 de noviembre cuando llegó a trabajar a la Cárcel del Condado de Harris en el centro de Houston, Texas. En su contra pesan ahora cinco acusaciones.

El arresto lo realizaron sus propios compañeros guardias de prisión en conjunto con agentes de la División de Asuntos Internos del HCSO luego de varios meses de investigación par saber cómo era que le llegaban las drogas a algunos presos.

Flores apenas había empezado a trabajar como guardia de prisiones en marzo de 2019 luego de completar su curso en la academia del HCSO. Al momento de ser detenido, además de recibir cargos criminales, fue relevado de su cargo sin goce de sueldo hasta que terminen las investigaciones.

Ed González, alguacil del Condado de Harris, emitió un comunicado en el que dijo sobre los presuntos delitos de Flores: “La gran mayoría de los oficiales de detención de la Oficina del Sheriff del Condado de Harris están comprometidos a mantener su responsabilidad por el cuidado, la custodia y el control de los reclusos en nuestra cárcel. Aquellos que traicionen esa confianza serán totalmente responsables. Elogio a nuestra División de Asuntos Internos por llevar a cabo una investigación rápida y exhaustiva, resultando en estos cargos de delitos graves”.

Ahora Flores enfrenta los cinco cargos criminales, todos considerados graves, que van desde posesión con intención de distribución de sustancias controladas, posesión con intención de vender sustancias controladas hasta posesión con intención de distribución de sustancias controladas dentro de una prisión.

Debido a que la División de Asuntos Internos del HCSO aún trabaja en la investigación del caso, algunos de los documentos legales no fueron puestos a disposición del público.

Sin embargo, de acuerdo con una fuente dentro de la investigación que pidió no ser identificada en público, lo que Flores contrabandeaba en la prisión eran drogas químicas como metanfetaminas y xanax. Incluso, cuando se le detuvo, llevaba consigo algunas de las drogas que pensaba distribuir o vender dentro de su turno de trabajo.

La HCSO no informó en cuál de las cuatro prisiones que maneja en el centro de Houston estaba asignado el oficial Flores.

Al momento de escribir esta historia, Flores ya no estaba detenido en la misma cárcel en la que trabajaba, pues el juez calificador que recibió su caso le permitió que saliera luego del pago de una fianza de 105,000 dólares para que enfrente su proceso en libertad.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+