Gripe de verano: Síntomas y remedios caseros para sentirse mejor

Mundo Salud
Actualizado en

  • Todo lo que necesitas saber acerca de la gripe
  • Encuentra cómo disminuir los síntomas y sentirte mejor
  • Remedios caseros para salir de este molesto cuadro infeccioso

La gripe de verano es una de las enfermedades que más afectan a las personas, sin importar su edad o lugar del mundo en el que se encuentren; los síntomas que esta infección puede producir van desde molestias leves como sensación de fatiga, hasta molestias severas como congestión nasal, fiebre y pérdida de apetito.

Es causada por el virus de la influenza A o B, y tiene la capacidad de afectar las vías respiratorias y, en casos más avanzados, podría ocasionar afecciones cardiacas, pulmonares, cerebrales o musculares.

Gripe de verano

MH archivos

Y aunque a cada persona le ataca de manera particular, es necesario protegerse de los posibles contagios, así como de guardar el debido reposo para evitar que el virus se propague aún más. Es importante que guardes el debido reposo para salir triunfante de este cuadro clínico, pero también lo es acudir al médico para descartar padecimientos más graves; sin embargo, a la par de los medicamentos que puedes encontrar en la farmacia, es posible pasar por esta fase infecciosa sintiendo alivio gracias a remedios naturales que puedes preparar en casa.

Agua Salada

gripe de verano

shutterstock

El agua salada es uno de los remedios caseros más efectivos cuando se trata de combatir molestias como picazón en la garganta, la tos y la terrible congestión nasal. Ya sea inhalando el vapor que se desprende de ella o realizando buches, el agua salada es un fiel aliado de las personas que atraviesan por una fase de gripe de verano moderada o severa.

Coloca un puñado de sal en un litro de agua y deja hervir unos minutos; después, respira el vapor que emana de esta mezcla para que tus fosas nasales queden libres y puedas respirar mejor; esto ayuda a disolver las flemas y expectorarlas de manera más fácil, lo que permitirá que tu recuperación sea más pronta.

También puedes hacer buches de agua con sal, pero procura utilizar únicamente una cucharadita en cada mezcla, verás que es suficiente para proporcionarle un gran alivio a tu garganta; realiza varios buches a lo largo del día para combatir la resequedad, picazón y otras molestias.

Té de manzanilla

shutterstock

Beber un té de manzanilla no solo te ayudará a relajarte y descansar mejor, sino que facilitará tu recuperación gracias a sus propiedades antibacterianas, antialérgicas, antiinflamatorias y sedantes. Durante esta etapa de la infección es necesario que tu cuerpo se mantenga hidratado, así que una excelente opción para ayudarle a combatir la enfermedad son los tés (si lo deseas, le puedes añadir unas gotas de mile y de limón para mayores efectos) ¡no te arrepentirás!

Seguir Leyendo

Search

+