Gobernador de Georgia se convierte en inesperado aliado de los inmigrantes

  • Organizaciones aseguran que se trata de una victoria
  • El gobernador de Georgia vetó la medida SB15
  • Brian Kemp también abolió junta que se encargaba de investigar violaciones a las leyes de inmigración

La comunidad inmigrante se anotó dos triunfos significativos esta semana luego de que el gobernador de Georgia, Brian Kemp, vetara una medida que habría tenido un gran impacto en jóvenes de minorías y aboliera un comité de inmigración.

En un acto que sorprendió incluso a activistas, Kemp, abolió el lunes una junta que se encargaba de investigar violaciones a las leyes de inmigración y con ello dio otro motivo de celebración a la comunidad inmigrante.

“Para nosotros es, sin duda, una victoria, que se haya dado el veto de la SB15 en conjunto con la cancelación de la junta de revisión de inmigración. Finalmente, sentimos que se toma en consideración lo que hemos venido trabajando desde hace muchos años a favor de la comunidad”, dijo a MundoHispánico Adelina Nichols, directora de la Alianza Latina de Derechos Humanos de Georgia (GLAHR).

La Junta de Revisión para la Aplicación de Inmigración, que fue conformada hace ocho años con el objetivo de investigar denuncias de ciudadanos sobre posibles violaciones a las leyes migratorias, fue objeto de denuncias y demandas durante varios años por presuntos abusos y falta de apego a la ley.

La ciudad de Decatur se enfrentó en corte contra el ex vicegobernador Casey Cagle, luego de que este presentara una queja ante la junta acusando a esta localidad de ser una ciudad santuario, lo cual fue desestimado.

Por su parte, la SB15, que fue vetada por el gobernador el pasado viernes, habría exigido a las escuelas de Georgia crear un cuerpo de vigilantes para identificar actividades consideradas como sospechosas, lo cual las organizaciones locales temían tuviera un efecto negativo en jóvenes de minorías como los hispanos y los afroamericanos por posible perfil racial.

Nichols aseguró que estos triunfos son un aliciente para las organizaciones locales que los impulsa a seguir luchando y a no ceder pese a las adversidades.

“Esto nos alienta a continuar con mucho trabajo. Es como decimos nosotros, es una de cal por veinte de arena, pero es un triunfo que nos llena de motivación para seguir”, declaró Nichols, quien asegura que la labor debe llevarse a cabo en unión con la comunidad para que dé resultados positivos.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+