Gobernador de Nueva York suplica por ayuda y se prepara para el ‘tsunami’ de contagios

Llamados a la unidad

Tanto De Blasio como Cuomo, que desde el comienzo de la crisis han mantenido importantes discrepancias entre ellos y con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, este lunes han coincidido en llamar a la unidad.

“Estamos en un ambiente de guerra. Puede que hayamos tenido diferencias en tiempo de paz, pero, en todo lo posible, tenemos que ser uno en tiempo de guerra. Sé que nuestros colegas militares entienden esto, ahora todos tenemos que entenderlo”, expresó De Blasio.

Por su parte, el gobernador instó a no politizar la crisis.

“Estamos en una situación realmente grave, es más importante que la política y el partidismo; y si hay división, el virus nos ganará. Si hay un momento para la unidad, amigos, es este”, dijo Cuomo antes de hacer hincapié en que el virus no hace distinción entre seguidores del Partido Republicano, al que pertenece Trump, y del Partido Demócrata, en el que militan Cuomo y De Blasio.

El gobernador también advirtió que el precio de los respiradores ha subido desde los 20.000 dólares la unidad, antes de la crisis, hasta los 50.000 dólares, a lo que está contribuyendo, según reprochó, el hecho de que todos los estados, los hospitales y la Administración federal están intentando comprar los mismos aparatos de los mismos proveedores.

Ambos agradecieron también a Trump el envío de ayuda, aunque insistieron que las aportaciones no eran suficientes para frenar los estragos de la pandemia.

Seguir leyendo: Previous page

Seguir leyendo:
< Regresar

Search

+