General Motors ordenó revisión de casi 6 millones de camionetas vendidas en EE.UU.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: Shutterstock / Video: MH
  • Atención: General Motors llama a revisar millones de sus camionetas en Estados Unidos.
  • General Motors ordenó la inspección debido a problemas en las bolsas de aire de las camionetas que pueden ser potencialmente dañinos.
  • La medida incluye vehículos de General Motors fabricados entre 2007 y 2014.

Las autoridades estadounidenses ordenaron a General Motors que llame a reparación a casi 6 millones de camionetas pickup y SUVs que tienen bolsas de aire con infladores potencialmente dañinos, informó la agencia de noticias AP este lunes.

La decisión de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) le costará a la empresa unos 1,200 millones de dólares, aproximadamente una tercera parte de sus ingresos netos de este año.

Desde 2016, la empresa le pidió cuatro veces a la NHTSA abstenerse de exigirle un retiro del producto, aseverando que los infladores funcionaban bien en sus pruebas internas y en las carreteras. Sin embargo, numerosos clientes se quejaron de que la compañía había colocado sus ganancias por encima de la seguridad de los conductores.

En años recientes un total de 63 millones de infladores de bolsas de aire Takata han sido retirados del mercado, siendo el mayor retiro de un producto en la historia estadounidense. El gobierno dice que hasta septiembre, más de 11,1 millones de esos dispositivos no habían sido reparados. Unos 100 millones de ellos han sido sacado del mercado a escala internacional.

La medida abarca los camiones pickup y las camionetas SUV de GM fabricados entre el 2007 y el 2014, incluyendo los modelos Chevrolet Silverado 1500, 2500 y 3500.

La Silverado es el vehículo más vendido de GM y el segundo más vendido en todo Estados Unidos. La medida también abarca la Chevrolet Suburban, la Tahoe y el Avalanche, el Cadillac Escalade, el GMC Sierra 1500, el 2500 y el 3500, y el GMC Yukon.

General Motors camionetas

Los infladores de Takata usaban nitrato de amonio, que detonaba un pequeño estallido para llenar las bolsas amortiguadoras en caso de un choque. Pero el nitrato de amonio se deteriora con el calor y la humedad y puede causar un estallido excesivo, reventando la lata de metal y arrojando esquirlas.

Veintisiete personas han perecido en todo el mundo debido a esos estallidos, 18 de ellas en Estados Unidos, indicó AP.

Le tomó a la agencia cuatro años llegar a su decisión, que surge justo cuando va terminando el período presidencial de Donald Trump, apuntó AP.

La agencia de noticias Efe también reportó que General Motors llamará a revisión 6 millones de vehículos en el país para sustituir sistemas de airbag defectuosos del fabricante japonés Takata después de que las autoridades estadounidenses rechazasen la petición del fabricante de automóviles de reconsiderar la reparación.

Además de los 6 millones de vehículos afectados que hay en Estados Unidos, otro millón con los airbag defectuosos de Takata se encuentran en el resto del mundo, detalló Efe.

GM, según reseñó Efe, considera que la reparación de los vehículos afectados “no es necesaria de acuerdo al historial de hechos y científico”, pero informó en un comunicado que no recurrirá la decisión NHTSA y que procederá a la llamada a revisión.