Por qué ganarse la lotería podría terminar como algo terrible

Jack Whittaker, un millonario de West Virginia, ganó 315 millones en 2002. Cuatro años después, Whittaker estaba en la quiebra y había perdido sus dos hijas por sobredosis de drogas (que el culpó a haberse ganado la lotería). Además le robaron 545 mil dólares en efectivo a la salida de un strip club.

Según NBC News, un estudio de la universidad de California que estudiaba la felicidad de las personas seis meses después de ganar premios regulares descubrió que el premio no generaba los resultados esperados.

Y aunque sea más fácil, decirlo que hacerlo, Clark Howard recomienda no hacer mucho, tal vez donar a su causa benéfica favorita.

Y recuerde que si llega a ganarse la lotería, no pida la suma neta en efectivo, es mejor recibir una suma fija de dinero cada mes, y tener la seguridad que durará más tiempo.

 

Clark.com

 

ES TENDENCIA

 

 

Seguir leyendo: Previous page

Seguir leyendo:
< Regresar

Search

+