ESCALOFRIANTE: Futbolista turco mató a su hijo de 5 años porque “no lo amaba”, tenía coronavirus (FOTOS)

Etiquetas:
  • Futbolista de Turquía mató a su hijo en hospital, lo asfixió con una almohada
  • El niño fue puesto en cuarentena porque presentaba síntomas de coronavirus
  • Certificaron muerte natural pero el jugador Cevher Tokta confesó el crimen

Un futbolista del equipo Bursa Yildirim de Turquía, Cevher Tokta mató a su hijo de 5 años de edad por asfixia, para ello utilizó una almohada mientras el pequeño se encontraba convaleciente en un hospital por síntomas de coronavirus, aunque le certificaron muerte natural, días después el jugador confesó el crimen, publicó en su portal el medio de comunicación Clarín.

El jugador confesó su crimen a la policía varios días después de que su hijo falleciera presuntamente por problemas respiratorios aosciados en un principio al Covid-19.

Se informó que el padre del pequeño lo llevó desde el 23 de abril a una clínica debido a que comenzó a tener alta temperatura y tos intensa.

Debido al temor que exite por el nuevo coronavirus, el deportista llevó a su hijo para que recibiera atención médica, al confirmarse los síntomas, se estableció el protocolo sanitario indicado: ambos fueron puestos en cuarentena.

El pequeño quedó internado en el hospital, sin embargo, ese mismo día Cevher Tokta llamó a los médicos para que acudieran a la habitación del niño, ya que presentaba problemas respiratorios.

De inmediato el personal médico decidió trasladarlo al área de cuidados intensivos, debido a que efectivamente mostraba dificultades pulmonares.

Solo pasaron un par de horas y el pequeño de 5 años no soportó más y falleció. Ante esto, personal médico determinó que la causa de la muerte fue natural, asociada al Covid-19.

Sin embargo, los remordimientos no permitieron al jugador del Bursa Yildirim de Turquía continuar con su vida e hizo la terrible revelación.

Angustiado por los hechos, el futoblista turco Cevher Tokta se encaminó a la estación de policía en donde confesó su crimen y de inmediato quedó a disposición de las autoridades quienes le iniciarán un jucio.

En sus declaraciones preliminares, el hombre dijo de manrea textual, según el portal Clarín: “Presioné una almohada sobre mi hijo que estaba acostado boca arriba”.

Y detalló: “Durante 15 minutos presioné la almohada sin levantarla. Mi hijo estaba luchando durante ese tiempo. Después de que dejó de moverse, levanté la almohada. Luego grité a los médicos para evitar cualquier sospecha sobre mí”.

Pero quizá lo más impresionante para las autoridades de la policía turca no fue que llegara por su propio pie a las oficinas de la corporación, sino los motivos que dio para llevar a cabo el asesinato.

De acuerdo al portal Clarín, el hombre contestó a la pregunta sobre los motivos que lo orillaron a efectuar el homicidio de su hijo.

De manera textual contestó: “Nunca amé a mi hijo menor después de que él nació. No sé por qué no lo amé. La única razón por la que lo maté ese día es porque no me gustaba. No tengo ningún problema mental”.

Ante las escalofriantes declaraciones, la policía ejecutó el arresto del futbolista Cevher Tokta del equipo Bursa Yildirim de Turquía, bajo los cargos de “homicidio de un familiar cercano”, que se castiga con cadena perpetua.

Las inverstigaciones del homicidio continúan en curso y para tales efectos las autoridades forenses odenaron la rápida exhumación del cadáver del menor de 5 años, a quien habían determinado muerte por coronavirus.

Página: 1 2 3 4