Texas: Buscan a fugitivo hispano por una ejecución luego de un robo de drogas

blank
blank

  • Ejecución por drogas: Ricardo Casaya, de 24 años, tiene una orden de arresto como presunto responsable de haber participado como brazo armado en una ejecución para vengar un robo de droga.
  • Agentes del Departamento de Policía de Houston buscan a Casaya por su presunta participación en el asesinato a balazos y a plena luz de día de dos hombres en el barrio hispano del East Side.
  • El asesinato lo habría ordenado un peluquero que iba a vender 5 libras de marihuana a dos hombres de Louisiana pero éstos lo despojaron de la hierba y así firmaron su sentencia de muerte.

Texas. Ejecución a hispano. Ricardo Casaya tiene una orden de arresto en Texas acusado de homicidio capital por una ejecución en venganza por el robo de droga.

Casaya, de 24 años, es buscado por la División de Homicidios del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés) como presunto responsable de haber matado a los jóvenes afroamericanos Bradley Barker, de 25 años al momento de morir, y Binel Gasery, de 33 años al ser asesinado, el jueves 8 de agosto de 2019 en venganza porque supuestamente le robaron un paquete de marihuana a un peluquero hispano del East Side.

La historia del intrincado crimen comenzó el caluroso jueves 8 de agosto a las 6:00 p.m. cuando un auto Nissan Sentra, en color plateado, fue emboscado por otro auto sobre el carril central de la carretera I-10.

El Nissan viajaba en dirección hacia el este justo cuando la carretera estaba más congestionada por los autos de personas que volvían a su casa luego de su jornada laboral.

De acuerdo a los testigos, según detallan los documentos del caso consultados por MundoHispánico, dos hombres hispanos iban en el otro auto, en color negro, y se le emparejaron al Nissan en el que viajaban Barker y Gasery.

En un momento en medio del gran congestionamiento los hispanos del segundo auto aprovecharon que el tráfico iba lento y salieron de su carro para rociar de balazos a los ocupantes del Nissan dejándolos muertos en el sitio y sin que pudieran defenderse.

Luego del caos los dos hispanos huyeron a toda velocidad escabulléndose entre los vehículos que atestaban la carretera ya que el conductor del Nissan Sentra, al recibir los disparos, perdió el control del vehículo y lentamente se estrelló contra otros carros mientras seguía la cascada de balazos.

En la escena quedó el carro rociado de balazos sobre el I-10 y casi con la salid a la calle Federal Road en una de las zonas con mayor presencia hispana de la ciudad. El tráfico se volvió aún más caótico en la zona.

La ejecución de Gasery y Barker causó tal conmoción en Houston, al realizarse a plena luz el día y frente a cientos de testigos desde sus autos, que el mismo Arturo Acevedo jefe del HPD se presentó en el lugar para coordinar la investigación del inusual crimen.

Durante varios meses la investigación en la ejecución de Gasey y Barker no avanzaba ya que los dos hombres, originarios de Louisiana, parecían no tener ningún vinculo en Houston.

Sin embargo, gracias a un informante confidencial del HPD, todo se esclareció poco a poco.

El informante de la División de Homicidios les dijo a los investigadores que la muerte de los dos hombres la había ordenado un peluquero de East Side porque le habían robado cinco libras de marihuana con valor de 4,00 dólares.

blank

Ricardo Casaya, de 24 años, es buscado por presuntamente haber participado en Houston en una ejecución para vengar el robo de marihuana. (Fotos: Departamento de Policía de Houston)

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank