Frontera con México: Trump insiste en que está hecha un desastre

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: Shutterstock / Video: MH
  • Sobre la frontera con México, el expresidente Trump insiste en que está hecha un desastre debido a las medidas de la nueva administración
  • También retomó la idea del muro fronterizo y enfatizó que funcionaría “magníficamente” de no ser por los obstáculos de los líderes demócratas en el Congreso
  • Trump asegura que durante su mandato la frontera con México “estaba en buena forma, más fuerte y más segura que nunca antes”

Sobre la frontera con México, el expresidente Trump insiste en que está hecha un desastre debido a las medidas de la nueva administración.

Incluso después de haber abandonado la Casa Blanca, el expresidente Donald Trump sigue manteniendo una postura firme en materia de inmigración y no le ha temblado el pulso para acusar al nuevo Gobierno de Biden por el desastre en la frontera sur.

“Nuestro país está siendo destruido en la frontera sur, algo terrible de ver”, afirmó a través de un comunicado.

También retomó la idea del muro fronterizo y enfatizó que funcionaría “magníficamente” de no ser por los obstáculos de los líderes demócratas en el Congreso, reseñó EFE.

Trump asegura que durante su mandato la frontera con México “estaba en buena forma, más fuerte y más segura que nunca antes” y que habían logrado contener a “contrabandistas, narcotraficantes y traficantes de personas”.

Foto: archivo

Frontera con México: Trump insiste en que está hecha un desastre

Según Trump, desde que él dejó el poder el pasado 20 de enero la condición de la frontera sureña de Estados Unidos ha sufrido un veloz deterioro.

Estas afirmaciones surgieron casi a la par de que Ashley Moody, fiscal general de Florida, planteara una demanda judicial contra los responsables de inmigración con la idea de detener los cambios en la política migratoria que ha hecho la reciente Administración de Biden, argumentando incluso que ponen en riesgo la seguridad de los estadounidenses y también de los inmigrantes.

Moody expone en su demanda que la situación migratoria se ha convertido en “una pesadilla de seguridad pública” tras las decisiones del actual mandatario.

“La política imprudente de la administración Biden de negarse a hacer su trabajo y deportar criminales pone en riesgo todos esos logros (de la Administración Trump) y la seguridad pública de los floridanos”, indicó la fiscal.

Precisamente, la más dura crítica a las políticas de Biden que hace Moody se debe a la suspensión de “los arrestos y deportaciones de ciertos criminales que están en el país ilegalmente, muchos de ellos violentos o condenados por cargos de tráfico de drogas”.

Foto: AP

“Este es un cambio radical que coloca a los floridanos y a nuestros agentes del orden público en mayor peligro y es por eso que presenté una demanda”, dijo alarmada por una medida que va en contra del trabajo que han hecho presidente tanto republicanos como demócratas de las últimas dos décadas.

La semana pasada, Trump aseguró que la frontera con México está “fuera de control” y señaló a Biden por haber eliminado muchas de sus decisiones.

Texas envía a cientos de soldados a la frontera para detener la inmigración

Greg Abbott, gobernador de Texas, ordenó que 500 soldados de la Guardia Nacional vayan a la frontera para ayudar a contener indocumentados.

El gobernador Abbott, de gira por la frontera en el sureste de Texas con el noreste de México, tomó la decisión al medio día del martes 9 de febrero del 2021 como medida extraordinaria para ayudar a contener la inmigración de indocumentados en esa zona.

El gobernador Abbott llamó al despliegue de tropas Operation Lane Star (Operación Estrella Solitaria) mientras recorría en helicóptero el sureste de Texas en una visita a la ciudad de Mission, en el Condado de Hidalgo.

“Si se atreven a entrar a Texas… el estado utilizará todas las herramientas o estrategias que podamos para arrestar a cualquiera que entre violando la ley y lo pondremos tras las rejas”, dijo Abbott para explicar su decisión.

La Guardia Nacional de Texas es una rama del Ejército de Estados Unidos, similar a la del resto de los estados, y que no entra en combate en el extranjero sino que está destinada a labores domésticas de protección.

De acuerdo a información oficial de la propia Guardia Nacional de Texas, en total a esa fuerza la componen poco más de 19 mil soldados destinados a labores de ayuda a la comunidad y vigilancia, distribuidos en 26 batallones.

Tracy Norris, general mayor de la Guardia Nacional de Texas, explicó que el envío de tropas es inmediato con base a la orden del gobernador Abbott y por lo menos 100 soldados llegarán al Condado de Hidalgo en la tarde del martes.

Esos 100 soldados, luego de instalar sus campamentos, serán enviados armados directamente a la franja fronteriza de Texas con el estado mexicano de Tamaulipas para frenar a los inmigrantes.

La Operation Lone Star también tiene la participación de patrulleros de caminos del Departamento de Seguridad Pública de Texas (TxDPS, por sus siglas en inglés).

“Montaremos puestos de vigilancia y observación a lo largo de la frontera en donde el TxDPS nos diga”, explicó Norris sobre el despliegue de los 500 soldados de la Guardia Nacional de Texas, sin dar detalles precisos de sus puntos de guardia.

Por lo menos 500 patrulleros de caminos del TxDPS, de acuerdo a un comunicado de prensa, ya fueron enviados desde la semana pasada al Condado de Hidalgo, Condado de Starr y Condado de Cameron para detener a los indocumentados.

El gobernador Greg Abbot y el general mayor Tracy Norris ofrecieron una conferencia de prensa de manera conjunta, al anunciar la decisión del mandatario estatal que pertenece al Partido Republicano.

“Hay una crisis en Texas ahora mismo con el número abrumador de gente que viene para querer cruzar la frontera”, dijo Abbott al anunciar el despliegue de las tropas.

El gobernador Greg Abbott señaló directamente al presidente Joe Biden, del Partido Demócrata, como el responsable de la crisis que él observó este martes 9 de febrero en la frontera de Texas con Tamaulipas.

Según Abbott, “esta crisis es el resultado de las políticas de fronteras abiertas del presidente (Joe) Biden… invita a la inmigración ilegal y está creando una crisis humanitaria en Texas en este momento que empeorará cada día más”.

De acuerdo con el periódico The New York Times, que cita fuentes gubernamentales, en febrero fueron detenidos 100 mil inmigrantes indocumentados, lo que significa un aumento en relación a los 36 mil 687 detenidos en febrero del año pasado.

Según una fuente que habló con MundoHispánico, a condición de mantener el anonimato, los patrulleros de caminos del TxDPS recibieron la orden de estar en la frontera por los próximos 60 dīas por lo menos.

Suscríbete a nuestro boletín semanal y participa por una gift card de $100 cada mes. Recibe tus noticias favoritas en tu bandeja de correo electrónico desde hoy mismo.

Archivado como: Frontera con México: Trump insiste en que está hecha un desastre