¿Frío o calor?: ¿Qué aplicar en las lesiones del gimnasio?

La terapia con calor ayuda también a calmar las inflamaciones y a favorecer la relajación muscular, evitando esa sensación de tensión que puede resultar de una carga pesada de ejercicio; además, este tipo de tratamiento ayudará que los dolores sean cada vez menores y no mermen la calidad ni intensidad de tus rutinas.

Shutterstock

Puede aplicarse por medio de una tela remojada en agua caliente, entre 34 y 36 grados, que deberás colocar en la zona afectada durante unos minutos y posteriormente cubrirla con una tela para que no se escape el calor que has aplicado. También existen parches especiales, pero deberás tener precaución al leer las instrucciones para que el efecto deseado surta efecto.

Ahora ya sabes cuando aplicar frío o calor

Seguir leyendo: Previous page

Seguir leyendo:
< Regresar

Search

+