Ford cancela la importación de todoterrenos Active por aranceles de Trump

Después de que a principios de 2017 canceló sus planes de abrir una planta en México, ahora Ford anunció que ha cancelado sus planes para importar a Estados Unidos el modelo de todoterrenos SUV Focus Active, producido en China, después de que Washington haya impuesto aranceles a las importaciones del país asiático.

“Debido al impacto financiero negativo de los nuevos aranceles, hemos decidido no importar este vehículo”, afirmó el presidente de Ford en Norteamérica, Kumar Calhotra, durante una conferencia de prensa telefónica.

“Dadas las tarifas, nuestros costes serían substancialmente más elevados”, añadió Galhotra.

 

TE PUEDE INTERESAR: ÚLTIMA HORA: Operativos en Medio Oeste de EE.UU. dejan 364 arrestados

 

No obstante, el directivo de Ford explicó que no prevé que los aranceles vayan a suponer también la anulación de las importaciones de la furgoneta Transit Connect, que se produce en España, y del modelo de todoterrenos SUV EcoSport, procedente de India.

 

RELACIONADO: Trump amenaza a la UE con una “tremenda” capacidad de castigo en automóviles

 

Estados Unidos ha impuesto aranceles del 25 por ciento a importaciones chinas valoradas en 50,000 millones de dólares.

Ford, que ha anunciado que dejará de vender sedanes en Estados Unidos para concentrarse en la producción de vehículos más lucrativos, como todoterrenos SUV, furgonetas y camionetas “pick-up”, tenía previsto empezar a vender el Focus Active en Norteamérica en la segunda mitad de 2019.

El fabricante de automóviles ha emprendido un plan para recortar en los próximos años 25,500 millones de dólares en costes a la vez que invertirá 11,000 millones de dólares para reestructurar la empresa nivel global.

Ford había sido una de las compañías que más apoyaban a Trump, desde que se ‘alineó’ con el presidente al cancelar sus planes de abrir una fábrica en México por valor de 1,600 millones de dólares, y en su lugar aumentó las operaciones en EE.UU. con 700 nuevos empleos a principios de 2017.

Todo ello, poco después de que Trump advirtiese directamente a la compañía de represalias si continuaba con sus proyectos de trasladar parte de sus operaciones fuera de Estados Unidos.

Asimismo, las otros dos grandes fabricantes estadounidenses de automóviles, General Motors (GM) y Fiat Chrysler, también anunciaron multimillonarias inversiones en territorio estadounidense en 2017.

 

[anvplayer video=”4469438″ station=”CMG MundoHispanico”]

Search

+