Florida: Tras bancarrota, Payless anuncia apertura de tienda en Miami

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • El minorista de calzados económicos abrirá su primera tienda en Estados Unidos luego de haberse declarado en bancarrota
  • La apertura está prevista para el mes de noviembre en la ciudad de Miami, Florida
  • Asimismo, la tienda de zapatos indicó que abrirán entre 300 y 400 tiendas en todo el país

Payless, el minorista de zapatos de descuento anunció la apertura de una tienda en Miami, Florida para el mes de noviembre luego de haberse declarado en bancarrota el año pasado, de acuerdo con CNN Business.

Después de declararse en quiebra por segunda vez y cerrar sus 2100 tiendas ubicadas en Estados Unidos y Canadá incluyendo el cese de operaciones a través de su página web, Payless planea regresar más fuerte que nunca.

En 2019, Payless despidió a más de 16,00o empleados.

Payless Miami anuncia apertura de tienda en Florida tras bancarrota
Foto: Twitter.

La famosa compañía que vende zapatos de vestir, botas y zapatillas a precios competitivos, muchos por menos de 10 dólares, indicó que a pesar de la crisis económica generada por la pandemia, consideraba que era la oportunidad perfecta para volver y brindarles una opción económica a los consumidores que ahora cuidan más su presupuesto.

“Somos plenamente conscientes de que estamos relanzando en un momento en el que muchos han perdido sus trabajos, las finanzas están apretadas y los padres de todo el país se están adaptando a trabajar desde casa, facilitando la educación en casa para sus hijos”, indicó Jared Margolis, director ejecutivo de la empresa en un comunicado de prensa.

“Vimos una oportunidad para que la marca se relanzara en el mercado estadounidense… en un momento en el que el valor de los productos no podía ser más crítico”, agregó.

El minorista anunció este martes que abrirá su primera tienda el mes de noviembre en Miami, donde Payless tendrá su sede principal, asimismo, indicó que planea abrir de 300 a 400 establecimientos independientes en todo el país entre los próximos tres y cinco años.

Payless Miami anuncia apertura de tienda en Florida tras bancarrota
Foto: Twitter.

Payless indicó que para principios de 2021 planea abrir entre 30 y 45 tiendas en Texas y otros estados fronterizos.

El minorista de calzados de descuento aseguró que sus tiendas contarán con un aspecto moderno y “actualizado”, donde incluirán espejos inteligentes, paneles de pared con pantallas táctiles y tecnología de realidad virtual para comparar zapatos, algo único en el sector.

Desde el martes 18 de agosto Payless comenzó sus ventas a través de su página web donde además de vender las marcas habituales, agregó nuevas propuestas como Aerosoles y Kendall + Kylie. De igual forma, la compañía también venderá ropa.

Por otro lado, Payless informó que eliminó “Shoesource” de su nombre.

Payless Miami anuncia apertura de tienda en Florida tras bancarrota
Foto: Twitter.

Estados Unidos vive su mayor ola de grandes bancarrotas en una década

Más de 400 grandes empresas se han declarado en bancarrota en Estados Unidos desde que comenzó el año, el peor dato en una década debido a la pandemia de COVID-19, y en términos de magnitud, con miles de millones de dólares comprometidos a lo largo de diferentes sectores, un terremoto económico que no da señales de amainar, según señalan analistas, de acuerdo con la agencia Efe.

“Las bancarrotas han impactado en un amplio rango de sectores este 2020 en medio de la pandemia de coronavirus, pero las industrias centradas en el consumidor han sido perjudicadas desproporcionadamente”, indicó la firma S&P Global Market Intelligence en un informe que abarca empresas cotizadas con activos o deuda superiores a 2 millones de dólares y 10 millones en el caso de las privadas.

Sus analistas, Tayyeba Irum y Chris Hudgins, cifraban en 424 esas grandes bancarrotas acumuladas al comienzo de esta semana, “lo que excede el número de tramitaciones en ese periodo comparable desde 2010” por la aguda contracción de la economía.

Los analistas aún esperan que “más compañías sufran mientras la pandemia de coronavirus ahoga la actividad”.

Hay varios tipos de bancarrota según la ley estadounidense y las empresas comerciales generalmente se acogen al Capítulo 11, que les permite seguir operando con un plan de restructuración de deuda que debe ser aprobado por los acreedores, aunque otras optan por liquidar sus activos y cerrar establecimientos para saldar el pasivo.

En total, según el American Bankruptcy Institute, la mayor asociación de profesionales de la bancarrota, que informa a los legisladores, hasta finales de julio más de 4.200 empresas comerciales de todos los tamaños se habían acogido a la bancarrota del Capítulo 11, y su directora ejecutiva, Amy Quackenboss, estimó en una nota que habrá un “incremento en los próximos meses”.

La plataforma BankruptcyData, que se atribuye la base de datos más amplia, señala que 46 firmas hasta ahora han declarado deudas superiores a 1.000 millones de dólares, algo más grave que en las dos últimas recesiones: a estas alturas en 2009 hubo 40 compañías tan endeudadas en su momento de bancarrota y en 2002 solo 25, lo que supondría la mayor magnitud de quiebras “de todos los tiempos”.

El consejero delegado de New Generation Research, James Hammond, que gestiona esa plataforma, sostuvo en entrevista con Efe que “el ‘shock’ de demanda generado por los confinamientos ha acelerado las cosas” y hoy en día se escucha hablar de las cadenas de tiendas y restaurantes quebrados, pero también van a empezar a verse organizaciones sin ánimo de lucro, universidades, museos u hospitales.

Archivado como: Payless Miami

Algunas de esas firmas ya tenían problemas antes de la COVID-19 y su llegada no hizo más que acelerar el proceso, sobre todo para las que requerían presencia física, como el comercio minorista, pero los expertos apuntan que la tendencia va a continuar por su debilidad y pese a los préstamos del Gobierno de EE.UU para proteger el pago de nóminas.

Con más de 100 grandes compañías en bancarrota, el sector más impactado es el consumo discrecional, según el informe, lo que engloba una veintena de minoristas con nombres históricos como Brooks Brothers, la marca de ropa más veterana del país; Lord & Taylor, que tenía los grandes almacenes más antiguos; y marcas populares como J.Crew o Ann Taylor.

Probablemente la debacle minorista más visible es la tienda de lujo por departamentos Neiman Marcus, que hace poco más de un año abría un establecimiento de 20.000 metros cuadrados en el centro comercial del exclusivo barrio de Hudson Yards, en Nueva York, y tras el parón provocado por la pandemia ha decidido dejarlo vacío.

Archivado como: Payless Miami