Florida declara el estado de emergencia por brote de hepatitis

  • Autoridades de Florida declaran emergencia por hepatitis.
  • Instaron a todas las personas a vacunarse contra esta enfermedad.
  • En lo que va de año, los casos de hepatitis A ya superaron a los de 2018.

La gobernación de Florida declaró el estado de emergencia sanitaria como medida “proactiva” ante el brote de hepatitis A que aqueja a Estados Unidos, donde ha causado 221 muertos desde 2016, y urgió al público a vacunarse contra esta enfermedad.

“Instamos a la vacunación y enfatizamos la importancia de lavarse las manos regularmente”, señaló este viernes Jeanette Núñez, vicegobernadora de Florida, estado donde los casos de esta enfermedad altamente contagiosa ya superaron este año los 2,000.

La hispana hizo un llamado a través de su cuenta de Twitter a “prevenir aún más” la propagación de la hepatitis.

Desde 2016, 25 estados han reportado brotes de hepatitis A, con un total de 22.566, 13.352 hospitalizaciones y 221 muertos hasta el pasado 16 de julio, según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

El cirujano general de Florida, Scott Rivkees, declaró esta semana la emergencia de salud pública en el estado para abordar el brote nacional actual.

“Estoy declarando esta emergencia de salud pública como un paso proactivo para alertar adecuadamente al público de esta grave enfermedad y prevenir una mayor propagación de la hepatitis”, sostuvo Rivkees.

En Florida, los condados con impacto crítico de la enfermedad son Brevard, Citrus, Glades, Hernando, Hillsborough, Lake, Liberty, Manatee, Marion, Martin, Okeechobee, Orange, Pasco, Pinellas, Sumter, Taylor y Volusia.

Los casos de hepatitis A han superado este año los de 2018 con 2.034 reportados desde el 1 de enero hasta el 27 de julio.

“La mejor manera de prevenir la hepatitis A es a través de la vacunación”, enfatizó Rivkees.

El médico indicó que es importante vacunar a la mayor cantidad posible de individuos de alto riesgo, que incluyen personas con enfermedad hepática crónica o trastornos del factor de coagulación y aquellos mayores de 60 años con una afección médica subyacente grave.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+