ÚLTIMA HORA: Tras masacre de la familia LeBarón, el FBI llega a México (FOTO)

  • Agentes de FBI pisan suelo mexicano
  • Elementos llegan desarmados
  • Buscan a responsables de masacre

 

FBI en México. Agentes del FBI están en México para ayudar a investigar la masacre de la familia LeBarón, nueve mujeres y niños con nacionalidad estadounidense ocurrida en el norte del país la semana pasada.

La vocera del FBI Lauren Hagee declaró el martes que los agentes “están suministrando asistencia a invitación del gobierno mexicano”.

“El FBI sigue comprometido a trabajar junto con nuestros aliados internacionales para ayudar a llevar ante la justicia a los perpetradores de este terrible acto de violencia”, dijo Hagge en un comunicado por escrito.

 

Los agentes llegaron al país el lunes y no portan armas, señaló un funcionario federal mexicano que habló bajo condición de anonimato debido a que no estaba autorizado a dar detalles.

El lunes, el máximo funcionario de seguridad en México informó que se realizaron arrestos en conexión con el ataque ocurrido el 4 de noviembre. Sin embargo, no detalló cuántas personas fueron detenidas ni a qué organización pertenecían.

Las autoridades creen que las víctimas fueron asesinadas por miembros de un cártel del narcotráfico. Muchos de los familiares de las víctimas han abandonado la comunidad de La Mora, México a partir del incidente y actualmente viven en Utah.

Un niño de 8 años que recibió un disparo en la mandíbula permanece hospitalizado y volverá a ser operado en los próximos días luego de que los médicos descubrieron que el menor tenía una bala alojada en la cadera.

El Gobierno de México fue quien invitó a Estados Unidos para que el FBI, la principal agencia de investigación criminal en aquel país, colabore en la investigación de la masacre de la familia Lebarón.

La llegada de los agentes se da tras el retiro de la familia LeBarón a Estados Unidos, y luego de que familiares y amigos despidieron el sábado a la última víctima por sepultar tras la emboscada de un cártel que cobró la vida de nueve mujeres y niños, todos estadounidenses y miembros de una comunidad mormona asentada en el norte de México, donde grupos delictivos han quebrantado lo que alguna vez fue una existencia pacífica en una zona rural.

Durante el ataque a tiros del lunes, Christina Langford Johnson salió de su vehículo a toda prisa y agitó las manos en lo alto para mostrar que no representaba amenaza alguna. Los niños que sobrevivieron a la emboscada dijeron a miembros de su familia que de todos modos la mujer fue acribillada a tiros y recibió dos disparos en el corazón. Su hija Faith Marie Johnson, de siete meses, fue encontrada ilesa en un asiento del vehículo.

El sepelio de la mujer, el tercero en igual número de días, cierra un emotivo periodo de luto en una comunidad unida y que tiene lazos familiares en dos estados mexicanos y al otro lado de la frontera, en varios estados del oeste de Estados Unidos.

La masacre de la familia LeBarón significó un duro golpe para el Gobierno Mexicano que recibió la oferta del presidente de Esdtados Unidos, Donald Trump, para que su gobierno interviniera y mejorar las condiciones de seguridad, a lo que su homólogo de México rechazó.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+