ÚLTIMA HORA: Presuntos asesinos de la niña Fátima confiesan cómo y por qué la mataron

  • Tía de uno de los presuntos asesinos de Fátima narra cómo mataron a la niña
  • Al enfrentarlos, dice, ellos le comentaron que su sobrino quería a la pequeña para “hacerla su novia para toda la vida”
  • Madre de la pequeña dice que la pareja del presunto era su amiga y “no creo que haya sido capaz”

 

Gladis Giovana Cruz Hernández y Mario Alberto Reyes Najera, presuntos asesinos de la niña Fátima, revelaron detalles que los llevaron a cometer el crimen.

Frente a las autoridades, Gladis Giovana confirmó que ella entregó a Fatima con Mario, pues este le había pedido una “novia joven” que le durara por mucho tiempo, según reportó El Universal.

Antes -a decir de la mujer- la había amenazado con abusar sexualmente de sus dos hijos.

Giovana aseguró que por temor, le llevó a Fátima pues “recordó que su familia no le prestaba mucha atención” a la menor.

En este sentido detalló también que cuando se la entregó, Mario Alberto la vistió con un vestido que recién había comprado y le pintó las uñas.

De igual manera Giovana dijo que ella misma había asfixiado a Fátima con un cinturón, una vez cometido el crimen y al darse cuenta que eran buscados por las autoridades, decidieron abandonar el cuerpo en el baldío donde fue encontrado y decidieron escapar.

Ambos confesaron cómo fue que se concretó la agresión.

Giovana dijo que él (Mario) no mostró arrepentimiento, sin embargo, explicó sentirse arrepentida, pero que no tenía opción pues le tenía miedo y no quería que Mario atacara a sus hijos. Este relato ya obra en las actuaciones ministeriales del caso.

Horas antes de que Giovana confesara cómo mataron a sangre fría a Fátima, la tía de uno de los presuntos asesinos de la niña Fátima contó la historia de cómo supuestamente fue asesinada y destapó detalles del terrible crimen que ha consternado no solo al país entero, sino al mundo.

Irma Reyes Castañeda externó los supuestos “motivos” por los que la pareja habría matado a la pequeña, de acuerdo a declaraciones recogidas por Noticieros Televisa.

Los presuntos responsables fueron detenidos la noche del miércoles y son señalados como los posibles responsables de secuestrar, violar y asesinar a la menor de edad.

La tía contó que ellos le revelaron los detalles de cómo sucedieron los hechos y sus supuestos motivos para hacerlo.

El cadáver de la niña Fátima, de siete años de edad, fue encontrado el sábado pasado por la tarde en la Ciudad de México dentro de una bolsa de plástico, desnuda y con huellas de violencia.

Irma relató que la mataron cuando se percataron que las autoridades ya la estaban buscando.

La mujer comentó que llegó a rentarles un cuarto a los presuntos responsables, pero cuando se dio cuenta que los buscaban fue a cuestionarlos sobre la niña Fátima.

Irma reveló que le dijeron que el hombre quería a la niña para “hacerla su novia para toda la vida” y que amenazó a Gladis Giovanna de que si no iba por Fátima, no la dejaría entrar a la casa donde él ya estaba con sus hijas y que agarraría a una de ellas.

Luego comentó que a decir de la presunta secuestradora, su sobrino cometió el supuesto abuso sexual “con la lengua” y que ella no hizo nada porque “le tenía mucho miedo”.

Es entonces que al ver que ya la estaban buscando, los presuntos asesinos decidieron matarla de acuerdo al relato de Irma, la tía de Mario Alberto.

Este jueves 20 de febrero de 2020 los presuntos asesinos se encuentran detenidos a la espera de que se emita una orden de aprehensión en su contra.

Gladis Giovana y Mario Alberto, presuntos asesinos de Fátima, están en el municipio de Atizapán, Estado de México por el delito de cohecho, pues al momento que policías de diversas corporaciones los cercaron, “ofrecieron 500 pesos” (alrededor de 25 dólares) para que los dejaran ir.

Por estos hechos, conforme lo indica el nuevo sistema de justicia, los imputados podrían permanecer en aquel lugar hasta 48 horas a partir de su detención.

En ese lapso la Fiscalía capitalina tendrá que judicializar el caso, esto es, que un juez gire las órdenes de aprehensión por el plagio y feminicidio de Fátima, sin embargo, hasta el momento esos documentos no se han liberado.

Fuentes cercanas a la investigación revelaron que de momento, la FGJ no ha localizado el arma homicida -un supuesto cinturón- y tampoco se tienen las pruebas genéticas ni de ADN que vinculen la agresión sexual que presuntamente Mario Alberto ejerció sobre la menor.

Legalmente las autoridades cuentan con 48 horas para poder obtener las órdenes. Los presuntos responsables permanecen en la Fiscalía de Atizapán de Zaragoza, en donde aún se espera el oficio de colaboración por parte de las autoridades capitalinas, para el delito por el que se les requiere.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+