Familia del hispano fallecido en explosión demanda a la empresa en Houston

  • Explosión en Houston: La familia de Frank Flores, uno de los hispanos muertos en la explosión del viernes 24 de enero, demandó a la empresa en la que ocurrió la tragedia que denominaran homicidio culposo.
  • “Frank… trabajó duro para mantener a su familia que amaba tanto y siempre puso sus necesidades antes que las suyas”, explica el documento en el que se pide una compensación económica.
  • En Spring Branch, la zona en la que ocurrió la explosión en Houston, otras familias preparan demandas contra Watson Grinding and Manufacturing por los daños que sufrieron sus casas al punto de quedar inservibles.

Los deudos de Frank Flores, uno de los hispanos muertos en la explosión de Houston, demandaron a la empresa en la que ocurrió la tragedia.

Margarita Flores, la viuda, junto a sus dos hijos, demandó a la empresa Watson Grinding and Manufacturing por homicidio culposo por la muerte de Flores ocurrida el viernes 24 de enero de 2020 en el 4515 South Gessner, en el vecindario de Spring Branch, en el oeste de Houston.

La demanda solicita una compensación económica para los familiares del hoy occiso por lo que denominaron como una “muerte injusta” para Frank Flores.

A la familia Flores la representa la firma de abogados de Muhammad S. Aziz y Karl P. Long, quienes presentaron su demanda en las cortes civiles de Houston el lunes 27 de enero.

“Frank Flores trabajó duro para mantener a su familia que amaba tanto y siempre puso sus necesidades antes que las suyas… tan sólo con palabras no se puede expresar la pérdida que sentimos en nuestros corazones. Hemos perdido a un esposo, a un padre y a un suegro”,  detalla el documento legal, del cual tiene una copia MundoHispánico en Texas, que fundamenta las razones de la demanda.

La demanda de la familia Flores también pide al juez que la zona en la que ocurrió el accidente se preserve al máximo, con apoyo de las autoridades, para que todos los restos de la explosión se usen posteriormente como evidencia en contra de la empresa en la que ocurrió la tragedia.

Hasta la tarde del lunes 27 de enero, de acuerdo con Samuel Peña, jefe del Departamento de Bomberos de Houston (HFD, por sus siglas en inglés), un total de 450 casas alrededor del siniestro se vieron afectadas por la explosión.

De esas, 200 fueron declaradas inhabitables debido a daños estructurales y 10o más debieron ser evacuadas también hasta que se le hagan las reparaciones pertinentes para que puedan retornar sus moradores.

Varios vecinos de Spring Branch, el vecindario en donde ocurrió ese desastre sin parangón en la historia de Houston, ya preparan demandas en contra de la empresa, según pudo comprobar este medio de comunicación.

Sin embargo, aún no han sido presentadas ante los tribunales, pues diversas firmas de abogados preparan la documentación legal correspondiente.

Aquel viernes 25 de enero un tanque con 2 mil litros de propileno, un hidrocarburo de uso industrial, explotó en la sede de la empresa Watson Grinding and Manufacturing a las 4:15 de la madrugada.

En el lugar fallecieron los trabajadores hispanos Frank Flores, de 45 años, y su compañero Gerardo Castorena, de 44 años, quienes habían llegado 15 minutos antes para hacer ejercicio en el gimnasio que la empresa tenía para sus empleados.

Flores y Castorena no entraban a su turno laboral sino hasta las 6:00 de la mañana.

Frank Flores trabajó duro para mantener a su familia que amaba tanto y siempre puso sus necesidades antes que las suyas… tan sólo con palabras no se puede expresar la pérdida que sentimos”, detalla la familia del hoy occiso en el documento que entregaron a un juez en Houston pidiendo compensación económica. (Foto: Cortesía de la familia Flores)

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+