Familia hispana denuncia detención de sus hijos estadounidenses por Migración en México

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Increíble: Detiene Migración de México en Chiapas a cuatro niños estadounidenses de ascendencia hispana porque los cree indocumentados
  • “Quieren negociar la salida de mis hijos, y eso es una cosa que no es legal”
  • Sus padres les esperan en su hogar de Calhoun, Georgia. “Vacaciones del horror”

Una familia en Georgia denunció a Mundo Hispánico la detención de sus hijos en México confundiéndolos con inmigrantes indocumentados centroamericanos.

El gobierno mexicano retuvo en Chiapas a cuatro niños estadounidenses de ascendencia hispana, dos de ellos con doble nacionalidad, de manera injustificada y sin que haya manifestado razón alguna para su proceder, denunciaron en Mundo Hispánico sus padres, residentes de la ciudad de Calhoun, en Georgia.

La familia de los niños ha recibido a Mundo Hispánico en su casa de Calhoun, un poblado de Gordon County, situado en el norte de Georgia, para exteriorizar la extraña situación que les agobia por la injustificada detención de los menores en Tuxtla Gutiérrez, capital del estado sureño de Chiapas, México.

La familia dice que el gobierno mexicano, a través del Instituto Nacional de Migración de la Secretaría de Gobernación, ha rechazado los documentos que le ha solicitado a la familia, vía telefónica, para comprobar la nacionalidad de los niños, y lo ha hecho sin ofrecer explicación alguna ni precisar cuándo los liberará.

Esta situación es muy extraña, pues los niños son ciudadanos estadounidenses, como puede constatarse en su pasaporte. Incluso, dos de los menores tienen la doble nacionalidad mexicana-estadounidense.

Familia hispana denuncia detención de sus hijos estadounidenses por Migración en México
Mundo Hispánico

Para conocer los detalles de esta historia sorprendente, Mundo Hispánico ha visitado el hogar de la familia de Erick Giovani Gómez Heredia, mexicano, y Joana Santoyo Alvarado, guatemalteca, en Calhoun, Gordon County, a unas 60 millas de Atlanta.

El drama familiar, relata Joana, comenzó a partir de que la familia enviará a los niños a vacacionar a Tuxtla Gutiérrez, como lo habían hecho en años anteriores, para visitar a sus familiares. El mayor del grupo es un joven de 16 años, hermano del padre y tío de los menores.

Iba con ellos su prima, Karla Reyes, quien estaba en la entrevista y que acompañó a los niños en su visita a Chiapas. La joven relató que, al ser detenidos sus primos e internados en un albergue para niños centroamericanos, optó por no ingresar al inmueble, pues temió que ella también resultara detenida, y decidió retornar a Estados Unidos.

Joana refirió que, como lo ha hecho en años anteriores, envió a sus hijos a Chiapas para vacacionar durante seis semanas, pero durante uno de sus paseos allá los menores fueron detenidos en un retén policiaco.

Los agentes migratorios mexicanos les pidieron a los niños sus identificaciones, algo absurdo, dijo, porque los menores no suelen llevar su pasaporte cuando andan por allí, paseando, como hacían ellos, y por ese motivo fueron enviados a un albergue.

Familia hispana denuncia detención de sus hijos estadounidenses por Migración en México
Mundo Hispánico

El retorno de los niños estaba programado para el domingo 28 de noviembre, pero no pudieron concretarlo porque no los liberaron, continuó Joana. “Yo cambié los vuelos para ayer, pero no pudieron viajar porque Migración no los suelta. Ellos (los agentes), vía telefónica, nos han pedido muchas pruebas; ya se las mandamos y ni así los liberan”.

Familia hispana denuncia detención de sus hijos estadounidenses por Migración en México

“Nos pidieron cartas notariadas, mi acta de matrimonio, una carta que del hermano de mi marido, quien tiene la custodia temporal de los niños, sellada, y ellos no le dieron validez. Tenemos la carta de la persona que los va a recibir acá, mi copia de pasaporte, la copia de las actas de nacimiento”.

Johana Santoyo es oriunda de Guatemala y está casada con Erick Giovani Gómez Heredia, padre de los niños. Los cuatro son ciudadanos estadounidenses, dos de ellos, los más pequeños, con doble nacionalidad. Tres días antes de su vuelo de retorno, fueron de compras y ellos, como es de esperarse, no portaban en ese momento su pasaporte estadounidense.

“Normalmente un niño no porta el pasaporte y en un retén fueron detenidos por la policía y entregados a Migración. Ellos no creen que los niños sean ciudadanos estadounidenses”.

Familia hispana denuncia detención de sus hijos estadounidenses por Migración en México
Mundo Hispánico

Johana dice que los funcionarios mexicanos les han pedido comprobar la nacionalidad estadounidense de los menores, pese a que han visto ya los pasaportes y las actas que sus familiares en Georgia les han remitido. “Llamamos y nos dicen que están en proceso, y quieren reportar a mis hijos como si fueran indocumentados, pese a que los dos más pequeños tienen la ciudadanía mexicana, y ni a ellos los quieren entregar”.

Santoyo dejó entrever el motivo de la negativa de los funcionarios mexicanos. “Ellos quieren negociar la salida de mis hijos, y eso es una cosa que no es legal”.

Giovani manifestó que los funcionarios mexicanos “nos han respondido mal. He estado llamado a la embajada mexicana y nos dicen que no hay ninguna respuesta. Es injusto que mi pueblo mexicano lo haga, eso pasó en Tuxtla Gutiérrez. No me gusta que le hagan eso a mis hijos teniendo la doble nacionalidad y no me los entreguen. No hay explicación de por qué no me los quieren entregar”.

Familia hispana denuncia detención de sus hijos estadounidenses por Migración en México

Dodami Gómez, madre de Giovani y suegra de Johana, también atestiguó la visita de Mundo Hispánico. Dijo que su hijo y hermano de Giovani, Rúsbin González, era quien iba a cargo de los menores, pero sólo tiene 16 años de edad.

“A él le dijeron que lo podían liberar, pero sin los niños, y él se negó porque, dice, se fueron los cuatro y los cuatro deben regresar. Hablé hace un rato con él porque a mi hijo le llevaron comida y me lo pararon, y le dijeron que ellos no se explican por qué los tienen detenidos si son de aquí y llevaban su pasaporte. Han sido cuatro veces con ésta las que han viajado allá y nunca les había pasado algo similar. Yo, la verdad, me siento triste porque no es justo, no son ilegales, si ellos fueron a pasear, no se van a quedar”.

“Y tampoco cometieron ningún error. Podríamos pensar que Migración los detenga, pero son solo unos niños”.

Giovani dice que la situación es inexplicable y que se avergüenza “de mi lugar, porque yo conozco bien Tuxtla Gutiérrez, y ellos ya no se van a querer otra vez allá.

Etiquetas: , ,