Familia Hernández llenó su corazón de alegría

  • Mundo Solidario conoció la situación difícil por la que atraviesa la familia Hernández y no dudo en darle un antídoto de ánimo.
  • La familia recibió un cargamento de ayuda para mejorar sus condiciones de vida.
  • Lorena Hernández también recibió una inmensa sorpresa por parte de Mundo Solidario.

La familia Hernández llenó de alegría su corazón cuando el programa humanitario Mundo Solidario tocó la puerta de su casa con un cargamento de sorpresas, mejorando sus condiciones de vida, durante la Navidad.

Una humilde vivienda, ubicada de la ciudad de Georgia, fue testigo de un día completamente único y admirable para la familia Hernández de origen guatemalteco.

Y es que el programa humanitario Mundo Solidario, que impulsa con éxito Mundo Hispánico con el apoyo de la Policía de Cobb y los dueños de Pro Roofing, convirtieron la navidad de la Familia Hernández en una de las más impresionante y emocionantes de sus vidas.

Mundo Solidario no quiso que la angustia  y la desesperanza se adueñarán de los sentimientos y el  valor de lucha de la Familia Hernández, la cual ha pasado por circunstancias muy difíciles.

Familia Hernández-Mundo Solidario-navidad

Foto/ Captura Mundo Hispánico

Un equipo reporteril de Mundo Hispánico, encabezado por Alfredo Suárez,  conoció de cerca el modo de vida de la Familia Hernández, integrado por mujeres, niños y una madre, quien aún lucha por salir adelante a pesar de toda las trabas que se ha encontrado en su andar por el sueño americano.

“He querido ayudarlas, pero no puedo”

Lorena Hernández, es una mujer guatemalteca que dejó su país natal hace 26 años para luchar por un bienestar mejor para sus hijos en los Estados Unidos, donde se casó con hombre que no la valoró y la sumergió en medio de un ambiente lleno de dolor.

La madre hispana no tuvo  la suerte de vivir en medio de una familia alegre, debido a que sufría humillaciones y maltratos de su esposo, de quien se separó en el 2003.

Dejó a atrás todo aquello que le perturbaba y se aferró a salir adelante de con sus tres hijas en  medio de una vida cotidiana fuerte y agobiante.

 

Con el pasar del tiempo, la familia Hernández fue creciendo. Las hijas de Lorena procrearon a sus progenitores y la casa alquilada se hacía más pequeña.

Lorena tuvo que dejar de trabajar para cuidar a sus cuatros nietos, mientras sus hijas se iban a sus puestos de trabajo para sostener económicamente a la familia.

Familia Hernández-Mundo Solidario-navidad

Foto/Captura Mundo Hispánico

“Ya no puedo trabajar porque tengo que cuidar a los niños, pues ellas son las que salen a buscar trabajo para traer el sustento en la casa, pagar la renta y lo que falte”, dijo Lorena, mientras la desolación corría por sus venas.

La meta de Lorena fue asegurar un futuro promisor a sus hijas, pero aún no ha hallado el camino de la prosperidad.

“He querido ayudarlas para darle lo mejor, pero no puedo. Yo veo que muchas familias viven otra vida mejor”, sostiene Lorena.

Ella cuenta su historia en medio de sala, donde al llegar la noche se convierte en un dormitorio improvisado, donde descansan los adultos y los pequeños de la casa en otro cuarto, “creo que ya nos acostumbramos a vivir así”, dijo.

Su hija fue violada

Vivir en precarias condiciones no fue la única situación difícil por la que ha atravesado la familia Hernández.

Lorena cuenta que una de sus hijas, al cumplir 17 años de edad, fue víctima de la trata de personas hasta el punto de ser violada.

“Fue muy triste y fuerte”, dijo la madre hispana, quien se pone la mano en el corazón para pedir por un modo vida mejor para su familia.

Mundo Solidario sorprendió a la familia Hernández

La mañana en Georgia se tornaba alegre, pues la familia Hernández recibiría el mejor regalo de Navidad por parte del programa humanitario Mundo Solidario, la Policía de Cobb y los dueños de Pro Roofing.

El sonar de la bocina anunciaba la llegada de un cargamento que contenía muebles, camas, regalos y ropa, los cuales fueron entregados a la familia Hernández.

Otra de las sorpresas que recibió la señora Lorena fue que una firma de abogados la orientará de manera gratuita para la tramitación de sus documentos migratorios.

“Lo único que le puedo pedir a Santa son mis documentos oficiales”, había dicho Lorena Hernández.

Colaborares y su mano amiga

Fabio Batista y Juan Reyes son dueños de Pro Roofing, ellos no dudaron en colaborar con la familia Hernández.

“Esta comunidad nos han dado muchas bendiciones y queremos devolverle esa bendición, ayudando a la familia Hernández”, dijeron.

Por su parte, Raymond Granell, de la Policía de Cobb, se mostró contento por esta iniciativa de Mundos Hispánico y por el trabajo en conjunto realizado a beneficio de la familia Hernández en esta Navidad.

 

Search

+