Familia en el ártico diseña su casa en un domo geodésico solar

¿Te imaginas vivir en el ártico, en una vivienda poco convencional y amigable con el medio ambiente?La familia Hjertefølger lo ha hecho (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas

¿Te imaginas vivir en el ártico, en una vivienda poco convencional y amigable con el medio ambiente?

La familia Hjertefølger lo ha hecho desde 2013, y su aventura comenzó con la decisión de llevar un estilo de vida sustentable y amigable con el medio ambiente.

¿Quieres conocer esta vivienda? ¡Aquí te la presentamos!

  • Una familia noruega que tomó la decisión de llevar un estilo de vida sustentable construyó un domo geodésico en el ártico y desde 2013 vive en él
  • La vivienda se construyó a base de una mezcla de arena, barro y paja que simula la tarea de los ladrillos convencionales
  • El domo fue diseñado por la empresa Solardome Industries, especializada en la construcción de domos geodésicos ecológicos

Sin duda, son cada vez más las personas que toman la decisión de contribuir con la preservación del medio ambiente.

En medio de una época en la que el calentamiento global ha sido foco de investigaciones y creación de políticas mundiales, la familia Hjertefølger, de Noruega, tomó la decisión de contribuir con esta misión por medio de la construcción de un domo geodésico solar en pleno ártico.

De acuerdo con el portal Our Community Now, la familia Hjertefølger ha llevado un estilo de vida sustentable en la Isla Noruega de Sandhornøya, desde 2013. 

Recientemente, se han convertido en un referente para aquellos que desean emprender un estilo de vida similar, ya que su vivienda ha sido catalogada como un ‘oasis’ que algunas personas podrían considerar poco atractivo.

La pareja conformada por Benjamin e Ingrid Hjertefølger se inspiraron en el diseño de una casa cubierta por un domo solar, y eso les llevó a comenzar la construcción de su propia ‘Casa de la Naturaleza’.

Esta vivienda fue construida a base de una mezcla de arena, barro y paja, que simuló la forma y consistencia de los ladrillos que habitualmente son utilizados para construir casas.

Este domo solar fue diseñado por la empresa Solardome Industries, una compañía especializada en domos geodésicos ecológicos.

Ubicada en el ártico, la casa mantiene un estilo que ha sido definido como rústico y espacioso, adaptado a las necesidades particulares de la familia Hjertefølger.

Con una dimensión de 1,583 pies cuadrados, cuenta con cinco habitaciones, dos baños, una sala de estar, un comedor, un garaje y una terraza en la parte superior del domo.

La familia tomó también la decisión de consumir alimentos sembrados por ellos mismos dentro del domo; el precio de la vivienda es valuado en aproximadamente $403,000 dólares americanos, pero aseguran que hoy en día sus gastos son prácticamente nulos gracias a los paneles solares que han utilizado.

Gracias al éxito de su hogar, la pareja ha tomado la decisión de construir una nueva vivienda; esta vez, se trata de un domo geodésico solar que servirá como un lugar recreativo de yoga y meditación que puede ser rentado a diferentes visitantes.

Foto: Shutterstock

La vida en el ártico: La familia Hjertefølger no es la única en reservar un lugar en este sitio para ellos

Aunque la idea de la familia Hjertefølger es innovadora, no son los únicos que han recurrido al ártico para encontrar un ‘hogar’.

En meses pasados, la empresa Mondelez Int., creadora de las galletas Oreo, tomó la decisión de preservar sus recetas secretas y sus ingredientes más importantes, así como muestras de sus productos, en un lugar del ártico. Todo esto, ante la noticia de la posible caída de un asteroide en los próximos años.

Según la NASA, el asteroide 2018VP1 podría acercarse peligrosamente a la Tierra el próximo 2 de noviembre, pero los científicos aseguran que el riesgo de que dicho asteroide sea una amenaza grave para el planeta es mínimo.

Para los creadores de las galletas Oreo, esta predicción no resulta suficiente, y han seleccionado al ártico como su resguardo final en caso de una catástrofe.

Los ejecutivos de Mondelez Int. no están dispuestos a vislumbrar un futuro en el que las emblemáticas galletas Oreo no existan, por lo que han construido un búnker en el ártico capaz de resistir la caída de un asteroide.

Foto: Shutterstock

Oreo construye un búnker para proteger la receta original de las galletas Oreo

El búnker ha sido nombrado “Bóveda Global Oreo”, y es una construcción diseñada para resistir la caída de un asteroide y proteger el contenido de manera íntegra.

Este búnker fue construido en Svalbard, Noruega, y se ubica dentro del círculo polar ártico.

Es en ese sitio donde Oreo ha tomado la decisión de preservar muestras, ingredientes y recetas originales de sus productos, especialmente de sus galletas más famosas.

De entrar al búnker, se podrán encontrar empaques de galletas, leche en polvo y  la receta secreta de la galleta tradicional Oreo.

A pesar de estar en el ártico, los encargados de proteger a Oreo han tomado en cuenta cada aspecto y cada ‘amenaza’ potencial producida por un desastre natural.

Cada muestra ha sido envuelta en empaque laminado especial capaz de resistir temperaturas máximas de 300 grados Fahrenheit, equivalentes a 148 grados Celsius.

Este tipo de material especial hace posible que las galletas resistan a múltiples reacciones químicas, a la humedad, al aire y a otros elementos durante un periodo prolongado.

Oreo ha dado a conocer la ubicación exacta de la Bóveda Global Oreo en Noruega, por lo que, si deseas visitar el círculo polar ártico, la localización ha sido reportada con las coordenadas  78°08’58.1″N, 16°01’59.7″E; así, al entrar a Google Maps, este te dirigirá a una dirección en algún punto del círculo polar ártico y Noruega.

Foto: Oreo
Continua artículo relacionado