Explosión en Houston deja dos muertos y cientos de casas dañadas

David Dorantes
Actualizado en

“Esto lo digo muy en serio, si usted no tiene nada que hacer por aquí, no venga… tenemos que cuidar estas casas que están solas des los posibles saqueadores y redoblaremos la vigilancia, con nuestros compañeros del TxDPS, así que si sorprendemos a alguien robando una casa de éstas seremos muy severos porque es gente que se quiere aprovechar de la desgracia ajena. No lo hagan” advirtió Acevedo ante las posibles amenazas de robos en Spring Branch.

Acevedo y Peña detallaron que descartan que la explosión haya sido provocada de forma intencional pero que de todos modos abrieron una investigación criminal, con la División de Incendios Intencionales encabezando las pesquisas, para deslindar responsabilidades y determinar qué fue exactamente lo que provocó la tragedia.

“Estaremos muchos días aquí. Las calles estarán cerradas por lo menos hoy totalmente y en los próximos días parcialmente porque hay mucho que investigar. Creemos que en total nos tomará unos 45 días, por lo menos, para saber qué pasó exactamente porque hay muchas cosas que tenemos que investigar” detalló Acevedo y reveló que incluso un equipo especial de agentes del ATF que vuelan desde la sede central en Washington D.C. llegaran a Houston par asistir con el caso.

Hasta el momento de escribir esta historia ni Peña ni Acevedo sabían con exactitud cuántas personas había sido desplazadas de sus casas, con ayuda de la Cruz Roja de Houston, ya que las estaban llevando a un albergue en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en 703 Shadowdale Drive, también en el vecindario de Spring Branch.

Search

+