Explosión en Houston deja dos muertos y cientos de casas dañadas

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Explosión en Houston deja dos muertos y cientos de casas dañadas
Etiquetas:
  • Explosión en Houston: Un tanque con 2 mil litros de propileno estalló la madrugada de este viernes en el vecindario de Spring Branch  con un saldo de 2 personas muertas y decenas de casas dañadas.
  • Las autoridades de Houston aseguraron que, aunque no hay indicios de que la explosión haya sido provocada, abrieron una investigación de tipo criminal para deslindar responsabilidades.
  • Agentes federales y estatales se sumaron a la investigación de la tragedia que ha dejado a un número aún indeterminado de personas sin sus casas, que sufrieron severos daños estructurales.

Dos personas muertas y cientos de casas dañadas es el saldo que dejó una explosión en una fábrica en Houston el viernes en la madrugada.

Samuel Peña, Jefe del Departamento de Bomberos de Houston (HFD, por sus siglas en inglés) y Arturo Acevedo, Jefe del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés) rindieron el reporte trágico de la explosión que sacudió, literalmente, a la ciudad a las 4:15 de la madrugada del viernes 24 de enero de 2020 en la fábrica Watson Grinding and Manufacturing, de, 4515 Gessner  Road, en el vecindario de Spring Branch.

Peña y Acevedo detallaron que un tanque que contenía dos mil litros de propileno explotó por alguna razón que todavía está en investigación y que sacudió todos los vecindarios a 20 millas a la redonda alcanzando ciudades en los suburbios de Houston como Katy al oeste y Kingwood hacia el este.

El propileno es un hidrocarburo altamente inflamable y de uso industrial que se refina a partir del petróleo y el cual, de acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, es el segundo químico más usado en el mundo para efectos industriales.

Pocos minutos después de que ocurrió la explosión las autoridades del HPD y el HFD que llegaron al lugar decidieron ordenar una evacuación inmediata en las calles aledañas al siniestro.

En total se evacuaron a los residentes de 300 casas y de las cuales 200, según confirmaron las autoridades, 200 sufrieron daños estructurales y no podrán ser habitadas hasta que no se hagan reparaciones. No fue un caso tan sólo de vidrios rotos o paredes sacudiéndose.

“La verdad sí estuvo horrible, ay mi Dios, no sabe usted el miedo que pasamos” detalla Rosalinda Vargas, una mesera mexicana de 56 años y quien fue evacuada de su casa a tres cuadras de la zona de la explosión.

Vargas detalla que cargó a su perro y salió corriendo cuando escuchó la explosión.

“Se sintió un tronido espantoso que sacudió toda mi casa, horrible, se cayeron los cuadros y se rompieron los vidrios… agarré lo que pude y salí corriendo con mi perrito. Me subí al carro y me fui…  ya no puedo volver a mi casa. Me voy a ir con mi hija” dijo Vargas, a MundoHispánico, con los ojos enrojecidos por las lágrimas y aún sacudiéndose por el susto.

Cinco cuadras a la redonda, alrededor de la dirección del siniestro, las autoridades bloquearon la circulación y a lo largo del viernes nadie podrá entrar a la zona por órdenes del HPD y el HFD que seguía trabajando en controlar el fuego.

La explosión causó muchos problemas más para las autoridades y ciudadanos de Houston.

Dos escenas, proporcionadas por las autoridades, de la desvastación que quedó en el sitio en el que ocurrió la explosión en el vecindario de Spring Branch en el oeste de Houston. Decenas de pedazos de fierro y líquido inflamable salieron volando varias millas a la redonda.En primer plano se observa un árbol totalmente quemado. (Foto: Departamento de Policía de Houston)

El primero es el de los desechos, según explicó Peña del HFD, que se esparcieron a decenas de millas de distancia alrededor de Spring Branch con la fuerza de la explosión.

“Volaron restos de la explosión en todas direcciones así que si alguien de la comunidad encuentra algo quemado, de hierro o una especie de goma, no lo toque porque es peligroso. Sin embargo, es muy importante que nos den aviso para recogerlo y guardarlo como evidencia. Pero lo más importante es su seguridad por lo que no deben intentar tomarlo” detalló Peña.

En la investigación de la explosión se sumaron agentes en Houston del  Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), Buró de Armas, Explosivos y Alcohol y Tabaco (ATF, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Seguridad Pública de Texas (TxDPS, por sus siglas en inglés).

Otro de los problemas que provocó la investigación para las autoridades es el de los posibles saqueadores del vecindario en las casas que están desalojadas.

Dos personas muertas y cientos de casas dañadas es el saldo que dejó una explosión en una fábrica en Houston el viernes en la madrugada.
Agentes del FBI, a petición del Departamento de Policía de Houston, se sumaron a las investigaciones para determinar qué ocasionó que el químico estallara en una fábrica y causara la pérdida de dos vidas humanas y por lo menos cientos de miles de dólares en daños materiales. Las autoridades estarán en el lugar investigándolo durante los próximos 45 días por lo menos. (Foto: David Dorantes/MundoHispánico)

“Esto lo digo muy en serio, si usted no tiene nada que hacer por aquí, no venga… tenemos que cuidar estas casas que están solas des los posibles saqueadores y redoblaremos la vigilancia, con nuestros compañeros del TxDPS, así que si sorprendemos a alguien robando una casa de éstas seremos muy severos porque es gente que se quiere aprovechar de la desgracia ajena. No lo hagan” advirtió Acevedo ante las posibles amenazas de robos en Spring Branch.

Acevedo y Peña detallaron que descartan que la explosión haya sido provocada de forma intencional pero que de todos modos abrieron una investigación criminal, con la División de Incendios Intencionales encabezando las pesquisas, para deslindar responsabilidades y determinar qué fue exactamente lo que provocó la tragedia.

“Estaremos muchos días aquí. Las calles estarán cerradas por lo menos hoy totalmente y en los próximos días parcialmente porque hay mucho que investigar. Creemos que en total nos tomará unos 45 días, por lo menos, para saber qué pasó exactamente porque hay muchas cosas que tenemos que investigar” detalló Acevedo y reveló que incluso un equipo especial de agentes del ATF que vuelan desde la sede central en Washington D.C. llegaran a Houston par asistir con el caso.

Hasta el momento de escribir esta historia ni Peña ni Acevedo sabían con exactitud cuántas personas había sido desplazadas de sus casas, con ayuda de la Cruz Roja de Houston, ya que las estaban llevando a un albergue en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en 703 Shadowdale Drive, también en el vecindario de Spring Branch.

Otras personas, como Rosalinda Vargas, prefirieron irse a casas de familiares o amigos.

Según Peña, en un reporte hecho en las primeras horas de la tarde, tienen registro de 8 personas que fueron a hospitales de la zona para atenderse lesiones menores provocadas en sus casas por la onda expansiva de la explosión.

Peña concluyó que no se darán a conocer los nombres de las dos personas fallecidas sino hasta que sean informados su familiares. Sin embargo, anticipó que los dos eran parte del personal que trabajaba en el lugar en el que sucedió la explosión.

La Oficina para el Manejo de Emergencias de Houston emitió un comunicado en el que reveló que la calidad del aire en la ciudad de Houston no se vio afectada de manera significativa luego de la explosión en Spring Branch.

Desde su lanzamiento en 2015, MundoHispanico.com ha crecido rápidamente para convertirse en el destino digital de noticias nacionales e internacionales elegido por los hispanos en Estados Unidos. Le informamos acerca de todo lo que tiene que saber para mantenerse al día. Además, contamos con segmentos dedicados a la moda, entretenimiento, finanzas, deportes y más. Encuentre nuestro canal en YouTube, síganos en Facebook, Instagram y en Twitter.